Escenario

Los estrenos de la semana bajo la lupa de Escenario

"El kiosco", la vida por un boliche; "Dumbo", había una vez un circo "La Guardia del lobo".

Sábado 30 de Marzo de 2019

"El kiosco", la vida por un boliche

Calificación: ***. Intérpretes: Pablo Echarri, Sandra Criolani, Roly Serrano, Georgina Barbarossa, Mario Alarcón, José Martínez Suárez.Dirección: Pablo Gonzalo Pérez. Género: Comedia. Sala: Showcase.

El sueño del pibe puede convertirse en una realidad. Al menos eso le pasa a Mariano (Echarri), quien un día se harta de la rutina de la oficina y decide tener "algo propio", independizarse, porque era momento de "pegar el salto". "El kiosco" tiene un tono demasiado costumbrista, por momentos similar al de una telenovela de Pol-Ka, lo que no le hace tan bien a la película, pero sus personajes van soltando frases con las cuales es fácil poder espejarse. "La clase media no puede soñar" se oye en la radio y es una cita que rebota cada día en la sociedad argentina. Los temas que se abordan son un retiro voluntario, salir de la crisis, llegar a fin de mes y sobrevivir a un sistema opresor que navega entre el consumismo extremo y la falta de valores. En ese contexto, Mariano decide irse de la empresa donde trabaja y con el dinero del retiro comprar un kiosco, el mismo que le iluminaba la cara cuando era un pibe y entraba con la pelota Pulpo de goma a comprar figuritas. Pero el dueño don Irriaga (Alarcón) ya no es el que era, porque le ocultará que detrás de la venta hay una trampa. La película reafirma la importancia del amor y la amistad, tiene un toque de nostalgia y algo de melodrama. Pero levanta al final y te invita a una media sonrisa.

Pedro Squillaci


"Dumbo", había una vez un circo

Calificación: ***. Intérpretes: Colin Farrell, Eva Green, Michael Keaton, Danny DeVito, Nico Parker y Finley Hobbins. Dirección: Tim Burton. Género: Aventuras. Salas: Nuevo Monumental, Showcase, Hoyts y Village.

La maquinaria de Disney, que no para un segundo de facturar y crear (en ese orden), ahora llegó a los cines con “Dumbo”, la esperada remake de Tim Burton del clásico animado de los años 40. Pero esta no es una remake en ningún sentido, es bien independiente del filme original, y lo único que queda es el elefantito de orejas grandes que puede volar, esta vez creado por computadora y en un plano que por momentos parece secundario. Burton, uno de los directores más singulares de las últimas décadas, construye su propia historia de Dumbo, poniendo el foco en los personajes de un circo, diferentes y desclasados, algo freaks como a él le gustan. Las marcas del cine de Burton están ahí (colores contrastantes, extravagancia), pero no hay lugar para tantas “rarezas” ni oscuridades. Esta no deja de ser una película infantil de rasgos ingenuos, destinada a un público familiar, y lo único que se le podría reprochar al respecto es cierta frialdad en los personajes, que no llegan a emocionar en escenas clave. El único que logra realmente traspasar la pantalla es el gran Danny DeVito, que interpreta al desbordado Max Medici, el dueño del circo donde nace el pequeño Dumbo. El humor que despliega DeVito logra compensar en parte a un Michael Keaton desperdiciado como villano y a un Colin Farrell que parece sacado de “La familia Ingalls”.

Carolina Taffoni


"La Guardia del lobo", el pulso de la naturaleza acecha en cada paso

Calificación: ***. Intérpretes: Gastón Pauls, José Luis Gioia, Víctor Laplace. Dirección: Alex Tossenberger. Género: Thriller. Salas: Hoyts, Village.

Cuando el paisaje es un personaje más, la historia adquiere un velo de misterio, donde la fuerza de la naturaleza es capaz de cambiarlo todo. Esto ocurre en “La guarida del lobo”, un thriller protagonizado por Gastón Pauls, José Luis Gioia y Víctor Laplace, filmado en Ushuaia. La historia comienza cuando Toco, un montañés, encuentra a Vicente (Pauls) desvanecido en medio de la nieve. El lugareño lo rescata y decide llevarlo a su casa para cuidarlo. Cuando despierta, Vicente se fascina con el hostil estilo de vida y le pide a Toco que le enseñe a manejar un trineo de perros.
Así, estos personajes tan disímiles se adentran en un solo universo. Hasta que de pronto todo cambia cuando aparece un extraño hombre (Laplace) que quiere comprarle las tierras a Toco. Pero él daría su vida antes que esas tierras. ¿Lo que sigue? 90 minutos de suspenso y fotografía formidable con un final inesperado.
Luciana Boglioli

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});