Escenario

Leo Genovese: explorado sónico con mucho swing

El santafesino que hace una docena de años que reside en Estados Unidos es de los que creen que “el jazz es una revolución humana”.

Domingo 01 de Noviembre de 2015

Leo Genovese es un caso serio del jazz del mundo. Pianista innovador, surgido de estas latitudes (Venado Tuerto), siempre tiene algo nuevo que tocar y, también, decir. El santafesino que hace una docena de años que reside en Estados Unidos es de los que creen que “el jazz es una revolución humana”. Como creían, seguramente, Ornette Coleman o el John Coltrane de “Love Supreme”. Como todos los fines de año, Genovese regresa a Rosario con nueva “investigación sónica”, como le gusta definir a él. Es que además de ser una especie de hijo adoptivo de Boston donde toca con los grandes y acompaña de manera bastante estable a Esperanza Spalding, es santafesino y necesita recargar las pilas en la tierra natal.

— Jose James es una de las nuevas y mejores voces del jazz actual. Estás compartiendo una gira con él, ¿qué tal esa experiencia y cómo te viene esto de tocar música de otros y no ser el centro de atención del escenario?

—Jose James es un musicazo, todos sus conciertos son muy diferentes, él está siempre “in the moment” y su repertorio abarca muchas generaciones de herencia musical. Acabamos de hacer una gira por Latinoamerica que fue super. Fue lindo estar por estos pagos tocando con él y su grupo. Una manera de escuchar y de experimentar la música es cuando el sonido es el centro de atención del escenario, más que cualquier sujeto que está creándolo o cualquier organismo parte de él. Entonces mi misión es tratar siempre de servirle a la música, de la manera mas personal y sincera posible, claro que también está en juego la habilidad de metamorfosearme y cumplir roles dentro de diversos grupos, que a veces tienen un plan meditado de formas distintas. Músicos que admiré siempre como Herbie Hancock o Kenny Kirkland tienen la cualidad de ser muy versátiles, y esa fue mi escuela.

   —El recital en Rosario antes de fin de año de Leo Genovese se está convirtiendo en un clásico, ¿Qué traés esta vez?

   —No voy solo esta vez. La familia la completan Demian Cabaud y Francisco Mela, mis compañeros de investigación sónica. Ellos son mis hermanos, Empezamos a tocar en Boston hace 13 años atrás, así que este debe ser el tour de la buena suerte. Creo que se puede sentir en la música la amistad, la confianza y la comunicación, la pureza, la desnudez y otras virtudes que parecen faltarle a nuestra tía politica hoy. Ojalá todos nuestros tíos politicos tocasen algún instrumento musical, escribieran, pintaran o tuvieran de alguna manera, abierto el portal a mundos de posibilidades infinitas, a estados de iluminación y al trascender espiritual como lo hacen los escultores, los bailarines, los músicos, los pintores, los escritores, y todos los que tienen swing. Vivimos para aprender de todo lo que nos rodea a través de la escucha. Entonces, estamos muy contentos de volver a nuestra casa, y la Escuela Municipal de Música de Rosario, siempre nos da un espacio para crear.

—¿Qué pasó con el disco que grabaste con Jack Dejohnette y Esperanza Spalding, ¿cómo quedó y cuándo sale a la venta?

—El disco lo acabamos de grabar hace un mes en Nueva York. Grabamos muchas músicas en un día en el estudio y aún estoy definiendo las que quedarán en el disco. Tener la suerte de estar en el estudio con estos dos grandes de la música es todo un carnaval. Hubo de todo: Jack Dejohnette cantando o Esperanza tocando batería y también toda la locura y por sobre todo, todo lo que se descubre cuando se busca en libertad y sin miedo. Jack me dijo una vez que nosotros éramos como almas gemelas. El disco saldra el año que viene en vinilo, para un sello nuevo francés llamado Newbelle. Aún no lo tocamos en vivo, pero lo haremos pronto, espero.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS