Escenario

"Las canciones nuestras son lo más fuerte porque quedan por siempre"

La Oreja de Van Gogh vuelve a Rosario para mostrar los interiores de "Nuestra casa a la izquierda del tiempo". Se trata del flamante material, con clásicos de la banda en versión sinfónica, y además interpretados por su nueva vocalista Leire Martínez, quien reemplazó a Amaia Montero.

Domingo 15 de Noviembre de 2009

La Oreja de Van Gogh vuelve a Rosario para mostrar los interiores de "Nuestra casa a la izquierda del tiempo". Se trata del flamante material, con clásicos de la banda en versión sinfónica, y además interpretados por su nueva vocalista Leire Martínez, quien reemplazó a Amaia Montero. Con voz suave y con identidad propia, la cantante expresó, en diálogo con Escenario, que no teme a las comparaciones y que "el fuerte de la banda son las canciones, en el fondo es aquello con lo que se queda la gente para siempre". La Oreja de Van Gogh tocará el martes, a las 21.30, en el teatro El Círculo, Laprida y Mendoza.

—¿Por qué el nombre tan poco frecuente para un disco como "Nuestra casa a la izquierda del tiempo"?

—Bueno, nos gustó, habíamos leído un texto de Federico García Lorca, en el que hablaba de mirar a la derecha y a la izquierda del tiempo, refiriéndose al pasado y el futuro, y nos gustó la idea. Y como este disco está basado en canciones de toda la historia del grupo, desde el pasado hasta el presente, nos gustó usar esa forma literaria.

—¿Eras una admiradora del grupo antes de ingresar como cantante?

—Era seguidora del grupo, cuando ellos ganaron un concurso, allá por el 97, había amigos míos que también tenían su grupo y se presentaron al mismo concurso. Y coincidió que estuve en la final viendo a mis amigos, y ver a La Oreja de Van Gogh cuando empezaba. Eso hizo que me fijara en ellos y siguiera su carrera.

—Y soñabas con estar en este lugar.

—Y...hombre...claro.

—¿Cómo se siente cantar esos viejos éxitos con una orquesta sinfónica detrás?

—Es una suerte tremenda poder contar con la orquesta sinfónica en este disco, nunca creíamos que sería posible fusionar tan bien el mundo pop con algo tan clásico, y la verdad que el resultado fue espectacular. Fue un lujo, un capricho grande que nos pudimos dar.

—¿Cómo ves el universo del pop ahora que, más que nunca, sos parte de ese mundo?

—Creo que la música en general, no sólo el pop, sino la música está en auge total, aunque no tanto la industria discográfica. Hoy en día contamos con mil formas de poder difundir la música y que llegue más lejos. Antes era mucho más complicado conocer a grupos de otros países. Tenías que conocer a alguien que te contara de algún grupo o de alguna canción, pero ahora tenemos música de todo el mundo al alcance de la mano, auque existe el problema de la piratería, que es la gran pena.

—¿A partir de que sos la nueva cara de la banda hay una continuidad con la línea de La Oreja o es un momento de quiebre?

—Yo creo que a la gente que le gustaba La Oreja de Van Gogh de antes la va a seguir escuchando porque mantenemos las canciones de siempre y consideramos que es parte fundamental de todo esto. Evidentemente supongo que he aportado cosas nuevas en el grupo y que habrá gente que le guste y gente a la que no. Frente a los cambios siempre se dan satisfacciones, y evidentemente no soy ni la mejor del mundo, ni la perfecta, ni la única, y entonces habrá gente a la que le cueste habituarse al cambio. Nosotros somos de tirar para adelante y de ir sumando.

—¿Pero qué devolución tuviste del público en tus primeras apariciones en los shows?

—Yo he sentido un apoyo total desde el primer momento, no sólo en España, sino en la Argentina, donde estuvimos en una gira de promoción el año pasado, en Chile, en México, incluso en países en los cuales no estuvimos físicamente, como es el caso de Venezuela. Como si fuera poco, el disco vendió de maravillas, a mí todo el mundo me trata increíble, cada día recibo miles de mails y miles de mensajes a través de la página web o del blog, y la verdad es que estoy muy agradecida.

—¿El fuerte de La Oreja pasa por el impacto de este cambio en la formación o por la fuerza de las baladas pop?

—El fuerte de la banda son las canciones, en el fondo es aquello con lo que se queda la gente para siempre, lo que realmente hacen suyo, es lo verdaderamente importante.

—¿El amor y el desamor siguen siendo las temáticas más recurrentes en las canciones del grupo?

—Sí, en el fondo lo que nos gusta es abordar temáticas que nos puedan afectar a todos. Y el amor es una de esas cosas. Nadie escapa a las redes del amor y el desamor, todo el mundo pasó por momentos de mucha felicidad y también de mucha tristeza por amor. Es un tema al que recurrimos porque se tratan de historias que les pueden tocar a cualquiera.

 

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario