Escenario

"Lovecraft Country", una metáfora sobre el racismo en un mundo de terror cósmico

El envío, que se estrena hoy por HBO, describe la travesía de personas de raza negra que enfrentan el horror y la segregación.

Domingo 16 de Agosto de 2020

El envío, que se estrena hoy por HBO, describe la travesía de personas de raza negra que enfrentan el horror y la segregación

Con una combinación de elementos de terror y ciencia ficción, la nueva serie original "Lovecraft Country" se propone exponer la violencia de una historia contextualizada en temas como el racismo y la discriminación en los Estados Unidos los de los años 50 marcados por las leyes Jim Crow. El envío, que se estrena hoy por HBO y HBO Go, está basado en la novela homónima de Matt Ruff y cuenta con el director J.J. Abrams en el equipo de productores bajo la dirección de Jordan Peele.

A lo largo de diez episodios, la serie sigue a Atticus Freeman (Jonathan Majors), su amiga Letitia (Jurnee Smollett-Bell) y su tío George (Courtney B. Vance), quienes emprenden un viaje en búsqueda de su padre desaparecido (Michael Kenneth Williams). Este viaje se transforma en una lucha por la supervivencia y por la superación tanto del terror racial de una "América blanca" como de los aterradores monstruos salidos de un libro del genio del terror y la ciencia ficción H.P. Lovecraft.

Embed

Lovecraft, considerado un ícono del "horror cósmico" con el que logró permear la cultura pop tanto en la literatura, el cine y hasta los videojuegos, narró historias que revolucionaron el género del terror al combinarlo con la ciencia ficción, creando mundos fantásticos en donde los peores miedos están a la orden del día. Ese ingrediente se fusiona en la serie con las infranqueables leyes Jim Crow que en la década del 50 propugnaban la segregación racial en todas las instalaciones públicas bajo el lema "separados pero iguales" y se aplicaban a los afroestadounidenses y a otros grupos étnicos no blancos.

Además del equipo de producción y dirección y una impecable recreación de época, este road trip que recorre diversos escenarios de Estados Unidos, fue creado originalmente en la novela del escritor Matt Ruff, quien escribió el libro pensando en una serie de televisión, pero luego lo transformó en una novela que finalmente terminó en formato audiovisual.

"Originalmente concebí «Lovecraft Country» como una serie de televisión", contó Ruff en declaraciones a El Periódico. "Esto fue en 2007, y los productores con los que estaba hablando en ese momento no estaban interesados, por lo que volví a imaginar la historia como una novela. La estructura del libro ciertamente estuvo influenciada por esto: es el equivalente literario de una temporada de televisión, con cada capítulo como un episodio independiente y como parte de una historia de arco más grande. En cuanto al estilo y el ritmo de las escenas de acción, así es como escribo. Siempre he estado tan inspirado por el cine y la televisión como lo he estado por otros escritores de prosa, por lo que todas mis novelas tienen una sensación cinematográfica".

SUPREMACÍA BLANCA. Según Ruff, aunque Lovecraft fue un supremacista blanco, algunas de sus historias pueden incluir al racismo como parte del terror, aunque no necesariamente deba ocurrir así. "H.P. Lovecraft fue abiertamente un supremacista blanco, por lo que si estás tratando de crear un retrato honesto del propio hombre, o estás lidiando con su legado, su racismo será parte de eso. Por otro lado, si solo estás contando una historia sobre horror cósmico y monstruos de más allá del tiempo y el espacio, entonces no, no tienes que mencionar la raza en absoluto, a menos que lo desees. Pero es posible que desees hacerlo. Si el racismo sigue siendo una fuerza poderosa en la sociedad, incluirlo, incluso en una historia que no trata sobre la raza, puede hacer que el relato sea más realista, lo que a su vez hace que la fantasía sea más rica y más creíble", explicó.

En ese sentido, recordó una escena en la que un grupo de blancos le advierte a los protagonistas negros sobre le peligro de adentrarse en determinados territorios, a lo cual responden que el miedo que genera el racismo probablemente supere a cualquier otro. "¿Cuál es la mayor amenaza para la seguridad y la cordura, el fantástico «Lovecraft Country» de la magia y los monstruos, o el «Lovecraft Country» mundano del racismo y la supremacía blanca? Creo que la respuesta es mundana, porque incluso si creés en el horror cósmico, el racismo afecta a más personas, y no tenés que ir a hurgar en una tumba para encontrarlo".

Aunque Muff no se considera parte de un movimiento literario encolumnado detrás del estilo de Lovecraft, reconoce que otros autores, además de él, dieron un impulso renovado al autor. "Mis novelas son todas muy diferentes: «Lovecraft Country» es mi primer trabajo de horror, y mi siguiente novela, el libro que acabo de terminar, es una historia de ciencia ficción sobre realidad virtual y videojuegos. No sé si tiene sentido verme como parte de un movimiento. Lo describiría como que me ha tocado mi turno en un género de ficción que siempre ha sido popular en Estados Unidos. En cuanto a otros autores, no son de horror cósmico, pero recomendaría la novela de Paul La Farge «El océano de la noche». Al igual que «Lovecraft Country» y «La balada de Tom el Negro» del español Víctor LaValle, se relaciona con el legado de Lovecraft de una manera realmente interesante", concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario