Escenario

Los estrenos de cine bajo la lupa de Escenario

“Lista para la eternidad”, dice el personaje del médico Pedro Ara cuando termina de embalsamar a Eva Perón. Pero estaba lejos de saber lo que ocurriría con su obra maestra. 

Domingo 08 de Noviembre de 2015

"Eva no duerme" ***

Intérpretes: Gael García Bernal, Imanol Arias, Denis Lavant, Ailín Salas y Daniel Fanego. Dirección: Pablo Agüero. Género: drama histórico. Salas: Hoyts y Monumental.

“Lista para la eternidad”, dice el personaje del médico Pedro Ara cuando termina de embalsamar a Eva Perón. Pero estaba lejos de saber lo que ocurriría con su obra maestra. Eso cuenta el director Pablo Agüero en “Eva no duerme” que relata las intrigas nacionales e internacionales y los conflictos internos que desencadenó destino del cadáver de la llamada “jefa espiritual de la Nación”, la “abanderada de los humildes”. Esas palabras, entre tantas otras que Agüero rescató en un exhaustivo trabajo de archivo, las opone al guión del relator en off, el “Almirante”, a cargo de Gael García Bernal. Esa voz se refiere a Eva como “esa yegua”, “esa hembra”, “esa santita pagana”. En ese juego de opuestos -como otros que plantea el director, como los “negros”, contra la “civilización”- hace pie Agüero al enfocar dos formas de entender el mundo, dos proyectos irreconcilables de Nación. La película resulta revulsiva e inquietante, al tiempo que proyecta hacia el futuro los conflictos de un pasado complejo y doloroso, e interpela con un debate resumido en una línea: “Esa mujer, después de muerta y enterrada, sigue dando a luz”. Con una ingeniosa puesta en escena y estructurada en torno a tres relatos cronológicos, “El embalsamador”, “El transportador” y “El dictador”, la película va mostrando los intereses de cada parte en pugna como el eco de un gran y sangriento malentendido.

Por Rodolfo Bella / Escenario 

"La abeja maya" ***

Dirección: Alexs Stadermann y Glenn Fraser. Guión: Marcus Sauerman y Fin Edquist. Género: Animación. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village. 

Hay recursos que sin ser novedosos son efectivos. Y “La abeja Maya” es un claro ejemplo. La película, enmarcada en los registros más clásicos de la animación, es ideal para el público infantil. Porque sin tener la opulencia del cine industrial de Hollywood o de las productoras como Disney y Pixar, deja una moraleja saludable. La historia se basa en el libro “Las aventuras de la abeja Maya”, de 1912, y gira en torno de una abejita que sale del panal y, simplemente, quiere hacer lo que le gusta y no lo que le dicen. “Las abejas no sueñan”, le dice una institutriz que le pondrá de nombre Maya, sólo porque es el que corresponde a su número de nacimiento, el 396. La abeja irá conociendo el mundo, las desigualdades, las amistades, entre ellas un saltamontes músico que le enseña a cantar, y también los colores de la pradera. Hasta que, por obra y gracia de la villana de turno, caerá como sospechosa del robo de la jalea real. Y ahí sí que la cosa se pone complicada. Porque deberá demostrar que es inocente y además ir en búsqueda de justicia. En una espiral narrativa que desemboca en la figura de la heroína, los directores encontraron la vuelta necesaria para que la película tenga ritmo y culmine con un mensaje superador. La libertad y la rebeldía es clave, en un guiño para niños y grandes.

Por Pedro Squillaci / Escenario

"El último cazador de brujas" ***

Intérpretes: Vin Diesel, Michael Caine, Elijah Wood, Rose Leslie y Rena Owen. Dirección: Breck Eisner. Género: fantástico. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

La épica se construye con una serie de valores que se juegan a todo o nada. “El último cazador de brujas” construye paso a paso, y sin mucha sutileza, esa épica de justos contra villanos. La película, basada en un guión de Cory Goodman (“Priest: el vengador”), Matt Zasama y Burk Sharpless (“Drácula, la historia jamás contada”), recuerda en sus primeros minutos a “300” la novela gráfica de Frank Miller llevada al cine. Allí Gerard Butler, como el rey Leónidas, les dice a los soldados una frase épica de antología: “Espartanos, este día es nuestro para siempre”, sabiendo que iban a morir para evitar la caída de Grecia bajo el poder de Persia. El último cazador del título es una especie de Leónidas. Miembro de la Legión del Hacha y la Cruz, enfrenta en el Medioevo a la Bruja Reina que sólo puede morir “a hierro y fuego”. Lo hace, pero la villana, antes de arder, lo maldice con la inmortalidad y así se convierte en el último cazador de brujas durante los siguientes 800 años. Sin embargo, en la Nueva York actual, sus esbirros planean revivirla y restaurar su reinado. El director Breck Eisner tuvo un presupuesto generoso para su primera gran película. Y no solo eso. También contó con tres actores de primera línea como Vin Diesel como Kaulder, el inmortal; Elijah Wood, cuya expresión inextricable es ideal para su ambiguo personaje, y el gran Michael Caine que ilumina cada línea de su breve personaje de sacerdote y miembro de la cofradía. La inagotable fuente de recursos técnicos y efectos especiales muy bien utilizados curiosamente no atentan contra este relato que reúne acción, horror, magia y suspenso, y hasta se permite flashes de humor, al servicio de un relato clásico, con el viejo encanto del cine clase B, pero realizado con recursos actuales y al servicio de una historia de héroes épicos, aún a pesar suyo.

R.B.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS