Escenario

"Las mujeres seguimos siendo un cuerpo objeto"

La directora Victoria Chaya Miranda habló de la desigualdad y violencia pese a la lucha feminista.

Domingo 13 de Enero de 2019

La soledad, la necesidad del éxito y el desamor aparecen como un cocktail explosivo en "A oscuras", el filme de Victoria Chaya Miranda que está en la cartelera rosarina. A través de un relato donde confluye una actriz alcohólica (Esther Goris), una bailarina devenida en prostituta (Guadalupe Docampo) y un cocainómano dueño de un boliche nocturno (Francisco Bass), la realizadora le contó a Escenario las pocas salidas que tienen sus protagonistas en el marco de una sociedad capitalista: "No, no ofrece otra salida y si acaso eligieras o encontraras otra salida te condena, te señala y te castiga".

   —¿Más allá de que los tres personajes protagónicos atraviesan excesos visibles como drogas y alcohol, lo que quisiste mostrar fue la oscuridad más invisible de la soledad?

   —Sí, exacto, así es y la cosificación del cuerpo de las mujeres, ambas temáticas están plasmadas en las tres historias. El escenario es la noche de Buenos Aires, pero no desde lo magnífico de la ciudad sino desde las historias particulares que están sumergidas en la ciudad y los vínculos que establecemos con supuestos extraños que nos rodean y a veces terminan conociéndonos más que nuestra familia de origen.

   —Los modelos sociales, como el mandato de la belleza o el éxito también atraviesan tu historia. ¿Parece que la sociedad capitalista no ofrece nunca otra salida?

   —El guión es de Carla Scatarelli, yo soy la directora y productora. No, no ofrece otra salida y si acaso eligieras o encontraras otra salida te condena, te señala y te castiga. A pesar de que las feministas estamos haciendo lo posible por los derechos humanos de las mujeres, vivimos en una sociedad cada vez más desigual y violenta. A lo largo de la historia las mujeres hemos sido y parece que seguimos siendo un cuerpo objeto.

   —¿Pese a todo, sos optimista de que siempre hay una luz en medio de tanta angustia?

   —La película demuestra eso: cuando la oscuridad se hace más profunda, puede aparecer una luz de esperanza. Creo que no siempre aparece esa luz, creo que hay anónimos en Buenos Aires que no reciben el abrigo de la buena suerte o la mirada de otros que lo contengan y lo ayuden a salir de una crisis. Buenos Aires es despiadada como todas las metrópolis, pero con sello propio. En "A oscuras" los personajes cargan con un pasado o un presente que se hace cada vez más pesado.

   —Los tres protagonistas están asociados con la noche y el mundo del espectáculo. ¿Por qué elegiste poner el foco ahí y no en personajes de otras características?

   —Los tres personajes están vinculados por Arturo Bonín, que representa a Mario, un taxista con una fuerte historia con Lola ( el personaje de Esther Goris). Es Mario quien une las historias, ya que con algunos de los personajes protagonistas tienen un vínculo con él (Goris y Francisco Bass).

   —El elenco tiene una mixtura generacional interesante con Esther Goris y Arturo Bonín por un lado y Guadalupe Docampo, Alberto Ajaka y Francisco Bass por el otro. ¿Buscaste ese cruce y apuntaste a un común denominador en una historia que asoma como una película coral?

   —En mis proyectos me gusta buscar actores y actrices que salgan del "pfisic du rol" y que el espectador al verlos los recuerde. Argentina rebalsa de talento actoral, en cada proyectos tenés cientos de elencos posibles y todos son buenos. Entonces armar un casting ecléctico es casi un deber para mí como directora.

   —¿Cuál es tu próximo proyecto y qué desafíos enfrentás al ser una joven realizadora de la industria audiovisual argentina?

   —Mi opera prima fue "Eso que llaman amor", que se estrenó comercialmente en 2015, ganó 11 premiaciones nacionales e internacionales y tiene más de 50 selecciones oficiales. Fue un largometraje que me hizo viajar por todo el mundo. Tengo dos documentales anteriores y una serie de televisión llamada "Los pibes del puente". Mi próximo proyecto se titula "Lo habrás imaginado", que es un largometraje donde soy la directora, productora y guionista de un género policial negro sobre la trata de personas, y que llegará a los cines a fines de este año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});