Escenario

"Las redes sociales influyen en las grillas festivaleras"

José Palazzo, el impulsor del encuentro más grande de Argentina propone una edición "ecléctica", con espacio para los consagrados y las bandas emergentes.

Sábado 09 de Febrero de 2019

Skay, Ciro, Ska-P, Los Espíritus y El Mató a un Policía Motorizado son algunos de los animadores de la 19ª edición del Cosquín Rock, que desarrollará hoy y mañana en el Aeródromo de la localidad cordobesa de Santa María de Punilla y que "tendrá nueve hectáreas al servicio de la música, posicionándose como el festival más grande de la Argentina", según detalló su creador, José Palazzo.

Entre las novedades que presenta la grilla del encuentro de rock más importante del país se destaca la presencia de figuras del trap, la nueva movida de la escena musical argentina.

El festival, que se realiza desde 2001, se lleva adelante en base a "mucho esfuerzo desde el punto de vista artesanal" y a la vanguardia, expresó Palazzo. "En el Cosquín Rock de Colombia, México y Chile trabajé con socios locales, Buenas Noches Producciones en música electrónica, Mustafá en hip hop y trap, y nunca me imaginé que iba a funcionar tan bien. Al principio, la gente recibió la grilla con un poco de recelo pero en espacios tan grandes hay que ofrecerle al público nuevas alternativas", reflexionó el productor que propone en la edición local una versión "ecléctica".

El también bajista de la banda de blues Los Mentidores remarcó que "hay un crecimiento de la música de la mano de las redes que ya influyó en las grillas festivaleras" y por ese motivo es que se dedicó a programar esta edición con muchos artistas que conoció "por redes sociales. Me asesoro y después investigo por Internet", explicó.

El auge que tuvo el festival hizo posible que su estructura se exportara a otros países, por lo que este año se realizará una edición en la ciudad española de Benicasim -donde se organiza el famoso Rototom- en el mes de abril, en julio en México, en septiembre Paraguay y en octubre Uruguay y mañana se darán a conocer dos ciudades más.

—¿Por qué organiza un festival de dos días pero con más atracciones que las que ofrecía el Cosquín de tres jornadas?

—Se nos complicaba hacer un Cosquín de tres días porque por un lado es carnaval y por el otro a la gente se le hace difícil viajar en épocas de vacas flacas, este es nuestro segundo año consecutivo así. El encuentro tiene 80 millones de pesos de inversión y requiere un volumen de gente muy grande. Por suerte las ventas vienen bien, tuvimos un apoyo muy importante del público del país, además vendimos 500 entradas en Uruguay y 700 en Paraguay, un fenómeno importantísimo y extraño, y también esperamos al público chileno que viene desde hace mucho.

—¿Qué ocurre con la participación femenina en el escenario principal?

—Hay muchas bandas femeninas en el festival pero no encontramos bandas referentes para el estilo headliner con el que programamos el escenario principal. En La Casita del Blues hay grupos femeninos, en el Hangar Alternativo también. En el central está Eruca Sativa que va con Carajo, Attaque 77 y Científicos del Palo, pero hoy no tenemos banda de mujeres que vayan con Ciro, Las Pelotas o Skay. Creo que va a suceder, el rock es joven, tiene 50 años y es lógico que haya una renovación. Hay bandas de mujeres que están en una etapa de desarrollo, no tenemos alguna con 10 ó 12 años de trayectoria, tres o cuatro discos; se están acercando Marilina Bertoldi, Eruca Sativa, que van a ser las grandes bandas, pero tiene que pasar el tiempo y maduración.

—¿El avance digital ayuda a que una banda alcance masividad?

—Cada vez más. Está el trapero cordobés Paulo Londra que es el más escuchado de Latinoamérica. Es un fenómeno de las plataformas y el streaming y esa es la forma que tendrán nuestros hijos y nietos de escuchar música. Por eso también nos abrimos y propusimos en la grilla a Wos, entre otros fenómenos actuales.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario