Escenario

Los Lakers, el equipo NBA de los famosos de Hollywood

 No hay un equipo tan venerado por Hollywood como Los Angeles Lakers. Las celebridades más asiduas como Jack Nicholson, Denzel Washington, Leonardo DiCaprio, Dustin Hoffman o Andy Garcia forman ya parte de la decoración usual del estadio Staples Center de Los Angeles. No hay duda de que los Lakers son un equipo especial. Son quizá los únicos que se puede vanagloriar de tener de fan a un carpintero o a un Premio Nobel de Literatura.

Jueves 21 de Mayo de 2009

Los Angeles.- No hay un equipo tan venerado por Hollywood como Los Angeles Lakers. Las celebridades más asiduas como Jack Nicholson, Denzel Washington, Leonardo DiCaprio, Dustin Hoffman o Andy Garcia forman ya parte de la decoración usual del estadio Staples Center de Los Angeles.

Ahora es tiempo de playoffs y el peso de las estrellas se hace más palpable que nunca. Las celebridades de Hollywood están en las pistas empujando a su equipo hacia un anillo de la NBA. Cuanto más se acerca el final más caras conocidas se dejan caer por el estadio de los oro y púrpura.

El martes por la noche, durante el primer partido de la final del Oeste contra Nuggets de Denver, se dejaron ver varios famosos de la farándula. Como ya es habitual, en primera fila, vestido completemente de negro y con sus lentes oscuros, estaba el enigmático Jack Nicholson, proclamado por la NBA como el fan famoso número uno de los Lakers.

El ganador de tres premios Oscar disfruta de esa ubicación en el estadio desde hace tres décadas. Este consumado fan no sólo arenga y a veces despelleja a los jugadores, sino que también habla con los entrenadores de ambos equipos, y lo más importante: nunca falta a un juego.

No suele hablar más que con sus amigos, a la prensa ni agua. El que sí se detiene a charlar con dpa es el actor cubano-estadounidense Andy Garcia. El fan famoso número cinco de los Lakers elogió a Pau Gasol después de salir de tomar un refresco de una de las salas VIP del estadio. “La verdad es que elegir un jugador favorito entre los Lakers es como elegir un hijo favorito. No me pida eso, por favor”, dijo entre risas el protagonista de “When a Man Loves a Woman”, que desde niño le ha seguido los pasos a los angelinos.

En la misma esquina se ve a Denzel Washington que, en compañía de su familia, disfrutaba de un pretzel (pan con mostaza) mientras los jugadores descansan. Todo está tranquilo después de que los Lakers fueran perdiendo por 13 puntos y lograran remontar en el último minuto.

En el otro extremo, enganchada a su iphone, está Drew Barrimore, la que fuera la joven protagonista de “E.T”. La rubia actriz va un tanto despeinada y luce unas sandalias de tacones que llaman la atención. Pese a estar pendiente del teléfono, no duda en animar a sus jugadores en un partido que se puso más que difícil para los locales. Sin embargo, o bien no aguantó los nervios de los minutos finales o encontró algo mejor que hacer, porque decidió marcharse antes de tiempo.

Y eso que la silla de Drew Barrimore no es ni mucho menos barata. Muchas de estas celebridades pagan hasta 3.000 dólares a pie de pista, incluso hay un personaje encargado de atender las excentricidades de estos famosos: Tim Harris, vicepresidente de las operaciones de negocios de Los Lakers.

Harris tuvo que aprenderse el nombre de muchos famosos para poder ubicarlos en las 70 mejores sillas del estadio y distribuir los pases para el codiciado bar VIP de Wachovia, que cuenta con una capacidad para 100 personas.

Muchas veces Harris tiene que lidiar con famosos que quieren entradas a última hora y con la mejor ubicación (por ejemplo, al lado de Nicholson, que ya tiene silla asignada). Harris hace lo mejor por complacer a las estrellas, pero muchas veces ha tenido que aclararle a más de una celebridad que los jugadores no van a ir a saludarlos durante el descanso.

A algunas de estas caras famosas les encanta interactuar con los jugadores. Algunos saludan a Koby Briant o a Pau Gasol mientras calientan, aunque éstos casi siempre los ignoran. Lo certifica el pivot español que en el vestuario le confesó a dpa que lo suyo es estar pendiente de la canasta y nada más. “La verdad es que me encantaría estar con ellos, pero cuando estoy en la cancha me concentro en el juego. Desafortunadamente, no puedo, ni tengo tiempo para compatir con los famosos”, afirmó Gasol.

Para el número 16 angelino es un honor tener a Jack Nicholson en su bando. “Es el fan más fiel de todos”, indicó.
Así las cosas, Hollywood y Los Lakers parecen ser el matrimonio perfecto. Además es el negocio ideal ya que el equipo puede ampliar su alcance de mercadeo más allá de la página de deportes. Muchas web de celebridades destacan la lista de artistas y cuentan los chismes de las parejas que asisten a este evento deportivo. Es obvio que la presencia de las estrellas de Hollywood aumenta la popularidad de la NBA y el Staples Center.

“Cualquier equipo de deporte quiere convertirse en el favorito, al que todo el mundo quiere ir a ver”, señaló en alguna ocasión David Carter, director ejecutivo del Sports Business Institute de la Universidad del Sur de California, al diario “Los Angeles Times”.

El actor Tobey Maguire, asiduo fan de Los Lakers, reconoce que asiste a los partido sólo porque es un fanático, pero cree que hay un elemento de entretenimiento y de show en el juego.

Así trascurren estos días en el punto de mayor concentración de estrellas de Hollywood. El baloncesto y los Lakers es el sitio de moda y más si consiguen ganar un título que se les resiste desde hace años.

No hay duda de que los Lakers son un equipo especial. Son quizá los únicos que se puede vanagloriar de tener de fan a un carpintero o a un Premio Nobel de Literatura. La semana pasada los angelinos contaron con el privilegio de ser observados por el escritor colombiano Gabriel García Marquez, que se dejó ver por allí con su hijo Rodrigo. (DPA)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario