Escenario

Los periodistas festejaron su día apostando fuerte en el casino de Rosario

El City Center Rosario agasajó a los hombres de prensa con una fiesta en la que no faltaron las apuestas, los ganadores y, por supuesto, los perdedores. Como en la película "¿Qué pasó ayer?", la fotogalería de LaCapital.com.ar refresca la memoria de los invitados. La velada culminó con el trencito de la alegría digno del carnaval carioca de un casamiento. ¿Era necesario?

Miércoles 08 de Junio de 2011

"¿Qué pasó ayer?". Así se llama la película que cuenta la historia de una barra de amigos que viaja a Las Vegas para celebrar la despedida de soltero de un amigo y el día después de la gran noche no recuerdan qué pasó. Nada. Y ni siquiera las pistas que encuentran a su alrededor les sirven para refrescar la memoria. Al final, un puñado de fotos les muestra lo que sucedió y los muchachos no pueden salir de su sorpresa.

Así también se podría titular la crónica de la fiesta que se organizó ayer para celebrar el Día del Periodista en el City Center Rosario, que fue muy concurrida, bastante agitada y, sobre todo, difícil de recordar por los mediáticos VIP que poblaron el salón central del restaurante principal del casino. Y no es así porque quieran borrar de la memoria lo que pasó sino, simplemente, por los ríos de alcohol que corrieron durante la paqueta velada.

Para recordarles lo sucedido, que no tiene nada de malo, LaCapital.com.ar les ofrece las fotos que responden la pregunta: "¿Qué pasó ayer?". También les cuenta a los que no estuvieron, porque no los invitaron o porque no quisieron ir, que el encuentro fue, como cada año, divertido, excitante y lleno de figuras de la radio y la televisión, esas que la gente común, el ciudadano de a pié, con suerte ve en las carteleras de la vía pública.

Un breve resúmen: hubo muchas mujeres bellas, divinas, inquietantes, pero como siempre la más entrañable fue Anita Martínez, la reina de las mañanitas de Cablevisión. Vestidido mínimo, zapatos altísimos y flequillo rozándole la nariz dejó a su pasó nada más que susprios. Y de las famosas fue la única que no se enojó con el Top Five que publicó ayer LaCapital.com.ar de "Las chicas más lindas de la televisión abierta rosarina".

Publicación que, a la luz de los visto ayer en el casino, amerita una fe de errata: en el ranking debía estar y lamentablemente fue omitida Ileana Luetic, la luminosa conductora del noticiero matutino de Canal 3, que sin necesidad de una superproducción, como varias de sus colegas, reveló ser el faro que a la distancia muestra el camino a los navegantes solitarios que en aguas borrascosas buscan a la más linda.

La delegación de Canal 3, la más numerosa, estuvo encabezada por Sergio Roullier, que tenía más cara de cansado que el comisario Cristián Sola después de interrogar al comisario que dejó salir, como pacho de su casa, al narcotraficante que se fugó de la alcaidía de Tribunales. Pese a la insistencia de Paulita Caffaratti, el hada madrina del City Center, no jugó. Ni siquiera cuando, acodado junto a la mesa de póker, fue desafiado por un colega.

Ariel Bulsicco llegó tarde, como sólo saben hacerlo las estrellas, y se zambulló en la fuente de lomo con papas que presidía la mesa principal del ágape. Su acompañante, la irresistible Gaby Peralta, se corrió de un salto: se ve que no quería que el clavado del conductor del noticiero del 5 la salpicara. El talento del conductor de "Dos tipos audaces" superó al de Pedro Squillaci, el crítico de espectáculos de La Capital, que con su salto a la comida emuló a los clavadistas de Acapulco.

Después de la cena, después de los brindis, llegó el baile. Sólo unos pocos, los más entusiastas se animaron a salir a la pista y quizás hubiera sido mejor que no lo hicieran. Un martes de una helada noche de otoño, por buena que sea la calefacción del lugar, un "trencito de la alegría" es "too much". Un gesto que, por más que la locomotora fuera la poderosa Carolina Coscarelli y el furgón de cola Pablito "El busuqueiro" Czentorycky, aparece como exagerado.

Por más que la celebración del Día del Periodista a algunos los haga creer que vale todo.
 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario