Escenario

Las heridas del pasado hechas presente

Gloria Piñero y Pablo tibalt estrenaron en el Teatro de la Manzana "Vas a estar aquí", una obra sobre dos hermanos separados sin explicación hace décadas.

Domingo 05 de Mayo de 2019

Gloria Piñero y Pablo tibalt estrenaron en el teatro de la manzana "Vas a estar aquí", una obra sobre dos hermanos separados sin explicación hace décadas

"Vas a estar aquí" es la historia de un desencuentro, de una pérdida y una recuperación simbólica. Pero también es la historia de una familia, con sus luces y sus sombras, sus virtudes y defectos, y las consecuencias de aquellos errores involuntarios y conflictos del pasado que están en el centro de la trama de esta obra estrenada en el Teatro de la Manzana (San Juan 1950) y que sube a escena hoy, a las 20, y todos los domingos de mayo.

Su desarrollo permite acercarse a los protagonistas primero desde un plano general en la que se expone la relación de Anahí y Chany, dos hermanos que dialogan a su modo a pesar de la ausencia de Anahí, que desapareció hace años sin dejar rastro. Este punto está resuelto con acierto a partir de la iluminación que delimita experiencias y espacios compartidos.

En un plano medio se expone la subtrama que condicionó la relación de los hermanos, marcados por la pasada y conflictiva relación de sus padres y que será central en el desenlace. El desencuentro por momentos violento de los padres de Anahí y Chany es casi un presagio del futuro de su relación, un reflejo distorsionado de cómo terminará esta historia muy bien resuelta técnicamente y desde la dirección.

En esa escena, que marca uno de los momentos más intensos de la obra, los personajes vienen a decir que nada es gratuito, que los errores del pasado no prescriben y que sus secuelas se pagan siempre en el presente.

La impecable dramaturgia construida de forma conjunta entre Gloria Piñero y Pablo Tibalt da cuenta de un trabajo exhaustivo. La puesta en escena, sólo con los elementos necesarios y un eficaz dispositivo escénico, permiten la alternancia temporal y espacial de los personajes, con Piñero y Tibalt desdoblándose ante el público con eficaces actuaciones, una vez como Anahí y Chany y otras como sus padres.

En un plano detalle, casi hacia el final de la obra, queda en evidencia que los afectos más profundos se resisten al olvido y que los recuerdos pueden ser una construcción que se acrecienta o desdibuja con el tiempo, aún cuando hayan sido elaborados con retazos de memoria y plasmados en miles de cartas.

En ese sentido, "Vas a estar aquí" es un viaje que va y viene a la infancia, ese lugar donde se consolidó la relación de los personajes a través de lecturas de "El principito" y "Alicia en el país de las maravillas", textos que funcionan como un nexo entre la infancia y la adolescencia y una posterior y misteriosa ausencia, dolorosamente presente después de cuarenta años de espera inútil.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});