Escenario

Los estrenos bajo la lupa de Escenario

►"El hijo", locura paternal. ►"Los miembros de la familia", viaje hacia el mundo de los adultos.

Sábado 04 de Mayo de 2019

►"El hijo", locura paternal

Calificación: 3 estrellas

Intérpretes: Joaquin Furriel, Martina Gusman, Luciano Cáceres. Heidi Toini, Regina Lamm. Dirección: Sebastián Schindel.

Género: Thriller.

salas: Del Centro, Hoyts, Nuevo Monumental, Showcase y Village.

Por Luciana Boglioli / La Capital

Joaquín Furriel vuelve a trabajar con Sebastián Schindel, con quien ya había protagonizado su filme de 2014, “Patrón, radiografía de un crimen”, donde interpretaba a un carnicero que tenía una tensa relación con su jefe. En esta oportunidad, ambos fueron por más y no defraudaron al público. Pues “El hijo”, inspirada en Una madre protectora, la novela corta de Guillermo Martínez y guión de Leonel D’Agostino (coguionista de Nieve negra).

La historia se centra en Lorenzo, un pintor que superó su alcholismo y que perdió a sus dos hijas porque su ex se las ha llevado a Canadá. Conoce a una bióloga noruega con quien decide formar una nueva familia, pero de repente todo se vuelve turbio cuando decide traer a una partera a la casa porque no confía en los médicos convencionales. A partir de este momento, el filme recae en las situaciones que vive una madre primeriza y el alejamiento que se produce de su pareja por miedos o ignorancia. Mientras que el relato pasea por el pasado del protagonista a través de flashbacks que enriquecen la película minuto a minuto. Sin dudas, una opción notable en tiempos de otoño.


►“Los miembros de la familia”, viaje hacia el mundo de los adultos

Calificación: 2 estrellas

Intérpretes: Sergio Boris, Edgardo Castro, Ofelia Fernández, Laila Maltz, Javier Abril Rotger y. Alejandro Russek.

Dirección: Mateo Bendesky.

Género: Drama.

salas: Cines del Centro.

Por Rodolfo Bella / La Capital

“Los miembros de la familia” muestra tiene como punto de partida la idea de que la adolescencia es un período de errancia o inseguridades en muchos aspectos, desde el lugar en la familia hasta la sexualidad. Así ocurre en esta película que acompaña a dos hermanos, Lucas y Gilda, en un viaje desde Buenos Aires hasta algún lugar en la costa bonaerense.

   Allí tendrán que cumplir con el último deseo de su madre que consiste en arrojar sus restos al mar, aunque lo único que tienen, por el momento, es una mano prostética. Concluido el ritual, estos dos chicos taciturnos, de pocas palabras y escasa gestualidad se encuentran con un segundo conflicto: un paro de transporte que los deja varados en una ciudad casi desierta, además de ser desalojados de la casa que suponen suya. Solos y a la deriva, aprovechan para conocerse mejor y experimentar sensaciones inexploradas. La película se ciñe así a lo que es casi un subgénero en el cine argentino: el viaje a la costa o al campo para encontrar el sentido de la existencia.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario