Escenario

Llega a Rosario un sexteto salteño que se anima a nuevos formatos

Con localidades agotadas, el grupo Los Huayra presenta mañana su nuevo espectáculo acústico "Puro Huayra" en el teatro La Comedia.

Viernes 25 de Mayo de 2018

"Hoy nos damos la licencia de reinventarnos y también de arriesgar", afirma Juan José "El Colo" Vasconcellos, guitarrista de Los Huayra. El sexteto salteño, que viene creciendo en popularidad y se anima a nuevos formatos, llega a Rosario en plan acústico. El nuevo show "Puro Huayra" será mañana, a las 21.30, en el teatro La Comedia (Mitre y Ricardone).

Vasconcellos y el charanguista y guitarrista Sebastián Giménez dialogaron con Escenario para compartir expresiones de este buen momento de la agrupación (que para este recital agotó localidades), que se completa con Juan Fuentes (voz y guitarra), Luis Benavidez (teclados), Hernando Mónico (bajo) y Alvaro Plaza (batería).

La propuesta de Los Huayra se basa en ritmos argentinos, pero van más allá incluyendo joropos, festejos y rancheras, haciendo notar las posibilidades que ofrece la música cuando se es inquieto y creativo. Desarrollan y hacen crecer la propuesta, sin descuidar las raíces.

—De Salta emergen músicos y cantores permanentemente. ¿Qué parte de la música salteña representan?

Vasconcellos:Yo creo que toda, porque de hecho la música es un poco eso, la expresión de las sensaciones de adentro y cada quien la hace como la vive y como la interpreta. Acá en Salta no solamente hay grupos de folclore que cantan zambas, acá hay bandas de reggae, de rock, músicos extraordinarios que nosotros admiramos muchísimo como Chinato Torres, Fabián Amerise, Los Perros Ciegos, Gacela. Ultimamente, la música de Salta se ha visto así, al menos desde adentro. Compartimos y disfrutamos de cómo interpreta el colega y el amigo y en algún momento de la carrera de cada uno nos vamos cruzando.

Giménez: Aparte es como una misma comunidad, no importa el género.

—¿Qué premisas tuvieron o qué método han encontrado para trascender fuera de la provincia?

Giménez: Para nosotros ha sido siempre fundamental el trabajo, tratar de hacer lo que podamos y lo que nos toque, de la mejor manera y disfrutándolo al hacerlo. Cuando empezamos hace catorce años (en el 2004), quizás no tocábamos casi nunca, pero todos los días ensayábamos y con mucho trabajo íbamos buscando y de a poquito iba saliendo. Una directriz nuestra fue poner muchas horas de "culo en el asiento", como quien dice.

—¿Tienen claro cómo se puede definir el estilo del grupo, si es que este es el definitivo?

Vasconcellos: Cuando empezamos a juntarnos a trazar una trayectoria y definir para dónde íbamos a ir, obviamente que era fundamental tener una identidad propia. Para nosotros es importante que cuando nos escuchen en la radio se sepa enseguida que se trata de Los Huayra. Eso era muy difícil y tras mucho trabajo se consiguió, pero hoy no tenemos ese tema en la cabeza. Hoy nos damos la licencia de reinventarnos y también de arriesgar. De hecho, estamos presentando "Puro Huayra" en los teatros, es como otro plan de nosotros mismos. Es como redescubrirnos y redescubrir las canciones, jugar y animarnos, porque quizás el tema de la identidad ya lo tenemos resuelto.

—Además de agotar funciones en el Teatro del Huerto de Salta, vienen de una gran convocatoria en la sala Zitarrosa de Montevideo y preparan un viaje a Australia. ¿Cómo viven esa experiencia y qué aprendizaje vienen teniendo con públicos desconocidos?

Vasconcellos: Siempre te hace crecer, porque de alguna forma la perspectiva de afuera siempre es otra. Un ejemplo cercano y reciente: estuvimos en Montevideo haciendo este espectáculo y fue muy lindo porque la gente estaba ávida y abierta a esperar la propuesta y afortunadamente resultó positiva la respuesta. Algunos ya cantaban las canciones de Los Huayra, así que fue una sorpresa súper grata para nosotros. Vamos mucho a Bolivia, ahora Uruguay, lugares cercanos que son buenos para el intercambio de culturas. Cuando vamos a lugares más lejanos, de pronto toparse con otras culturas, otro idioma y otras costumbres, eso indefectiblemente te abre la cabeza y te hace crecer no solamente como persona y desde lo socio-cultural, sino también como artista porque uno va viendo cómo es la perspectiva que se tiene sobre la música, no sólo la de uno sino la música del mundo.

—¿Qué les brinda el teatro que no les ofrece los festivales?

Vasconcellos: El teatro te brinda ese grado de intimidad y de cercanía con la gente que muchas veces en el festival o en el estadio se pierde. Los ámbitos grandes tienen encantos que el teatro no tiene, por eso está bueno tener esa especie de versatilidad, por lo menos a la hora de la intención de armar un show. "Puro Huayra" representa eso, la intención de acercarnos lo más que se pueda a la gente desde el silencio y la cercanía que nos brindan los sonidos "más pianos" que nos puede brindar la música. Jugar con otros recursos que muchas veces quedan en la sala de ensayo o en algún disco rígido que pasó por el estudio y no salen a la luz. Este show tiene eso, atrevernos a brindarle a la gente una faceta diferente con la misma esencia, porque esto no deja de ser Los Huayra. Es más, tiene mucho más que ver con nosotros que algunos otros shows de años anteriores.

—Vienen ausentándose de Cosquín, el festival más importante y, sin embargo, tienen un buen presente, lo cual hace derribar el mito de que hay que pasar sí o sí por allí.

Giménez: Festivales en la Argentina hay un montón. No creemos en el mito ese de que es necesario pasar por Cosquín para figurar y para tener una carrera, no lo pensamos así. Todo lo contrario, sería muy fácil que el éxito o el fracaso se resuma en un escenario. Creemos que el camino se construye y se hace día a día, kilómetro a kilómetro, durante todo el año y recorriendo toda la Argentina. Es el camino que decidimos hacer y del cual estamos orgullosos.

Vasconcellos: Nosotros siempre hemos tratado, y de una manera mucho más intensa desde hace un par de años, de procurarnos la comodidad más sincera para con nosotros mismos, vamos a donde nos sentimos cómodos y a donde no nos sentimos cómodos no vamos. Básicamente, nos gusta ver la parte llena del vaso. Estamos muy agradecidos a todos los festivales del país, porque todos nos han abierto las puertas y nos hacen sentir muy cómodos cada vez que vamos a cada provincia. En esta etapa tratamos de fluir de manera más cómoda, cantar las canciones que nos emocionan y que tienen una fibra de conexión íntima y real. Pasa lo mismo con los escenarios, con los viajes, con los amigos y con los ámbitos. El de hoy es un estado muy honesto de Los Huayra.



La admiración por Fandermole

Los Huayra siempre van a la búsqueda de canciones nuevas propias y también de otros autores. Y Jorge Fandermole es uno de sus compositores preferidos.

"Nos encantan los temas de Fandermole, lo admiramos.Tuvimos la suerte de conocerlo en Rosario. Humilde y gentil, se acercó al hotel y nos obsequió sus discos", recordó Vasconcellos.Del autor de "Río marrón" versionan "Oración del remanso" y "Cuando", que incluyen en algunos shows.La versión de "Cuando" se grabó en "La voz del viento" (2017) y "Oración del remanso" la descubrieron hace tiempo, pero aún no la grabaron.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});