Escenario

Las Pelotas vuelve a Rosario para repasar sus éxitos en una nueva "misa pelotera"

"Vamos a encontrarnos con nuestra gente", destacó Germán Daffunchio en una entrevista exclusiva con Escenario, antes del show que dará esta noche, a las 22, en Club Brown.

Sábado 18 de Abril de 2015

Después de un 2014 intenso, en el que festejaron 25 años de trayectoria con la edición de su material “5x5”, el grupo formado por Germán Daffunchio, Gabriela Martínez, Tomas Sussmann, Gustavo Jove, Sebastián Schachtel, Alejandro “Pollo” Gómez vuelve a Rosario para dar un recital con todos sus éxitos. “El hecho de ir está justificando todo: no hace falta ofrecer un nuevo show, simplemente vamos a tocar, a encontrarnos con nuestra gente en Rosario y a vivir una hermosa noche”, adelantó Daffunchio, líder de Las Pelotas, en una entrevista exclusiva con Escenario, antes del show que dará esta noche, a las 22, en Club Brown (Brown y avenida Francia).

    Son varias las generaciones que forman parte del público de Las Pelotas, que se mantiene fiel a través de los años y nunca faltan a la “misa pelotera”. Daffunchio explicó cuál es la clave para lograrlo: “El verdadero público se hace tocando, y nosotros somos una banda que no ha parado de tocar nunca. Nosotros no somos una moda. El mundo de hoy está focalizado en el éxito inmediato y efímero”.

   Las Pelotas nació en 1987, tras la disolución de Sumo por la muerte de su líder, Luca Prodan. Aunque pasaron muchos años desde aquella época dorada, Daffunchio mantiene vigente las enseñanzas que le dejó su paso por Sumo y hay una anécdota que lo marcó para siempre: “Una vez, cuando terminamos de tocar un tema con Sumo, nadie aplaudía. Luca se dio vuelta y me dijo: “Están dados vuelta, Germán”. No sabés si no aplauden porque les gustó o porque no les gusto (risas). Yo aprendí un poco de eso. Lo importante es sentir el tema que estoy tocando. Uno no tiene que esperar el aplauso. Creo que uno se da cuenta cuando conecta realmente con la gente”.
  
Silencio. El cantante asegura que ama los sonidos de la naturaleza, y es por ese motivo, sumado a que asegura que “la ciudad no tiene nada para ofrecerme”, que decidió radicarse en Nono, en el Valle de Traslasierra, en Córdoba. Es allí donde Daffunchio encontró la paz: “Me gusta el silencio, los rayos, el viento, la lluvia, la tierra, los árboles. No me interesa mirar vidrieras, me interesa quedarme mirando un árbol. Alguno puede pensar que soy un boludo hablando así, pero cada uno tiene que ser lo que le hace feliz en su vida. Acá logro el equilibrio, vivo en el silencio, que es todo lo contrario a mi profesión. Viajo mucho a Buenos Aires a tocar, entonces ahí tengo un poco de ruido, así tengo un equilibrio”.

   Con respecto a la realidad del país, el ex Sumo sentenció: “El mundo en general es un desastre. En nuestro país el mayor problema es la ignorancia. Es terrible la pobreza que hay, la gente la pasa realmente muy mal”. Y detalló: “Los argentinos no nos damos cuenta en el país en el que vivimos. No tenemos conciencia de la tierra, no sabemos cultivar. Hacemos una marcha para pedir justicia por Nisman pero no la hacemos por cada cosa que nos parece injusta. En otros lugares del mundo, la gente, por algo mínimo, te para el país. Acá no. No me voy a meter en si soy peronista o no. La gente sigue esperando al Mesías como si algún líder nos fuera a salvar, y nadie lo va a hacer porque a los políticos no les interesa la gente, porque si realmente les importaría no estaríamos como estamos. La sociedad está en crisis. Vemos que asesinan a un pibe, que asaltan a un anciano y ya estamos anestesiados, eso es lo más grave”.

Rebaño. En los medios y las publicidades se resalta todo el tiempo la posesión como eje central de la felicidad, pero al grupo nunca le importó eso, sino más bien, mantenerse fiel a su esencia y priorizar la composición y el encuentro con el público. Pero, ¿es posible vivir ajeno al mundo capitalista? Daffunchio respondió: “Me rompe un poco las pelotas la palabra capitalismo. Uno tiene que elegir cómo vivir y qué cosas prioriza, y los demás, que piensen lo que quieran. El capitalismo por una cosa u otra siempre está, pero uno puede elegir vivir lo más alejado posible de eso. Nosotros hicimos la canción “Corderos en la noche” hace varios años ya y hoy sigue teniendo el mismo significado, somos un rebaño”.

   Con más de una decena de discos, entre los que se destacan “Esperando el milagro” (2003), “Despierta” (2009) y “Cerca de las nubes” (2012), el cantante asegura que cada material representa una etapa en la vida de Las Pelotas. Este año, después de haber celebrado sus cumpleaños número 25, el grupo se encuentra en pleno proceso de grabación de su nuevo álbum. “Estamos muy metidos con el nuevo disco, la idea es tenerlo listo para agosto de este año”, anticipó Daffunchio.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario