Escenario

Lali Espósito: "Es difícil llegar a un lugar de reconocimiento, pero hay que intentarlo"

La cantante y actriz habló de "Libra", su nuevo álbum, y de sus vivencias durante la pandemia

Lunes 14 de Diciembre de 2020

Entre la anticipada serie de Netflix “Sky Rojo” y el reciente lanzamiento de “Libra”, su cuarto álbum de estudio, Lali Espósito se ha mantenido ocupada en España, a donde se mudó hace un año con la idea inicial de quedarse sólo por seis meses. Los retrasos ocasionados por la pandemia, y las exigencias de la ambiciosa producción de los mismos creadores de “La casa de papel”, han alargado su estadía. Pero Lali no se queja. Por el contrario: en “Una esquina en Madrid” —como se titula la última de las 11 canciones del disco en alusión a la ubicación de su departamento— dice haber encontrado el equilibrio que buscaba musicalmente gracias a la pausa obligatoria.

De ahí en parte el título del disco (Libra también es su signo zodiacal), que lanzó a modo de sorpresa a mediados de noviembre y que incluye colaboraciones con CNCO, Mau y Ricky, Noriel y Cazzu (“Ladrón”), y la participación de Fito Páez, Abraham Mateo, Camilo y Julio Reyes Copello como productores.

Además, el álbum marca el debut de Lali como directora de videos con “Ladrón”, cuyo sensual clip en blanco y negro suma más de 6,5 millones de vistas desde su estreno el 12 de noviembre. “No me puedo quejar”, dice la cantante y actriz. “La estoy pasando muy bien, con la dicha de tener un trabajo en este momento del mundo que es tan particular”, señaló.

Lali era apenas una niña cuando comenzó como actriz de telenovelas, mientras que en la música debutó en 2014 con el álbum “A bailar”. Ahora, a los 29 años y con un gran número de fans en Latinoamérica, está a punto de llevar su carrera a otro nivel como coprotagonista de una de las producciones más esperadas de Netflix para 2021, “Sky Rojo”, en la que interpreta a una prostituta que escapa de sus proxenetas desatando una cacería.

Vía Zoom desde España, Lali conversó con The Associated Press.

— “Libra” cierra con “Una esquina en Madrid”, una canción producida por Fito Páez en la que cantás sobre ver pasar toda tu vida en el viento mientras el tiempo se detiene. ¿La escribiste allá, estando en cuarentena?

—Sí, la escribí una madrugada un poco nostálgica como imaginarás. Yo vivo en una esquinita, básicamente, entonces escribí esta letra que es un poco una especie de reflexión sobre la vida. Y de pronto como colega, como amiga, le envié esa letra que había hecho a Fito Páez y él básicamente me contestó con un video de él sentado en el piano haciéndome la melodía y me dijo: “Listo, olvidate, yo te la produzco”. Para mí es de los grandes regalos que me ha dado este proceso creativo y una especie de regalo maravilloso para el público que Fito haya participado de este disco.

Lali - Una Esquina en Madrid (Official Lyric Video)

—El álbum incluye la canción con CNCO que salió el año pasado y otras colaboraciones que habíamos escuchado antes, pero hay otros temas nuevos que escribiste ya en Madrid, en otra etapa de tu vida. ¿Cómo fue el proceso creativo?

—En realidad este proceso empezó hace dos años. Yo apenas terminé mi disco anterior, “Brava” (2018), me puse a trabajar en estas canciones nuevas sin ninguna expectativa, a diferencia de otros procesos donde entraba al estudio con la idea clarísima de lo que quería. De pronto en este disco me entregué a crecer, a nutrirme de otra gente por primera vez. Siendo un cuarto disco necesitaba también una evolución y un cambio, y de todo ese proceso de dos años, empecé a darme cuenta sola, por mis experiencias sobre todo el último año, de cuáles eran las canciones que de verdad me significaban algo, de cuáles eran las canciones que hacían este equilibrio. Por eso también se llama “Libra” este disco, porque terminé encontrando un equilibrio muy genuino entre un sonido que representa lo que yo soy, que es el pop, que es el sonido más natural en mí, y toda esta fusión con sonidos como las propuestas de Camilo, de Mau y Ricky, de Noriel, que son artistas mucho más enfocados en lo urbano. Me fui entregando al fluir de un proceso creativo que dio esto como resultado.

—La pandemia nos golpeó y nos sacudió a todos. ¿Cómo cambió a este disco?

—Pasó que decidí lanzarlo de manera sorpresa. Creo que a todos se nos han frenado de alguna manera los planes que teníamos para este año a nivel artístico y profesional, pero honestamente, lejos de abrumarme, si bien esta situación fue muy particular, en la vida en general tomo las experiencias como “bueno, ¿qué me está queriendo contar esto?”. Y a mí lo que me contaba esta situación era que por primera vez no tenía que tener la presión por cumplir con la industria con esa fecha que habíamos puesto hace un año para lanzar el disco. El hecho de hacer pausa me ayudó mucho a terminar de darme cuenta qué quería de este cuarto disco. Hacer ese “stop”, escribir sobre otras cosas, valorar el tiempo, valorar estar en mi casa, valorar tener una casa. A veces se nos olvidaba esta cuestión de agradecer el aquí y el ahora.

—Hay una canción en el álbum que es muy personal, “Laligera”, en la que cantás sobre tus inicios.

—Sí, es una canción especial porque pude mostrarle a la gente mi barrio (Parque Patricios, en el sur de Buenos Aires). Pude mostrar cuál era la vida de esa niña. Me fui a filmar en mi barrio, al que no volvía hace 15 años, y de pronto me encontré a mis vecinos de verdad, que ahora son abuelitos muy viejitos y siguen viviendo ahí. Lo que me ha pasado en la vida es bastante mágico, pero he trabajado para lograrlo. Entonces es contarle eso a los talentosos que están entre cuatro paredes en su habitación y ven este mundo tan lejano. Es difícil llegar a un lugar de reconocimiento, pero por lo menos hay que intentarlo.

Lali - LALIGERA (Official Video)

—En “Sky Rojo” interpretás a una prostituta que escapa de su proxeneta. ¿Qué podés adelantar de la serie?

—Cuando me contaron de qué iba la historia me encantó la posibilidad de hablar de la trata de personas, de la trata de blancas, que es algo que tenemos todos los países del mundo frente a nuestras narices y nadie opina ni hace mucho al respecto. Son chicas encerradas en estos clubes donde les quitan los pasaportes, donde no tienen el poder de decisión, donde las violan constantemente. Partiendo de esa base me pareció interesante poder, desde el respeto absoluto, encarnar a una argentina, una chica muy humilde que con la ilusión de hacer dinero rápido va a conciencia a trabajar en la prostitución a España. Lo que no sabe es que de pronto va a ser una esclava. Pero ella y otras dos chicas se escapan y para sobrevivir hacen de todo. Hay mucha acción y también fantasía, con unos efectos visuales que son una locura.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS