Escenario

"Las Vegas" y "Deadpool 2", dos estrenos que renovaron al cartelera

A veces las vacaciones reflejan ese oscuro objeto del deseo. Y "Las Vegas" sirve como ejemplo.

Sábado 19 de Mayo de 2018

"Las vegas", un oscuro objeto de deseo

Calificación: **. Intérpretes: Pilar Gamboa, Santiago Gobernori, Valentín Oliva, Camila Fabbri, Valeria Santa.Dirección: Juan Villegas.Género: comedia. Sala: Showcase y Village.

A veces las vacaciones reflejan ese oscuro objeto del deseo. Y "Las Vegas" sirve como ejemplo. Juan Villegas tomó como disparador un lugar amado de Villa Gesell, donde él concurría en su adolescencia, y desde allí construyó una comedia íntima, divertida y con situaciones de inmediata identificación. Las Vegas es el nombre del complejo habitacional donde irán a parar Laura (una impecable Pilar Gamboa) junto a su hijo Pablo, de 18 años. El problema es que en el piso de abajo están alojados Martín (logrado rol de Santiago Gobernori), ex de Laura y padre de Pablo, y su nueva novia Candela, una joven y seductora colombiana. Lo mejor de la película es el vínculo de amor y tensión entre madre-hijo primero, y entre madre-hijo-ex marido después. Villegas utiliza mucho el humor desde el juego de palabras con situaciones simples y cotidianas y logra alto efecto. Villegas, que brilló con "Sábado" y "Los suicidas", maneja a la perfección las emociones encontradas que se generan en esos tiempos muertos que genera el ocio en vacaciones. Y lo hará desde discusiones ingeniosas de los protagonistas, que siempre le escaparán al lugar común. Otro punto a favor es que la película sólo dura 75 minutos.

Por Pedro Squillaci


"Deadpool 2", una secuela le queda grande

Calificación: **. Intérpretes: Ryan Reynolds, Zazie Beetz, Josh Brolin, Morena Baccarin, T.J. Miller y Karan Soni. Dirección: David Leitch. Género: Aventuras. Salas: Monumental, Showcase, Hoyts y Village.

En nombre de la taquilla y de un público cautivo, el rentable universo de los superhéroes se permite ya casi cualquier cosa. "Deadpool 2" es una buena prueba. Dos años atrás, este superhéroe cómico y zarpado llegó por primera vez al cine y se convirtió en un éxito inesperado. Y ahora está de vuelta con la misma fórmula sólo apta para fanáticos. El personaje interpretado por Ryan Reynolds esta vez se topa con un nuevo villano (Cable, encarnado por Josh Brolin), se codea con algunos de los X-Men y arma su propio equipo para orquestar una venganza. La trama, calcada de otros esquemas de películas de superhéroes, es sólo una excusa para desplegar un humor entre zafado y absurdo, repleto de chistes autorreferenciales y una agotadora avalancha de guiños a la cultura pop. La película resulta demasiado larga (120 minutos) para repetir y abusar de esta fórmula y, para colmo, los chistes más jugosos aparecen sobre el final. Además, la supuesta irreverencia de esta comedia sólo aparece en las violentas escenas de acción, que están ingeniosamente coreografiadas. Pasado el factor sorpresa de la primera película, es evidente que a Deadpool una secuela le queda grande.

Por Carolina Taffoni

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario