Escenario

Los estrenos de la semana bajo la lupa de Escenario

"El árbol de peras silvestre", sin frutas en el camino; "Rocketman", una fábula luminosa".

Sábado 01 de Junio de 2019

"El árbol de peras silvestre", Sin frutas en el camino

Calificación: ***. Intérpretes: Dogu Demirkol, Murat Cemcir, Bennu Yildirimlar y Serkan Keskin. Dirección: Nuri Bilge Ceylan. Género: Drama. Sala: Cines del Centro.

Sinan es un joven residente de Anatolia (Turquía), que quiere publicar un libro titulado “El árbol de peras silvestre”. El realizador de la premiada “Sueño de invierno” toma como excusa ese derrotero para hacer foco en el amor, los vínculos familiares, las amistades y la identidad de un veinteañero que, simplemente, busca ser él mismo. En esa búsqueda de referentes o de espejos donde mirarse chocará con un padre adicto al juego, un escritor infeliz con su vocación y hasta un amigo que no le perdona que haya besado a su ex novia. Todo esto relatado sobre unas imágenes brillantemente filmadas (el director además de cineasta es fotógrafo y se nota), en una trama paisajista que se hace carne en la historia. Los diálogos pausados, las reflexiones de Sinan, la frustración de los más viejos y de los más jóvenes y la violencia de ese lado del mundo se respira a cada instante. El final incluye una imagen confusa, pero deja una metáfora sobre el valor de pelearla hasta el final.

Por Pedro Squillaci

Rocketman, "una fábula luminosa"

Calificación: ****. Intérpretes: Taron Egerton, Jamie Bell, Richard Madden, Bryce Dallas Howard y Gemma Jones. Dirección: Dexter Fletcher. Género: Biográfica. Salas: Showcase, Del Centro, Nuevo Monumental, Village y Hoyts.

Escuchar en el cine canciones como “Your Song”, “Goodbye Yellow Brick Road”, “Tiny Dancer” o “Honky Cat” ya vale el precio de la entrada de “Rocketman”. Recordar esos temas o descubrirlos (para las nuevas generaciones) es una gratificación imbatible. Pero esta biopic de Elton John tiene mucho más para ofrecer. Es inevitable establecer una comparación con la reciente y taquillera “Bohemian Rhapsody”. Después de todo, Elton John y Freddie Mercury comparten los años 70, los brillos y los excesos de esa época. Sin embargo, “Rocketman” tiene muy poco que ver con la película de Queen, que es más una biopic de estructura convencional. Acá estamos frente a un musical (de los mejores), en el cual la narración avanza mediante las mismas canciones. Las letras del gran Bernie Taupin (el socio creativo de Elton) se adaptan perfecto para reflejar una infancia difícil, un ascenso a la fama que parece fácil y un estrellato millonario pero tortuoso, plagado de frustraciones, drogas y hasta un intento de suicidio.

No hay baches en la película, y tampoco golpes bajos. “Rocketman” está concebida en un tono de fábula: es celebratoria más allá de la melancolía, y hasta es un tanto kitsch en sus momentos oníricos. Eso se refleja muy bien en los cuadros musicales coreografiados, que a veces parecen salidos de los clásicos de Broadway.

En ese registro, el actor Taron Egerton se mueve como pez en el agua. Actúa y canta sin necesidad de imitar, y así logra rescatar la esencia de Elton John desde el desborde entusiasta hasta los quiebres más íntimos.

Por Carolina Taffoni

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});