Escenario

Los estrenos de cine bajo la lupa de Escenario

Hay grandes películas con malas promociones y pequeñas películas con un marketing deslumbrante. “La cumbre escarlata” tiene un mix de lo citado

Domingo 18 de Octubre de 2015

"La cumbre escarlata" ***

Intérpretes: Tom Hiddleston, Mia Wasikowska. Jessica Chastain y Charlie Hunnam. Dirección: Guillermo del Toro. Género: Terror. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase, Village.

Hay grandes películas con malas promociones y pequeñas películas con un marketing deslumbrante. “La cumbre escarlata” tiene un mix de lo citado. No es para decir que es una mala película pero tampoco es una producción que marcará una bisagra en el séptimo arte y mucho menos en la filmografía de Guillermo del Toro. Instalada en el género de terror gótico, el filme tiene una cuota de morbosidad, oscuridad, fantasía y suspenso en medio de una estética lúgubre, con fantasmas muy presentes y sangre en dosis aceptables. Y eso sí, con el romanticismo y la pasión como eje dramático. Edith (Mia Wasikowska) se enamora del barón Thomas Sharpe (Tom Hiddleston), quien tiene un extraño vínculo con su hermana, la sutil villana Lucille (logrado rol de Jessica Chastain). Thomas es inventor de una máquina atípica y le va la vida en que ese engendro funcione. Para eso tendrá que conseguir a alguien que le banque el proyecto, y con ese objetivo buscará poderosas mujeres para seducirlas, usarlas y tirarlas. Hasta que llega Edith y el amor meterá la cola hasta complicar o no sus planes. El director mexicano sigue lejos de sus dos obras maestras “El espinazo del diablo” y “El laberinto del fauno”, pero al menos se da el lujo de dar guiños hacia lo más logrado de su obra, sobre todo en los últimos 20 minutos de esta historia. Aunque no sea una gran película, tampoco es para dejarla pasar.

Por Pedro Squillaci

"Cómo ganar enemigos" ***

Intérpretes: Martín Slipak, Javier Drolas, Eugenia Capizzano, Fabián Arenillas, Carla Quevedo. Dirección: Gabriel Lichtmann. Género: Drama. Salas: Showcase y Village.

El director argentino Gabriel Lichtmann vuelve a la pantalla grande tras diez años de su primera película, “Judíos en el espacio”, con un policial dinámico y consistente. Lucas (Martín Slipak) es un joven abogado que tiene una debilidad por las novelas policiales, sobre todo los clásicos de Agatha Christie o Patricia Highsmith.

Su cotidianeidad transcurre en el estudio familiar donde despliega su gran talento y conocimiento al servicio de la ley. Pero su status quo se rompe en mil pedazos cuando conoce a una chica (Carla Quevedo), que parece ser el amor de su vida. Pero no todo es lo que parece: la chica resulta ser una ladrona que le roba todos sus ahorros para comprar su primer departamento.

Ante la desesperación, Lucas decide encarar la situación fríamente y llega a una conclusión: hay un actor intelectual que planeó el delito y que conocía sus movimientos. De este modo, el joven decide encarar una investigación con la premisa de que cualquiera puede ser culpable, hasta sus mejores amigos. Se trata de una película para los amantes del drama y el policial, donde el crimen, las traiciones y los desengaños son los ejes conceptuales. Con un guión ingenioso, los personajes generan empatía con el espectador y lo mantienen en vilo hasta el final.

El protagonista logra desplegar un amplio rango de colores en su interpretación que fusionan picardía y humor hasta euforia y pragmatismo.

“Cómo ganar enemigos” tiene claros rasgos de novela negra con una trama consistente y buenas actuaciones. Sin dudas, una muy buena opción para disfrutar del cine nacional.

Por Luciana Boglioli

"Operación ultra" **

Intérpretes: Jesse Eisenberg, Kristen Stewart, Connie Britton, Thoper Grace y Bill Pullman. Dirección: Nima Nourizadeh. Género: Acción. Salas: Monumental, Showcase, Hoyts y Village.

“Operación ultra” es un pastiche. Y podría haber sido un pastiche divertido, pero humor es justamente lo que le falta. El segundo filme del director británico-iraní Nima Nourizadeh (“Proyecto X”) intenta parodiar las películas de espías que perdieron la memoria, al estilo Bourne, y cruza esta parodia con las comedias “stoner” de los 70, más una buena dosis de sangre y violencia. El protagonista es Mike Howell (Jesse Eisenberg), un chico de pueblo tímido y fumón que está perdidamente enamorado de su novia Phoebe (Kristen Stewart), una compañera incondicional que le perdona todo. Claro que nada es lo que parece y Mike es en realidad un agente encubierto de la CIA entrenado para matar, aunque él no lo sepa. Convengamos que la premisa del espía con amnesia está trillada y Nourizadeh no hace mucho para aportar algo nuevo. “Operación ultra” se vuelve aburrida y previsible, y cuando pasó menos de una hora el interés decae a cero. Y como comedia bizarra tampoco funciona. Sólo algunas escenas de acción vibrantes logran meter tensión, pero este efecto se agota a los pocos minutos. Jesse Eisenberg (“Adventureland”, “Red social”) se salva porque siempre es un gran actor y al personaje de loser se lo sabe de memoria. Kristen Stewart, en cambio, es pura belleza gélida y un puñado de mohines.

Por Carolina Taffoni

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS