Escenario

Los personajes de tinta y papel regresan a la Ciudad del Pecado

"Sin City 2: una mujer para matar o morir" es la continuación de la exitosa primera entrega a cargo de Frank Miller y Robert Rodriguez. En esta demorada secuela reaparecen personajes de la entrega anterior.

Jueves 11 de Septiembre de 2014

"Allá afuera hay una dama por la cual matar. Basin City es la ciudad donde vives con los ojos abiertos, o no te vas más", afirma un personaje en blanco y negro, mientras es una mujer de pelo ondulado y labios rojos la que sostiene en su mano una pistola humeante. Casi diez años después, el dúo formado por Frank Miller y Robert Rodríguez se reunió para recrear el mundo de Basin City, la Ciudad del pecado. El resultado es "Sin City 2: una mujer para matar o morir", que se estrena hoy en Rosario .

Una de las máximas del pulp y del cine negro es "cherchez la femme", busca a la mujer, como una punta a partir de la cual desenmarañar cualquier conflicto, pero en el que generalmente confluyen pasión, sangre y traición. Y por supuesto, una mujer como fuente de todos los problemas.

Esta secuela de la exitosa primera entrega de 2005 no es la excepción. La expresión, creada por Alejandro Dumas y tomada como propia por el género, llega precedida de una llamada telefónica inocente y un pedido de auxilio.

Dwight McCarthy (Josh Brolin) es llamado por su antigua amante, Ava Lord (Eva Green), quien le pide ayuda para escapar de su abusivo marido, el millonario Damien Lord (Marton Csokas). Dwight descubre que las verdaderas intenciones de Ava son más siniestras de lo que parecen. Y partir de allí, la Ciudad del Pecado vuelve a poner cara a cara a los villanos y a los héroes más duros.

Con los protagónicos de Jessica Alba, Mickey Rourke, Joseph Gordon-Levitt, Rosario Dawson y Bruce Willis, además de Eva Green y Josh Brolin, en esta demorada secuela reaparecen algunos de los personajes de la entrega anterior, además de la participación estelar de Lady Gaga en su segundo trabajo en cine y en el rol de camarera (ver aparte).

Es el caso de Marv (Willis), en torno al cual giró la trama en 2005, como un duro ex convicto por un crimen en realidad nunca resuelto. Entregado al alcohol y los fármacos, su destino era vengar la muerte de su único amor. En aquel filme también aparecía en escena Dwight, el detective privado que encarna Brolin, y quien tomó a su cargo la protección de sus amigos después que es asesinado un policía de su grupo más cercano.

Esta adaptación al cine del segundo volumen de la serie de historietas creadas por Frank Miller en 1991 tiene una estructura de capítulos que están vinculados argumentalmente por la violencia de una ciudad donde el crimen y los criminales son una plaga.

La película comienza con el capítulo "Just Another Saturday Night", con un personaje (Rourke) que despierta rodeado de cadáveres. Después de recobrar la conciencia y comprender dónde se encuentra, refinará la búsqueda en su memoria hasta reconstruir qué hizo la noche del sábado para terminar en esa situación.

"The Long Bad Night" cuenta la historia de Johnny, un apostador a cargo de Joseph Gordon-Levitt ("Entre sus manos", "Lincoln", "Looper: asesinos del futuro") que se enfrenta a políticos y policías corruptos, con una camarera (Bertha, interpretada por Lady Gaga) como amuleto para su buena suerte.

En "A Dame to Kill For", que da título al filme, se ve una representación de varios de los tópicos de las novelas policiales, como el del detective que interpreta Josh Brolin y que, como se dijo, cae en las redes de una ambigua mujer.

En "Nancy's Last Dance" una bailarina alcohólica (Jessica Alba) lamenta el suicidio de un policía, segmento que como se verá, se trata de la secuela de una historia que comenzó en la primera entrega.

La estética visual que le imprimen Rodriguez y Miller a "Sin City" es coherente con la entrega anterior y con su ADN de cómic, con una fotografía casi en su totalidad en blanco y negro y color sólo para acentuar detalles de la atmósfera.

El filme sucede a un éxito de taquilla como la primera entrega que recaudó más de 74 millones de dólares en todo el mundo y tiene la garantía de un dúo como el que forman Robert Rodríguez y Frank Miller.

La carrera de Miller en la historieta comenzó a finales de los setenta, cuando se unió a las filas de la editorial Western Publishing, para luego colaborar con Marvel Comics y DC Comics. En los 80 colaboró en proyectos como "Daredevil" y "Batman: el caballero de la noche asciende", en el cual aportó su sello de una visión sombría de la realidad. Como guionista, "300" y "300: El nacimiento de un imperio", figuran como sus trabajos más reconocidos.

Rodriguez fue un director precoz y exitoso. Con sólo 23 años de edad fue el responsable de "El mariachi", en 1992, a la que sucedieron "Desperado" (1995) con Antonio Banderas, y "Del crepúsculo al amanacer" (1996), con Salma Hayek, y también toda la saga de "Mini espías", además de "Machete Kills".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario