Escenario

"Luca Prodan abrió la ventana y liberó la represión que había en la forma de hacer rock"

Oscar Jalil es el autor de "Luca Prodan. Libertad, divino tesoro", libro que se presenta hoy en El Diablito. Anécdotas y relatos sobre el tano reo que marcó a fuego la música argentina.

Viernes 06 de Noviembre de 2015

En el marco del ciclo "Literatura y rock", organizado por Editorial Planeta y El Diablito Bar, hoy se presenta el libro biográfico de "Luca Prodan. Libertad, divino tesoro", con la presencia de su autor Oscar Jalil y la compañía del músico rosarino Coki Debernardi.

El texto de Jalil es la historia de un mito, una estrella fugaz llamada Luca Prodan que en sólo un puñado de años logró meterse de lleno en rock nacional. "Luca propone un estado de libre pensador que hasta ese momento no había, por una situación particular porque vivíamos en dictadura y había un estado de represión interna. Y llega este italiano casi como un marciano, totalmente desinhibido, liberado en cuanto a sus costumbres y maneras de pensar, con un montón de discos, música e información que tenían muy pocos, salvo los muy enterados o que viajaban".

"Luca abre una gran ventana, sobre todo a los músicos de Sumo, en cuanto a liberarlos de ese estado de represión interno en cuanto a la manera de hacer rock", agrega.

El libro tiene poco más de 500 páginas repletas de anécdotas desconocidas que hablan de un hombre en fuga. De aquel tano con acento inglés que huye del colegio en Escocia, del servicio militar y hasta de la heroína.


"Empecé en enero de 2012, no escribiendo todo el tiempo el libro, pero sí con Luca hostigándome todo el tiempo en mi cabeza", confiesa Jalil sobre el libro, una biografía construida de forma coral en base al testimonio directo de familiares y amigos del cantante de Sumo. Viajes y tiempo de años le demandó a Jalil recabar cada una de las voces que aparecen en el libro.

El trabajo de Jalil logra, de forma minuciosa, contextualizar a Luca dentro de su historia familiar y dentro de una época. "Para mí era fundamental contar la historia de la familia Prodan", afirma el autor, para quien "si no se entiende quien era el padre, la madre o la hermana de Luca no se puede entender ese escape permanente que tiene la vida de Luca", y donde "la historia padre e hijo determina buena parte de la vida de Luca y su personalidad".

—¿Qué historia desconocida de Luca te llamó más la atención?

—Me gustó mucho una historia que cuenta Lila Riquelme, que fue esposa de Alejandro Sokol. Ella cuenta que siendo muy jovencita tiene una enfermedad que la mantiene postrada por varios meses en su casa. Era compleja la situación porque no sabían qué tenía. No se podía mover y tenía que quedarse en la cama. Y Luca empieza a ir todas las tardes a la casa a ponerle música. Ella casi no podía ni hablar. El llegaba, se sentaba al lado y le ponía un cassette de Beethoven o The Wailers. Ese era Luca. Sin que nadie se lo pidiese ni ser grandes amigos se establece esa relación. Su función principal era acompañarla de manera silenciosa.

"Luca Prodan. Libertad, divino tesoro", se presenta hoy a las 19.30 en El Diablito, Maipú 622. Entrada gratuita.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario