Escenario

"Los políticos sólo piensan en ellos mismos y en cómo subir en la escalera del poder"

Hugh Grant habló de su personaje en la miniserie "A Very English Scandal", que cuenta la historia real de un legislador británico juzgado por intento de asesinato.

Martes 05 de Marzo de 2019

Después de brillar en la temporada de premios de Hollywood, la miniserie de la BBC "A Very English Scandal" llega a esta parte del mundo. El próximo domingo a las 22 se estrena en el canal AMC esta miniserie protagonizada por Hugh Grant (nominado recientemente como mejor actor en los Screen Actors Guild Awards) y Ben Wishaw (ganador de un Globo de Oro como mejor actor de reparto). La dirección es nada menos que de Stephen Frears, el realizador británico que se destacó por películas como "Relaciones peligrosas", "Alta fidelidad" y "Florence".

Sexo, mentiras y un duro golpe al establishment son algunos de los ángulos que "A Very English Scandal" cubre en tan sólo tres episodios. Basada en el libro homónimo de John Preston, la serie refleja la impactante historia real de Jeremy Thorpe (Grant), el primer político británico en ser juzgado por conspiración de asesinato. La acción se sitúa a fines de la década del 60, cuando la homosexualidad acababa de ser despenalizada. Thorpe, líder del Partido Liberal y el líder más joven de cualquier partido político británico en cien años, tiene un secreto que está desesperado por ocultar. Pero este secreto se ve amenazado por la existencia de su ex amante, Norman Scott (Wishaw), a quien Thorpe cree poder silenciar de una sola manera.

El juicio de Jeremy Thorpe cambió la política para siempre. El público británico descubrió ahí los secretos más oscuros del establishment y los extremos a los que algunos estaban dispuestos a recurrir para mantener sus secretos. El caso conmocionó al país, especialmente considerando que hasta entonces pocos sabían que Thorpe era homosexual. Por el contrario, se presentaba a sí mismo como un hombre de familia, casado (en dos oportunidades) y padre de un hijo.

Este papel se convierte en un festín en manos de Hugh Grant, quien durante largos años fue considerado el protagonista perfecto de comedias románticas como "Cuatro bodas y un funeral" o "Notting Hill", pero que ahora demuestra que la madurez le sienta muy bien como actor.

Sexo, mentiras y escándalo

Grant además tiene experiencia en los dos temas principales de la serie: política y escándalo. Durante buena parte del nuevo milenio ha liderado la campaña Hacked Off, que pretende limitar la intromisión de la prensa en la vida privada, y apareció en varias ocasiones frente al Parlamento y participó en lobbies a favor de la causa. Esto lo convirtió en enemigo de cierto sector periodístico, especialmente de los tabloides, que han adoptado como práctica humillarlo con malas críticas o comentarios mezquinos.

Nada de eso, por supuesto, puede compararse a la lluvia de terribles tapas que protagonizó en 1995, cuando en una fatídica noche fue descubierto por la policía en un auto junto a una prostituta que levantó en Hollywood Boulevard. Lo que siguió fue un escándalo con "E" mayúscula. Pero mientras muchos otros hubieran desaparecido por un tiempo, Grant apareció a los pocos días en el show de Jay Leno y enfrentó el huracán. Jeremy Thorpe, su personaje en "A Very English Scandal", tomó la decisión contraria, lo que terminó con su prometedora carrera política.

En una reciente entrevista, Hugh Grant sostuvo que su percepción con respecto a la prensa amarilla no cambió en nada después de protagonizar esta miniserie. "Siempre he dicho, en forma muy consistente, que lo que el periodismo debería estar haciendo es exponer la corrupción, la hipocresía, el escándalo: eso es lo que llamamos periodismo de interés público. La clave es separar el interés público de lo que le interesa al público, porque no es lo mismo. Puede ser de interés para el público una nota intrusiva sobre una madre que acaba de perder a un hijo por el cáncer, por ejemplo, pero eso no es de interés público", explicó."Revelar el hecho de que Jeremy Thorpe ordenó un asesinato, y considerando que él era el político más prominente en ese momento, es definitivamente de interés público y es exactamente lo que los diarios deberían estar haciendo. Toda mi campaña tiene que ver con incentivar una cosa y desincentivar la otra", afirmó.

El actor aclaró que la prensa de entonces no tuvo como intención exponer la orientación sexual de Thorpe. "Ellos expusieron a un asesino. Al revelar un plan de asesinato, incidentalmente se reveló el hecho de que Thorpe era gay. Si uno se presenta como potencial líder del país, no puede ser al mismo tiempo un asesino", recalcó.

El protagonista de "Notting Hill" también comentó que su percepción de la política y los políticos en general tampoco cambió tras interpretar a Jeremy Thorpe. "La verdad es que confirmé mi punto de vista, que adquirí después de pasar los últimos seis años en la campaña a la que nos referimos antes y, por lo tanto, estar mucho tiempo en compañía de miembros del Parlamento inglés", deslizó. "Los políticos probablemente responden a ese viejo refrán que decía que la política es show business para gente fea. Pienso que eso es verdad. Su instinto natural es hacia ellos mismos: cómo pueden promoverse a sí mismos, subir en la escalera del poder, conseguir más atención. Todo es yo, yo y yo, igual que en el show business. Y no tienen escrúpulos para llegar a donde quieren llegar", aseguró.

Según el actor, estudiar el escándalo de Thorpe, y particularmente al mismo Thorpe, "que no tuvo escrúpulos en su intención de deshacerse de sus enemigos", lo llevó a confirmar su opinión sobre los políticos. "Cuando los políticos toman cualquier decisión sobre cómo van a votar y qué opinión van a expresar, lo primero que piensan es cómo los afectará en lo personal y a sus carreras. Más abajo en la lista, en el número ocho de las prioridades, puede estar el bien del país", disparó.

Grant estuvo involucrado en un gran escándalo en 1995, pero decidió ser honesto. "Creo que mientras más excusas des o trates de ocultarlo es peor. Ese fue uno de los errores de Thorpe, tratar de ocultar todo. Pero eran tiempos diferentes y él era otro tipo de persona. Mi consejo es enfrentarlo", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});