ESCENARIO

Laurita Fernández alzó la voz en el "Cantando 2020" por la bailarina atacada

La conductora del reality reclamó justicia para las mujeres acuchilladas este martes en una escuela de danza del barrio porteño de Belgrano.

Miércoles 11 de Noviembre de 2020

Ayer por la tarde un hombre identificado como Sebastián Villarreal atacó a cuchillazos a dos bailarinas en el "Club de danza" de Belgrano. Una de las mujeres agredidas es Julieta Antón, profesora de dicha escuela y exbailarina de Showmatch. En este contexto, Laurita Fernández cerró el "Cantando 2020" con un sentido mensaje para las bailarinas y el reclamo para “que se haga justicia”.

Antón, de 26 años, además de ser profesora del lugar donde ocurrió el violento hecho, trabaja como bailarina con Tini Stoessel. Pasadas las 16 de este martes, mientras se encontraba dando clases, fue atacada por uno de sus alumnos. Villarreal, un hombre de 30 años que, según trascendió está obsesionado con Antón, la atacó con un cuchillo. La joven sufrió cortes profundos en el brazo, en el cuero cabelludo y algunos más en el resto del cuerpo. Tras el ataque tuvo que ser trasladada hasta el Hospital Pirovano, donde cerca de las 20 fue dada de alta. Por su parte, Sofía Bovino (36), dueña del lugar, intentó defenderla, pero también resultó herida. Tuvo que ser trasladada al mismo centro de salud donde fue operada en un dedo por un disparo que recibió.

Embed

Anoche, al finalizar el "Cantando 2020", Laurita Fernández expresó unas palabras al respecto del brutal ataque. “Antes de terminar quiero dedicarle el programa a Julieta Antón y Sofi, que son las chicas apuñaladas por Sebastían Villarreal”, comenzó la conductora quien reclamó “que no sea noticia de hoy y que mañana quede en la nada”. “Que se haga justicia y no que mañana se olviden y no se pase nada”, insistió.

“Que se haga justicia, a ese hijo de mil...” concluyó Laurita Fernández. Por su parte, Ángel de Brito completó: “Les mandamos un beso grande y este aplauso de los compañeros para ellas”.

De acuerdo a los primeros datos de la investigación y al relato desde el entorno de Antón, Villarreal estaba obsesionado con la bailarina y la venía acosando con mensajes a su teléfono celular.

En medio del ataque, personas que pasaban por la puerta del estudio de danza escucharon los gritos de auxilio que provenían desde el interior y dieron aviso a efectivos policiales que se encontraban en la zona. Los agentes ingresaron de inmediato y vieron a Villarreal sujetando del brazo a Antón y sosteniendo con la otra mano un cuchillo de carnicero. Según las fuentes, uno de los efectivos le dio la voz de alto, pero el agresor continuó atacando a la víctima. Ante esa situación, el policía efectuó un disparo con su arma reglamentaria que dio en el glúteo derecho de Villarreal, quien fue reducido de inmediato.

Embed

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario