Escenario

Los Nocheros: "Hacía falta un cambio en el folclore"

Los Nocheros muestran su gen y están aquí para cantarlo. La banda integrada por Mario Teruel, Kike Teruel, Rubén Sergio Ehizaguirre y Alvaro Teruel presentan su disco “Gen” el próximo viernes y sábado, a las 21.30, en Teatro El Círculo.

Domingo 30 de Marzo de 2008

Los Nocheros muestran su gen y están aquí para cantarlo. La banda integrada por Mario Teruel, Kike Teruel, Rubén Sergio Ehizaguirre y Alvaro Teruel presentan su disco “Gen” el próximo viernes y sábado, a las 21.30, en Teatro El Círculo. “Tendríamos que llamarnos «voy a comerte el corazón a besos», porque muchos nos conocen por esa canción”, dijo Ehizaguirre, en diálogo con este diario.
  —¿Por qué eligieron el nombre “Gen” para este disco?
  —Tiene que ver en este caso con la cuestión genética musical. La gente conoce Los Nocheros a partir de las baladas, de canciones románticas. Nosotros nos hicimos populares hacia el país y fuera del país gracias al cuarto disco nuestro (“Signos”), que tiene “Entre la tierra y el cielo”, más allá que mucho antes en el interior a nosotros se nos conocía y sabían que en el folclore estaban nuestros cimientos musicales. “Gen” es porque esta música es la que llevamos adentro desde siempre como “Zamba para no morir”, “Piedra y camino”, “La chacarera del 55”, son temas que sonaban en los asados y nos hemos criado cantándolos.
  —¿Reniegan de la popularidad obtenida por los temas de contenido romántico?
  —No, al contrario, estamos agradecidos. En Chile nos conocieron por el tercer disco “Ven por mí”, donde está “Mucho más que piel”. Esa canción ellos no sabían de quién era hasta que escucharon el primer acorde. Allá nos silbaban como a cualquier argentino, pero empezamos a cantarla y el silbido se transformó en aplauso. No podríamos renegar jamás de lo que hicimos y menos si la canción se hizo conocida, porque te lleva donde ella va. Nosotros pasamos la Aduana y ponemos profesión: cantante, y cuando nos preguntan de qué grupo somos y decimos Los Nocheros nos dicen “Ah, voy a comerte el corazón a besos”. Tendríamos que llamarnos así. A donde sea que vamos, Venezuela, México, Colombia, Perú, Chile, Uruguay, Paraguay, España, saben que “Entre la tierra y el cielo” y “Voy a comerte el corazón a besos” la cantan Los Nocheros.
  —¿Siguen siendo parte del nuevo folclore?
  —Antes teníamos que ganar adeptos a la onda que traíamos y la manera de cantar, que era totalmente novedosa. Nosotros hemos roto muchos años de folclore de cantarle al cerro, al caballo, al paisaje, a la cuestión social del hombre rural, postergado, que no se va a perder. Pero nosotros planteamos una nueva opción. Sabemos qué es lo que esperan de nosotros, la gente quería escuchar estas viejas canciones de folclore. Creemos que hemos ganado nuestro espacio dentro del mapa musical de la canción popular argentina.
  —¿En “Gen” mostraron un sonido más moderno y aggiornado a los tiempos que corren?
  —Siempre lo intentamos, mucho antes de que nos digan que eramos “el nuevo folclore” fuimos precursores en la cuestión producción y show de folclore. De eso nos hacemos cargo, porque siempre quisimos cambiar la cara y la imagen al folclore. Hinchamos muchísimo para que los shows nuestros no sean cuatro micrófonos y dos foquitos, queríamos que suenen como los mejores shows que vienen de afuera. Queríamos que cuando los chicos escuchen una zamba o una chacarera que les retumbe el pecho en los equipos modernos. Y lo hemos conseguido, trajimos el folclore a un sonido acorde a los tiempos que se viven.
  —¿Cómo toman estos cambios los más tradicionalistas del género?
  —Cuando aparecimos y fuimos consagración en Cosquin 94, la gente y los medios decían que no eramos un grupo representativo de Salta. El último grupo salteño que ganó el consagración en Cosquín fue Las Voces de Orán, en la década del 70, y cuando todos esperaban alguien con traje de gaucho y cuatro guitarras a kerosene aparecimos nosotros. Nos tocó por propuesta, por el momento, porque la gente lo estaba esperando, porque se alinearon las estrellas, no sé, nunca lo vamos a saber. Pero se necesitaba un cambio, un golpe de tuerca y eso se llama Los Nocheros. Le guste a quien le guste,.
  —¿El ingreso de Alvaro es una continuidad de la etapa junto a Jorge Rojas?
  —No, hay una nueva etapa. Nos beneficiamos en que nos pusimos las pilas todos. Antes, con Jorgito, el grupo era una maquinita que estaba aceitada y andaba sola. Pero hoy te puedo decir que Los Nocheros han vuelto a tomar un nuevo envión, volvimos a acostumbrar a la gente a un nuevo sonido.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario