Escenario

Los estrenos bajo la lupa de Escenario

"El gran showman": El regreso del musical rosa. "Cauce": Drogas en continuado. "La ley de la jungla": Fitzcarraldo alucinado. "El día después": Con el corazón roto.

Sábado 30 de Diciembre de 2017

"El gran showman": El regreso del musical rosa

Calificación: 3 estrellas

Intérpretes: Hugh Jackman, Michelle Williams, Zac Efron, Rebecca Ferguson y Zendaya.

Dirección: Michael Gracey.

Género: Musical.

salas: Monumental, Del Centro, Showcase, Hoyts y Village.

Envalentonados por el éxito de “La La Land” (2016), los productores de Hollywood ahora apuestan al musical con más confianza, pero no es tan sencillo lograr que el género funcione como en la historia romántica protagonizada por Emma Stone y Ryan Gosling. “El gran showman” es un buen ejemplo de que el camino no es fácil. Este musical dirigido por el debutante Michael Gracey está inspirado en la historia de P. T. Barnum (Hugh Jackman), considerado el padre del show business en EEUU, un precursor del negocio del espectáculo que se impuso en el siglo XIX con un extravagante circo que mostraba freaks y desafiaba límites. Para “El gran showman” convocaron a los compositores Benj Pasek y Justin Paul, los que escribieron las canciones de “La La Land”, y uno de los guionistas es Bill Condon (el de la brillante “Chicago”). Pero aquí los resultados son distintos y más modestos. Este musical se acerca más a la estética pop de Baz Luhrmann (“Moulin Rouge”), aunque con menos riesgo, porque es vintage, rosa y políticamente correcto. Los cuadros musicales son desparejos: hay algunos que conmueven con canciones que probablemente se lleven un Oscar, y otros que son repetitivos y cursis, con esos finales in crescendo que terminan aturdiendo. Aún con sus debilidades, la película tiene un gran timing y nunca aburre, aunque hay que advertir que es un producto pensado sólo para los fans de los musicales.

por Carolina Taffoni / La Capital


"Cauce": Drogas en continuado

Calificación: 4 estrellas

Intérpretes: Juan Nemirovsky, Alberto Ajaka, Luis Machín, Martín Slipak, Agustina Ferrari y Manuela Viale.

Dirección: Agustín Falco.

Género: Drama.

sala: Arteón.

Convertir un drama social en un narco-thriller que surca las calles de Santa Fe capital y los ríos de Rincón es un desafío del que, con maestría narrativa y personalidad técnica, ha sabido enfrentar el director santafesino Agustín Falco de una película, su ópera prima, producida íntegramente en la provincia con subsidios, equipos y elenco de la región. La decisión de filmar la historia a través de la técnica del plano-secuencia (esto es, cuando la cámara se mueve con la acción generando largas escenas sin cortes) y además hacerlo con continuos primeros planos del protagonista es, de entrada, un riesgo del que “Cauce” sale absolutamente airoso. Quizás sea por la muy interesante búsqueda de no circunscribir el relato a lo típicamente icónico, ofreciendo otros detalles desde la perspectiva de los personajes o desde la paleta de sonidos que los rodea. Un joven de clase media se queda sin trabajo, y sin decírselo a su familia, se enreda casi de casualidad, u obligado por las circunstancias, en la fallida entrega de un cargamento de drogas. Ariel es Juan Nemirowsky (el mismo del capítulo “Sueño de barrio” de “Lo que se dice un ídolo”, la película sobre cuentos de Fontanarrosa, y de la serie policial “Balas perdidas” sobre el caso Fendrich que fue este año por la Televisión Pública), a lo mejor también responsable de la intensa atención que demanda el filme gracias a su calidad interpretativa. No es fácil tener una cámara delante de sí toda la película e ir construyendo los climas sólo con el rostro en primer plano. Con todo, “Cauce” es un negro cuento sobre las nuevas formas de delincuencia en nuestra zona contada por gente de acá, con recursos santafesinos y con la provincia como set de filmación. Para imitar.

por Orlando Verna / La Capital


"La ley de la jungla": Fitzcarraldo alucinado

Calificación: 3 estrellas

Intérpretes: Vincent Macaigne, Vimala Pons, Pascal Légitimus, Rodolphe Pauly, Mathieu Amalric y Fred Tousch.

Dirección: Antonin Peretjatko.

Género: Comedia.

salas: Cines del Centro y Village.

“La Guayana colonizó al hombre blanco, no al revés. La naturaleza termina comiéndonos”. Esa línea define la idea detrás de “La ley de la jungla”. El director y guionista de esta comedia francesa ofrece una primera mitad ágil, con ironías, diálogos ingeniosos y reflexiones agudas sobre un pasante del Ministerio de Normas de Francia que es enviado a la Guayana Francesa, territorio galo y único de la Unión Europea en Sudamérica. Su misión es controlar que se cumplan los estándares de calidad de la Unión Europea en el país sudamericano durante la construcción de Guyanieve, un centro comercial con pista de esquí. Al absurdo del proyecto que los inversores discuten en sus pulcras salas de reuniones de Europa y Asia, se opone la idiosincrasia de la sociedad del territorio francés de ultramar. Lo que al principio apuntaba a ser una comedia, con críticas ácidas para europeos y americanos (“Ranas protegidas por euroburócratas no detendrán a Guyanieve”, exclama un guyanés ante la objeción de un francés sobre el dudoso cuidado del medio ambiente; la mención del bizarro puente que une Brasil con Guayana, anunciado en 1997, finalizado en 2011 y que para el estreno del filme, en 2016, todavía no había sido inaugurado) a partir de la segunda mitad decae con una serie de gags y tópicos sobre los afrodisíacos, el canibalismo o una selva que enloquece y que recuerda “El corazón de las tinieblas”. Sin embargo, el director rescata su trabajo con un par de guiños que sugieren que todo lo que se relata en el filme y lo que ocurre a ambos lados del Atlántico, podría ser impostura y pura ficción.

por Rodolfo Bella / La Capital


"El día después": Con el corazón roto

Calificación: 2 estrellas

Intérpretes: Kim Min-hee, Kwon Hae-hyo, Kim Sae-byuk..

Dirección: Hong Sang-soo.

Género: Comedia dramática.

salas: Cines del Centro.

Al director coreano Hong Sang-soo las mujeres le han roto el corazón. Como a Woody Allen. 21 películas en 21 años. También el cineasta neoyorquino entregó a sus espectadores una película por año. En la reciente "El día después" Sang-soo cuenta el día de un editor envuelto en una historia con tres mujeres: su mujer, su amante y su nueva empleada. Otra vez, un hombre con mal de amores. Este editor de ficciones decide confesar a su mujer su infidelidad, al tiempo que su amante lo abandona y lo acusa de cobarde, y la nueva empleada en su primer día de trabajo le pregunta si sabe por qué vive, mientras comen comida china y consumen botellas de soju, en una perfecta fotografía en blanco y negro, con largos planos secuencia que buscan gestos mínimos. ¿Esto basta para redondear una buena película? Obviamente que no. La estructura repetitiva de Hong-soo resulta hartante sobre todo cuando el relato de tanto ir y venir en el tiempo y espacio termina confundiéndolo todo. Además, el tono de comedia que intercala al argumento dramático del filme -al estilo de Woody Allen- no provoca el efecto buscado, al menos en esta parte del mundo.

por José Cavazza / La Capital

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario