Escenario

Los estrenos de cine bajo la lupa de Escenario

La protagonista es una agente del FBI que de golpe se encuentra envuelta en una misión especial para atrapar a un poderoso capo de la droga. 

Domingo 11 de Octubre de 2015

"Sicario" ****

Intérpretes: Emily Blunt, Benicio del Toro, Josh Brolin, Victor Garber y Jon Bernthal. Dirección: Denis Villeneuve. Género: Thriller. Salas: Monumental, Showcase, Hoyts y Village.

Al director canadiense Denis Villeneuve le gusta lidiar con temas densos. Basta citar la escalofriante “La sospecha” (2013) para recordar su estilo: oscuro, perturbador, algo estilizado y siempre disparador de preguntas. Esta vez metió su cámara en el submundo de la lucha contra el narcotráfico: un universo de operativos encubiertos, mercenarios y policías corruptos. Todo está fuera de la ley pero en última instancia bendecido por el sistema. La protagonista es una agente del FBI que de golpe se encuentra envuelta en una misión especial para atrapar a un poderoso capo de la droga. Pero nada es lo que parece y los jefes del operativo irán revelando de a poco su modus operandi. El tema no es tanto lo que cuenta Villeneuve sino cómo: todo lo que toca lo convierte en un thriller vibrante, con una narración precisa y sin fisuras. La frontera entre México y EEUU se convierte aquí en un personaje más, como un fantasma omnipresente, y en ciertos pasajes la película recuerda a la atmósfera de “Sin lugar para los débiles”, un dato no menor teniendo en cuenta que comparten al mismo director de fotografía, el genial Roger Deakins. Hay algunos puntos flacos en “Sicario” (la protagonista demasiado ingenua) y se pueden hacer distintas lecturas sobre lo que se muestra de un lado y del otro lado de la frontera. Sin embargo estas cuestiones quedan relegadas a un segundo plano ante el impacto y el intenso viaje que propone la película.

Por Carolina Taffoni 

"Taxi Teherán" ***

Intérprete: Jafar Panahi. Dirección: Jafar Panahi. Guión: Jafar Panahi. Género: Drama. Sala: Del Centro.

Jafar Panahi creó un género a partir de una imposibilidad. El director iraní, a quien el gobierno de su país le prohibió hacer cine, volvió a burlar las trabas legales que intentaban cercenar su libre expresión. Y esta vez le salió mejor que nunca. Es que su película no sólo ganó el Oso de Oro en el Festival de Berlín, sino que además expuso al mundo los contrastes de Irán, todo lo que el gobierno guarda debajo de la alfombra. Con el método de combinar realidad con ficción y de jugar con el cine dentro del cine, Panahi cuenta una historia con un guión construido desde la cotidianidad. En el rol de taxista, que el mismo director asume, sus pasajeros serán la herramienta ideal para hablar de la inseguridad (que es clave tanto en el principio como en el cierre de la película), la pobreza, la venta ilegal de películas en DVD, las costumbres, los rituales y, claro, la rebeldía militante. En un encuentro con su sobrina, de unos 10 años, ella será la portavoz de las falencias del sistema educativo, al contar las restricciones que les impone su maestra para un trabajo práctico en el que deberá filmar la “Irán real”. Panahi parece disfrutar del hecho de ser conocido, algo que no oculta y resulta el punto más bajo de la película. Por lo demás, el filme, aunque suene a frase hecha, es un canto a la libertad.

Por Pedro Squillaci

"Baires" ***

Intérpretes: Benjamín Vicuña, Germán Palacios, Carlos Belloso, Sabrina Garciarena y Juana Viale. Dirección: Marcelo Páez Cubells. Género: Policial. Salas: Del Centro, Showcase, Hoyts y Village.

El director Marcelo Páez Cubells apeló en su segundo filme a una trama policial clásica. Se trata de la historia de Mateo (Benjamín Vicuña) y Trini (Sabrina Garciarena), dos enamorados que llegan a Buenos Aires desde España por pocos días. Luego de un muy idílico comienzo de la estadía, comienza la pesadilla. Ocurre cuando ambos son secuestrados, y Mateo es obligado a llevar cocaína a Europa a cambio de salvar a Trini. El jefe de la banda es Eric, a cargo de Carlos Belloso, quien había protagonizado “Omisión”, la ópera prima de Páez Cubells. El villano que en la primera película era un asesino serial, ahora deviene en un refinado narcotraficante. Pero Mateo tiene sus propios planes y encuentra ayuda en un policía interpretado por Germán Palacios, en su regreso al cine después de cuatro años. Páez Cubells es un fan del género que, además de director, fue el guionista de “Boogie, el aceitoso”, adaptación al cine del personaje creado por Fontanarrosa. A diferencia de “Omisión”, en la que acentuaba la acción, el ritmo y la intriga, en “Baires” apostó al suspenso y la mesura para abordar la premisa con la que se promociona el filme: “¿Cuán lejos llegarías por amor?”. Esta nueva incursión en el género encuentra su contrapeso en algunas actuaciones y personajes secundarios de conductas funcionales a la trama, aunque sin la necesaria verosimilitud, y que contrastan con una producción cuidada y las buenas intenciones del director.

Por Rodolfo Bella 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS