Escenario

Lou Reed y Laurie Anderson fascinaron a Fráncfort con su show minimalista

Llegaron de Nueva York para hechizar la noche de Fráncfort: el músico estadounidense Lou Reed y su mujer, la artista, música y performer Laurie Anderson, ofrecieron por primera vez un concierto conjunto en Alemania. La pareja neoyorquina se presentó anoche con una mezcla de temas de Reed interpretados en conjunto, muestras ya clásicas de la calidad vocal de Anderson y collages sonoros vanguardistas. Video: el guitarrista y la violinista en un show de lujo.

Jueves 03 de Septiembre de 2009

Fráncfort.- Llegaron de Nueva York para hechizar la noche de Fráncfort: el músico estadounidense Lou Reed y su mujer, la artista, música y performer Laurie Anderson, ofrecieron por primera vez un concierto conjunto en Alemania.

La pareja neoyorquina se presentó el miércoles por la noche con una mezcla de temas de Reed interpretados en conjunto, muestras ya clásicas de la calidad vocal de Anderson y collages sonoros vanguardistas.

La pareja contó con el apoyo musical de Sarth Calhoun, músico de cuño electrónico que ya colaboró otras veces con Reed, por ejemplo en el trio Metal Machine.

Los aproximadamente 2.200 espectadores que agotaron las entradas del teatro Jahrhunderhalle cerraron con un largo aplauso las casi dos horas del show íntimo titulado “The Yellow Pony and other songs and stories” (“El pony amarillo y otras canciones y cuentos”).

El guitarrista y la violinista abrieron la velada con la pieza electrónica instrumental de Reed “Dorita”, del album “Magic and Loss” (1992). En atención al público, se escuchó después a Anderson recitar en alemán su lacónico poema “Progress” (“Progreso”). “Hansel y Gretel están vivos y andan bien”, sonó en la voz la artista la primera línea de la obra.

Las seis hojas del programa que esperaban sobre las butacas del teatro a los espectadores con las letras de las canciones (incluidos los bises)   fueron muestra suficiente de que además de componer música, ambos se dedican a la escritura de textos melancólicos e irónicos.

Lou Reed, miembro original de “The Velvet Underground”, banda inspirada por Andy Warhol, y autor de numerosos álbumes solistas, hizo sonar su voz poderosa en algunos de sus temas más conocidos: “Pale blue eyes”, “Rome had Juliette” y “Halloween Parade”, que se escucharon en versiones menos roqueras que las originales y con el acompañamiento de Anderson.

La puesta en escena resultó bastante despojada: sólo un par de reflectores de color y la luz negra modificaban la vista del escenario.

Anderson, hoy de 62 años, se ubicó durante el concierto a un lado del escenario, en teclados, que ejecutó en lugar del violín, y acompañó de con canto y recitados. Graciosa, cálida y sensual, con su voz extrañamente masculinizada por momentos, la artista mantuvo en general contacto visual con Reed, que tocaba del otro lado. En el medio estaba Calhoun.

Reed se levantó para el aplauso de cierre, e instantes después, mientras tocaba el más bien oscuro pero muy ambicioso collage sonoro “Junior Dad”, algunos espectadores dejaron la sala. El resto se deshizo en aplausos, especialmente después del último bis, una versión del tema de amor de la Velvet “I'll Be Your Mirror”, ejecutada a dúo con Anderson. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario