Escenario

Los últimos días de Ringo Bonavena en un documental

Muchos enigmas surgieron desde entonces alrededor del pugilista que ahora, a 39 años de distancia, recuerda José Luis Nacci en su documental “Soy Ringo”.

Sábado 09 de Mayo de 2015

El 22 de mayo de 1976 Oscar Natalio “Ringo” Bonavena, el boxeador argentino peso pesado de 33 años, que llegó a pelear con el genial Mohamed Ali, fue asesinado a balazos en el Mustang Ranch de Reno, en Estados Unidos, un inmenso burdel, y muchos enigmas surgieron desde entonces alrededor del pugilista que ahora, a 39 años de distancia, recuerda José Luis Nacci en su documental “Soy Ringo”.

    Nacci, que era muy joven cuando la noticia llegó a la Argentina y entonces trabajaba empezaba su relación con el periodismo en El Cronista Comercial, quedo marcado por el hecho que, dado que no existía la comunicación al instante del presente, llegó viciada por rumores que, con el paso del tiempo se fueron resolviendo y que ahora aparecen en su relato.

    Bonavena se había relacionado en Reno con un oscuro personaje, el siciliano Joe Conforte. propietario del Mustang Ranch, en Nevada, el primer prostíbulo legal de los Estados Unidos, un siniestro personaje que fue interpretado por Joe Pesci en el filme “Love Ranch” (2010), que tras varios procesos por faude escapó hacia Brasil donde no se supo más nada de él, y se supone que el pugil habría mantenido un romance con su su esposa Sally, fallecida en 1992.

    Si bien es veterinario, muy joven Nacci ejerció el periodismo como cronista, se interesó por el cine, y se matriculó como realizador de la Escuela Nacional de Experimentación y Realización Cinematográfica (Enerc), para dedicarse a la docencia en diversos centros de enseñanza, así como en supervisor de guiones.

    Además de imágenes difíciles de rastrear, localizadas en colecciones privadas, así como del Museo del Cine, del Archivo General de la Nación y la Biblioteca del Congreso, Nacci contó con la palabra de familiares, de Alberto Oliva, Oscar Trotta, Ernesto Cherquis Bialo, Carlos Irusta, Ezequiel Fernández Moores, Héctor “Bambino” Veira, Roberto Paladino y Dimas Suarez, entre otros.

    “Usé muchas fotos tomadas de El Gráfico, que contaba con un plantel de reporteros excepcional, y además use para el registro de varios momentos del relato película Super 8, que le da un grano muy especial, en especial todo lo que tiene que ver con Reno, en Nevada, donde murió”.

    El filme ya tuvo un recorrido dentro y fuera del país, ya que se vio en el 16º Bafici, en La Habana, en el Festival de Cine del Mar, Uruguay, en el Festival Leonardo Favio de Bolivar, en el festival internacional de documentales E tudo verdade, de Brasil, y mereció el premio principal en el Festival Internacional de Cine Deportivo FICD 2015.

    “Cuando ocurrió la muerte de Bonavena yo tenía 26 años y todo el mundo no terminaba de saber cómo fueron las circunstancias, cómo se habían dado los hechos y siempre primaban los rumores, y algunos pensaban que lo habían matado porque se resistió a perder una pelea, pero nada de eso había ocurrido y cuando se llegó al velatorio, todo estuvo más claro”, recuerda el cineasta.

    “De aquella época me quedó un gran impacto y dolor, pero también el deseo de saber los detalles de lo que había ocurrido y en 2008, al ver elfilme «Cuando éramos reyes?, de Leon Gast, que es una obra maestra, acerca de la pelea de Alí con Foreman, que fue en Africa, me dije «Tengo que hacer algo con Ringo»”, explica.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS