Escenario

"Los hits son una bendición", asegura el Pájaro Gómez

Pájaro Gómez, el líder de la banda, habla de "Boomerang", el disco que presentan hoy en Vorterix. Y jerarquiza a los clásicos.

Sábado 15 de Septiembre de 2018

Dicen que cuando se tira un boomerang siempre vuelve. Pero el Pájaro, como voz de los Vilma, va por algo más que eso: "Todo lo que tirás, con el tiempo vuelve, pero desde el lado bueno". Mario "Pájaro" Gómez habla a corazón abierto de "Boomerang", el nuevo disco de Vilma Palma e Vampiros que presenta hoy, a las 21, en Salta 3519. El show, claro, incluirá los hits como "Auto rojo", "Bye Bye", "Mojada" y "La pachanga". "Si no los tocamos nos matan, pero para nosotros tener clásicos no es un arma de doble filo, es una bendición", le dijo el líder del grupo a Escenario.

—Hubo una idea predeterminada de hacer un disco más tranqui?

—Mirá, el año pasado me llama Claudio Bertolin para grabar un remix de "Mojada" y me salen dos temas, uno era "Nada más", que está en "Boomerang", y el otro quedó afuera de este disco. Bertolin es un tipo re ochentoso y noventoso que labura bien y sabe mucho y me dijo "ustedes son una banda crossover, que no tienen ni idea hasta dónde llegan, suenan en India, en Australia, en Africa, los quiero producir cuando tengan algo nuevo". Y ahí salió todo.

—Más allá de que es un disco tranquilo, la esencia de Vilma está presente y esta mixtura también habla de la madurez del grupo.

—Sí, yo lo veo así, por ejemplo "Carcamán", que es el primer corte del disco, lo venimos tocando, lo grabamos en el programa "NET"(por Fox) de Germán Paoloski y cuando lo escuché en la tele el sábado pasado me sorprendí porque ya la banda lo tiene incorporado, suena como el disco pero tiene el toque de la banda en vivo. Y suena bárbaro. El disco está arrancando lentamente pero va, eso es lo que veo. No vas a oír en el CD un tema como "Auto rojo", ni en pedo, pero tenés "Sol", que me encanta; "Pintó con sangre", que me parece un temón; y después son baladas. Es un disco más para escuchar que para bailar.

—En "Boomerang" quisiste transmitir el concepto de que todo lo que va, vuelve?

—Mirá, toda la letra la hizo Jorge, porque me parece que el tipo es un genio escribiendo y va por el lado que todo lo bueno que tirás te vuelve, pero con el tiempo. Todo lo que imaginaste, eso pasa por ahí, pasa por unir, que el mensaje que vos estás tirando le vuelva a todos por el lado bueno. Risso dice que "el universo es maravilloso, no te pide nada y te devuelve lo que das".

—¿Como se hace para componer música "pum para arriba" cuando el país cada día va más para abajo?

—Estamos en un momento que cuesta mucho poder componer y dar un mensaje que suene coherente. Es difícil porque la situación está complicada, también pasa que nosotros descontracturamos. Pensá que esto lo hicimos hace un año y medio atrás y sale ahora, así que no sé qué pasará de acá a un año y medio en el país.

—¿La música es siempre tuya?

—Mirá, yo siempre tiro la melodía, las hago en la guitarra, que toco como puedo pero me sirve para componer. Después hay que armar toda la historia con la banda. "Carcamán", por ejemplo, me gusta porque es el primer corte de este disco y creo que sin ser un hitazo tira buena onda. Lo que te puedo asegurar es que nunca en la puta vida me sale de nuevo un tema como "La pachanga" o "Auto rojo", eso nunca más, olvidate.

—¿El hit pasa a ser un premio de la carrera o también un arma de doble filo?

—En nuestro caso no es un arma de doble filo, para nada. Mirá, nosotros Tenemos 13 discos grabados, de los cuales uno está grabado en vivo en 2008, que de alguna manera nos dio un nuevo impulso. Hubo discos que pasaron sin pena ni gloria, y yo me hago cargo de todo, pero hoy seguimos laburando gracias a los tres primeros discos. Y esto es cada vez más grande, a los pibes hoy les encanta "Mojada", "Travesti", "La pachanga", "Auto rojo", "Fondo profundo" y eso impulsa a que se bajen los discos.

—O sea, bienvenidos los hits.

—Y para mí es una bendición, más allá de las buenas o malas críticas, más buenas que malas, yo a veces reniego de tener que cantar siempre "Auto rojo", "La pachanga", pero la tenemos que tocar, con cambios o ritmos distintos, de adelante para atrás, como sea, porque si no la tocamos nos matan. Y eso es una bendición, como le debe pasar a Los Pericos, a Los Fabulosos Cadillacs, a los Soda cuando volvieron a juntarse. Yo siempre digo, yo soy un laburante de esto y mi visión es muy humilde. En realidad, vos podés renegar cuando te duele el pecho, cuando tenés presión alta o estás cansado, pero de esto no podés renegar porque es hermoso, es una bendición.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario