Escenario

Los estrenos bajo la lupa de Escenario

"Los increíbles 2", "Crimen en el cairo" y en El Cairo", impunidad al desnudo.

Sábado 16 de Junio de 2018

"Los increíbles 2", lo primero es la familia

Calificación: ***. Voces en inglés: Bob Odenkirk, Catherine Keener, Craig T. Nelson, Holly Hunter y Samuel L. Jackson. Dirección: Brad Bird. Género: Animación. Salas: Monumental, Del Centro, Hoyts, Showcase y Village.

Pasaron nada menos que 14 años entre la primera parte de "Los increíbles" y esta esperada secuela. Sin embargo, muy poco ha cambiado en esta singular familia de superhéroes de Pixar. El director y guionista Brad Bird, que dirigió joyas como "Ratatouille" (2007) y la misma "Los increíbles", siempre afirmó que "Los increíbles 2" llegaría cuando él tuviese una historia digna de contar, y que no sería sólo una excusa para recaudar millones en la taquilla. Ahora, a la luz de los resultados, se puede decir que el éxito está asegurado, pero la historia se queda un tanto corta. La secuela arranca justo donde había terminado la primera. La diferencia está en que, esta vez, la madre Helen (Elasticgirl) saldrá a trabajar como superheroína estrella, mientras que el padre Bob (Mr. Increíble) se queda en casa para cuidar a sus tres hijos: una adolescente, un niño y un bebé, cada uno con su superpoder. El planteo de cambio de roles es interesante (es imposible no imaginar las situaciones que se disparan), pero Brad Bird no termina de explotar esta veta de comedia familiar. Lo único que realmente causa gracia son un puñado de gags físicos con los insólitos poderes del bebé Jack Jack, y también hay secuencias de acción impecables y muy imaginativas que levantan la tensión cuando el ritmo decae. Lástima que la falta de sorpresa le juega en contra a la expectativa que la película había generado.

Por Carolina Taffoni

“Crimen en El Cairo”, impunidad al desnudo
Calificación: ***. Intérpretes: Fares Fares, Tareq Abdalla, Yasser Ali Maher, Nael Ali, Slimane Dazi, Ger Duany y Hania Amar. Dirección: Tarik Saleh. Género: Policial. Salas: Cines del Centro.
El director sueco de origen egipcio Tarik Saleh ofrece en su tercer filme una panorámica de un tema universal como es la corrupción, la impunidad y sus daños colaterales. El realizador eligió el policial negro para narrar una historia que comienza con el crimen de una cantante en un hotel cinco estrellas de El Cairo. El relato de las razones de esa muerte y otras sucesivas acompañan al surgimiento de la Primavera Arabe, hecho que en el filme ocurre en paralelo y que se sugiere desde el inicio, primero con breves indicios, hasta la explosión final.
   Saleh, que reveló que la inspiración para el filme le llegó a raíz de un hecho real, muestra sin golpes bajos un episodio violento y complejo que involucra a todos los estratos sociales y los espacios de poder, tanto empresarial como gubernamental. Sin embargo, el director se ubica en un punto intermedio y deja que el espectador juzgue las acciones de los personajes. Inclusive el protagonista, Noredin, un detective con varios de los rasgos del género -duro, solitario, parco- es parte de un sistema que el director describe como corrupto y en el que las reglas las dictan el interés de unos pocos. Pero una nueva muerte determina que Noredin cuestione todo lo que consideró normal hasta ese momento y decida enfrentarlo.
Por Rodolfo Bella

“Crimen en el cairo”, impunidad al desnudo
Calificación: **. Intérpretes: Maribel Verdú, Rafael Spregelburd, Santiago Segura, Candela Peña, Diego Martín y Cristina Pedroche. Dirección: Santiago Segura. Género: Comedia. Salas: Village y Hoyts.
Hay películas que se convierten en moda, estallan en cierto sector cinéfilo, rebota en gente que dice “está buena la peli” porque la vio en Netflix y los productores compran los derechos y la hacen en un país, y en otro, y en otro más. Eso pasó con “Sin filtro”, así, sin s, que se convirtió en la segunda película más vista en Chile, y luego mutó en “Una mujer sin filtro”, en México; en julio será “Re loca” en Argentina, con Natalia Oreiro; y ahora se estrenó “Sin rodeos” en España, que aquí se conoció como “Sin filtros”. Desde ya que la original, lejos de ser una maravilla del séptimo arte, es entretenida y alguna que otra sonrisa arranca. Pero esta película dirigida por Santiago Segura se queda a mitad de camino, porque ni llega a explotar el humor bizarro que el actor supo desplegar en la saga de Torrente, ni hay gags divertidos que al menos le hagan honor a la original. Esta es la historia de Paz, una mujer que está al borde de los 40 y parece que se le cayó un edificio encima. Su marido es un artista que siempre está esperando las musas para pintar su mejor obra y mientras tanto nunca va al supermercado, ni repara que su hijo está filmando una porno en la pieza de al lado, y mucho menos que su mujer está al borde de un ataque de pánico. Como si fuera poco, Paz tiene un vecino insoportable que no la deja dormir, una amiga que nunca la escucha, una hermana que sólo le importa cuidar a su gato y hasta un ex novio que la coquetea pero se va a casar con otra. Encima en la agencia de publicidad donde trabaja llega una joven que maneja al dedillo las últimas tendencias de las redes sociales y le quitará el puesto de un plumazo. Un gurú aparecerá en su camino y Paz comenzará a decir todo lo que siente, sin filtro. A Maribel Verdú le falta oficio para hacer reír y eso le pone filtro al humor y no libera la carcajada. Un detalle clave para que la película nunca levante vuelo.
Por Pedro Squillaci

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});