Escenario

Los Coen estrenaron en Netflix su antología sobre el oeste salvaje

Los creadores de "Fargo" dijeron que hoy las plataformas digitales hacen más por el cine independiente que los grandes estudios.

Martes 20 de Noviembre de 2018

"La balada de Buster Scruggs", la película de los hermanos Joel y Ethan Coen compuesta por seis relatos ambientados en el salvaje Oeste norteamericano, ya está disponible para ver en Netflix. Cuando se empezó a hablar de una producción para Netflix de los directores estadounidenses creadores de cerca de 20 largometrajes y galardonados por su trabajo en dos joyas del cine contemporáneo como "Fargo" y "Sin lugar para los débiles" se empezó a idear una serie de seis capítulos, algo así como "Black Mirror", pero finalmente la plataforma y los cineastas decidieron converger en una película. El elenco está encabezado por Tim Blake Nelson, Tom Waits, James Franco, Zoe Kazan, Brendan Gleeson, Liam Neeson, David Krumholtz, Stephen Root y Ralph Ineson, entre otros.

"Nadie está haciendo estas películas de episodios. Queremos que vuelvan", explicó Ethan Coen, en una rueda de prensa. "Hemos escrito estas historias durante 25 años. No sabíamos qué hacer con ellas. Nos planteamos que cada una fuera una película. Pero cuando las juntamos, aunque sean muy distintas por tono y género, tenían grosso modo el mismo argumento", agregó Joel. En efecto, la película mezcla a un pistolero mucho más rápido de lo que su cara dé a entender, un viejo en busca obsesiva de oro o una diligencia donde una ultracatólica y un chiflado cazador discuten sobre cuánto se parecen los humanos a los hurones. Pero, en el fondo, "La balada de Buster Scruggs" habla del cambio y la repetición, del paso del tiempo, de cómo afrontarlo y dónde conviene poner los límites del deseo y la ambición, de la efímera huella de los hombres.

En un firme apoyo a la plataforma digital y una crítica velada a la industria cinematográfica, los Coen señalaron también que Netflix "está dando un paso adelante y gastándose el dinero en películas que no se basan en cómics de Marvel o en grandes franquicias de acción, que hoy son básicamente el negocio de los grandes estudios. Lo cierto es que ahora esta gente —las plataformas de streaming— es la que está invirtiendo en este tipo de películas, y esto está por encima de la discusión que hay sobre la forma en la que las películas son mostradas hoy, si tienen estrenos en el cine o son subidas a la plataforma. Financian películas que no son mainstream, y eso es muy importante. Es un modo para mantener viva esta forma de arte", agregaron.

Joel Coen especificó que "el negocio del cine vive tiempos extraños. Todo evoluciona, porque están llegando todas estas plataformas con otras motivaciones y otras maneras de distribuir sus películas. Pero, globalmente, me parece algo positivo, cuanta más gente produzca cine, mejor. Será una pena si ver películas en los cines termina desapareciendo, pero ver cine en otros sitios que en las salas es algo que ha existido siempre, por lo menos a lo largo de nuestras vidas: antes llegaron la televisión, el vídeo? y las salas siguen donde estaban".

Aclarado este punto, Joel Coen indicó: ""Teníamos muy clara desde el principio la secuencia de las historias. La película tiene una progresión: empieza más cerca de la comedia y se va haciendo más oscura".

Hnos Coen

Directores de culto y maestros del humor, los hermanos Cohen presentaron "La balada de Buster Scruggs" en agosto último en el Festival de Cine de Venecia. "La gente nos atribuye un nivel de ironía que normalmente no está (en la película).(...) Es algo muy inconsciente", señaló Ethan en la presentación de la película en la Mostra. Blake Nelson, que abre los episodios del filme encarnando a un asesino de gatillo fácil que también canta, explicó en Venecia que cada episodio analiza la historia del Western desde un punto de vista de la narración y también desde la estética.

En otra entrevista, Joel Coen resaltó que no pensaron mucho en el hecho de que fuera un western, sino más en las historias y en encontrar el tono adecuado para cada una de ellas. "Ahora no hay una vía comercial para este tipo de filmes compuestos de pequeñas historias pero en Italia sí hubo una época en la que había películas con historias cortas de sexo", explicó, que se acordó de esta posibilidad al ver un viejo filme de Mario Monicelli. Actualmente "nadie hace este tipo de películas antológicas y nosotros quisimos hacerlo con el western", agregó.

Además, cada historia necesitó un tratamiento individual porque eran muy diferentes y sacaron del spaghetti western la idea de cómo unirlas, a través de la música, repitiendo piezas musicales al principio y al final de la película para enlazarlas.

Los Coen rodaron la película en Nuevo México, Colorado o Nebraska, por lo que tuvieron que dedicar mucho tiempo a las localizaciones para lograr, para cada caso, "el paisaje icónico del western" que necesitaba cada una de las historias.

primer relato. Tim Blake Nelson abre las historias interpretando a un vaquero cantor y rápido para disparar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});