Escenario

Los estrenos de cine bajo la lupa de Escenario

"Los buscadores" posee una trama atractiva, personajes entrañables y una atmósfera por momentos bizarra.

Sábado 07 de Abril de 2018

"Los buscadores", la gema del cine paraguayo

Calificación: ****. Intérpretes: Tomás Arredondo, Cecilia Torres, Christian Ferreira. Dirección: Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori. Género: aventuras. Salas: Del Centro, Showcase, Hoyts, Village.

La gema del cine paraguayo ha llegado. Con una trama atractiva, personajes entrañables y una atmósfera por momentos bizarra, "Los buscadores" logra posicionarse como una gran película en la que prima la acción y el humor con un sello paraguayo. La leyenda cuenta que durante la Guerra de la Triple Alianza, en Paraguay, fueron enterrados tesoros para que no cayeran en manos enemigas. A partir de esa premisa, el filme, dirigido por Juan Carlos Maneglia y Tana Schémbori ("7 cajas"), cuenta la búsqueda de un tesoro en el centro de Asunción a cargo de dos jóvenes amigos que utilizan un antiguo mapa. Manu (Tomás Arredondo) y Fito (Christian Ferreira) son dos canillitas que viven en la Chacarita. Manu vive con su madre (Nelly Dávalos), su hermano menor y sus abuelos (Jesús Pérez y Amada Gómez). El abuelo está postrado tras haber sufrido un ACV y deja al nieto un libro donde el joven descubre las claves de un tesoro enterrado. Así, con la ayuda de su gran amigo Fito y don Elio (Mario Toñánez), un antiguo buscador de plata, buscará el tesoro. Necesitarán también el apoyo de Ilu (Cecilia Torres), que trabaja en la casa donde creen que está enterrado el tesoro. Además de la cautivante aventura, el filme se encarga de retratar el drama de la inundación y las familias quebradas, pero con el humor y la ironía como principal condimento. La fantasía y el suspenso se entrelazan con la comedia y el romance, por momentos ingenuo y enternecedor. Eso sí, sin perder la chispa y el misterio hasta el final. Un triunfo.

"Un lugar en silencio", un pueblito tranquilo

Calificación: ***. Intérpretes: John Krasinski, Emily Blunt, Millicent Simmonds, Noah Jupe y Cade Woodward. Dirección: John Krasinski. Género: Terror. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

Romper el silencio puede ser algo aterrador. Así lo entendió el director John Krasinski, también guionista de “Un lugar en silencio”, que en inglés lleva el título un poco más irónico de “Un lugar tranquilo”. De tranquilo no tiene nada el pueblo en el que se desarrolla el tercer largometraje del protagonista de “Jack Ryan”.

   En el antes apacible lugar ya no vive nadie. Todo está abandonado y no se sabe si la gente huyó en masa, aunque un cartel con anuncios indica que todo empezó con la desaparición de decenas de personas. La causa se conoce también a los pocos minutos y la tensión se mantiene a lo largo de la hora y media de este filme protagonizado también por Krasinski y Emily Blunt, su mujer en la vida real, que interpretan a una de las pocas familias que aun vive en esa zona en la que hasta respirar puede ser fatal y en la que la única forma de comunicarse es por el lenguaje de señas. Todo para evitar a extrañas criaturas ciegas pero con un agudo sentido de la audición para cazar a sus presas. “Un lugar en silencio” sobresale entre las producciones del género por la originalidad y simplicidad de su propuesta, su puesta en escena y el ritmo sostenido. Solo al final, Krasinski cede algo a las convenciones del melodrama, lo que no invalidad el sólido resultado final.

"Mazinger Z: Infinity", sólo para fanáticos

Calificación: **. Voces originales: Natsuki Hanae, Unsho Ishizuka, Ai Kayano, Masami Kikuchi. Dirección: Junji Shimizu. Género: animación. Salas: Hoyts, Monumental, Showcase y Village.

Mazinger Z" es también la historia de millones de personas que han seguido en su infancia a este robot imbatible de origen japonés diseñado por Go Nagai. Y justamente a 50 años de la creación de este animé de culto y a 45 años de la serie de televisión que unió generaciones, es que llega a los cines "Mazinger Z: Infinity". Más que un filme es un episodio extendido de aquella serie, donde en tan solo 95 minutos se intenta desarrollar una trama que conjuga diversas problemáticas, con el único objetivo de demorar el momento esperado: el despliegue de trucos de Mazinger. Con momentos románticos y dramáticos entre los personajes, mensajes ecológicos, la división entre el bien y el mal y la ciencia ficción con la posibilidad de mundos paralelos, el director Junji Shimizu parece sin querer reflejar la cultura nipona: preocupación por el medio ambiente (con variadas imágenes del monte Fuji como símbolo), un ideal de la paternidad (donde entra en juego la importancia de formar una familia tradicional), y una proyección a escala mundial de que "lo que pasa en Japón le afecta al resto del mundo". Koji Kabuto es ahora un joven científico con una carrera brillante y conflictos de pareja (otro de los viejos personajes, la piloto Afrodita). Sin embargo, aparecerá un misterioso robot de grandes dimensiones - Infinity- y con él la tentación de Dr. Infierno de volver a conquistar el planeta y sembrar el caos; lo que finalmente llevará a Koji a tomar cartas en el asunto. Aparecen nuevos personajes con roles destacados femeninos (sin embargo en exceso de voluptuosos y provocativos) que se suman a una historia que deja abierta la puerta a próximas sagas, de tramas cada vez más rebuscadas pero con la intención de preservar este mítico tanque de robots humanoides.

M.N.D.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario