Escenario

Lali Espósito: entre el pop y una serie "muy negra y sexual"

La cantante y actriz se refirió a la serie "Sky Rojo" que graba en españa para Netflix y reveló que prepara su cuarto disco de estudio.

Domingo 07 de Junio de 2020

Lali Espósito transita actualmente entre las aguas sexis y color pastel del pop urbano y las oscuras corrientes de la serie “Sky Rojo”, que protagoniza con Miguel Angel Silvestre para Netflix, de la mano de los productores de “La casa de papel”. Mientras tanto, también se hace tiempo para dar su opinión sobre la resolución de un juez de Chubut sobre una causa por violación (ver aparte).

   “Yo soy así, tengo muchas aristas. En la música me di cuenta de que las canciones que mejor funcionan son las que rescatan mi lado más lúdico, las que invitan a bailar, a jugar a sentirse bien. Mientras que últimamente me he esforzado por papeles que representen desafíos importantes”, dijo Lali en una entrevista con la agencia española Efe.

   Uno de esos temas para pasarla bien es “Lo que tengo yo”. Aunque no nació ni fue grabada durante el confinamiento del coronavirus, la artista lo define como “de cuarentena”, porque no se suponía que saliera.

   “Es una de esas canciones que se quedó fuera (de sus trabajos musicales), pero una mañana me desperté con ella en la cabeza y así por un tiempo. La tarareaba, la oía en mi mente y la bailaba hasta que dije: «basta, la tengo que meter en el disco y lanzarla»”, contó.

   “Lo que tengo yo”, escrita por el dueto venezolano Mau y Ricky y el colombiano Camilo, es un mensaje de una chica que le restriega a un admirador en la cara los atributos físicos y mentales que lo tienen loco.

   “Aunque es algo liviano para bailar y hacer payasadas, lo veo también como un mensaje de empoderamiento y autoestima, en el que la chica asume y valora quién es como persona y cómo luce”, indicó.

   La artista describió la “Sky Rojo” como una serie “muy negra y muy sexual”. En el envío, creado por la productora Vancouver para Netflix, Lali interpreta a una de tres prostitutas que se escapan de una red de trata de blancas. La acompañan Yani Prado y Verónica Sánchez en esta aventura. Otros actores con papeles estelares en la serie son Silvestre, Asier Etxeandia y Enric Auqer.

   “Se trata de un tema muy complicado y muy difícil de contar, producir y actuar”, indicó la artista, quien sacudió los festivales internacionales de cine con su rol protagónico en la película “Acusada”.

   “El reto no es solo retratar esta realidad de una forma veraz, sino que a la vez se mantenga la esencia de una serie que se ve comiendo pochoclo y, en ese sentido, (el guionista) Alex Pina logró un balance increíble”, aseguró.

   Al igual que lo hizo Silvestre, Espósito alertó que se trata de una serie “muy dura, truculenta y muy sexual”. Para ponerla en contexto indicó que las escenas íntimas del actor español en la serie de Netflix “Sense8” son apenas un adelanto para lo que se viene. “Nos quedan aún varios meses y al retomarla lo iremos haciendo de a poquito, respetando las normas necesarias para evitar contagios”, manifestó.

   La artista, actualmente en España, pasó parte de la cuarentena en su casa en Buenos Aires y salió convertida en una experta en video, iluminación, maquillaje, producción y conducción de video.

   “Hice de todo y descubrí que había perdido parte de la diversión innata de este trabajo de ser artista”, reconoció. El gran don que le brindó el coronavirus es poder disfrutar el “más o menos”, explicó, y ver que las cosas no tienen que ser perfectas para ser valiosas. “Todo eso bajó muchísimo mi presión interior”, explicó.

   Paralelamente a la filmación de “Sky Rojo”, Espósito piensa sacar su cuarto álbum de estudio, después de “Soy”, “A bailar” y “Brava”. Aunque declinó dar detalles, expresó que será de nuevo un balance entre temas reflexivos, mensajes sociales a través de letras, elecciones de colaboraciones y videos, con mucha música para bailar.

“Me da pánico este sistema que viola a la víctima”

Lali Espósito manifestó su descontento con el fiscal de Chubut, Fernando Rivarola, quien calificó como “desahogo sexual doloroso” en uno de los tramos del juicio abreviado en un caso de violación grupal ocurrido en el 2012. “En casi todas las entrevistas que me hacen, sobre todo últimamente, me preguntan si quiero ser madre, si tengo el deseo, o el sueño, o si lo estoy planeando o deseando. Me dicen jocosa y amorosamente si me imagino una mini Lali, ¿no?, una hija mujer. Yo siempre contesto que trabajo mucho, que no tengo tiempo, o que no es el momento para mí, que me parece mucha responsabilidad”, comenzó en un video que publicó el jueves pasado en su cuenta de Instagram.

“Lo cierto es que me aterra traer una hija mujer a un mundo en donde fiscales como Fernando Rivarola le llama «desahogo sexual» a una violación en manada. Me da pánico, me da pánico -subrayó- que mi hija desaparezca, y que si aparece sea en una bolsa de consorcio; me da pánico ver el nombre de mi hija en un cartel en una marcha de Ni una menos”, continuó.

“Me da pánico este sistema que viola a la víctima otra vez y protege a los violadores. Me da pánico... No voy a decir que pensaría en ser madre entonces cuando estos seres dejen de existir porque sería idílico, no va a pasar, sería muy naif de mi parte pensar eso. Pero sí, por lo menos, sentir que hay un sistema que no apaña, defiende, protege y abraza a seres asquerosos y malignos, como Fernando Rivarola a estos seis violadores. Un dictamen como este es un cachetazo enorme. Pero que en vez de hacernos callar, nos hará gritar todavía más fuerte”, concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario