Escenario

"La vida útil de un programa se mide por el rating pero no me paranoiqueo"

La actriz Florencia Bertotti regresa esta tarde a la televisión de la mano de una idea que amasó junto a su marido, el conductor y productor Guido Kaczka, y que bajo el nombre de "Niní" aspira a suceder exitosamente a "Floricienta", la tira que la tuvo como protagonista en las temporadas 2004 y 2005. "Tengo ansiedad por ver al programa cocinado y puesto en marcha en la pantalla, pero solamente me ocupo de lo que puedo hacer: la música, las canciones y el guión", confió Bertotti.

Lunes 07 de Septiembre de 2009

La actriz Florencia Bertotti regresa esta tarde a la televisión de la mano de una idea que amasó junto a su marido, el conductor y productor Guido Kaczka, y que bajo el nombre de "Niní" aspira a suceder exitosamente a "Floricienta", la tira que la tuvo como protagonista en las temporadas 2004 y 2005. "Tengo ansiedad por ver al programa cocinado y puesto en marcha en la pantalla, pero solamente me ocupo de lo que puedo hacer: la música, las canciones y el guión", confió Bertotti. La actriz y ahora hacedora consideró que la suerte del ciclo, que de lunes a viernes a las 18 se verá por Canal 5, "queda en manos de la gente". Y redondeó: "Sé que la vida útil de un programa se mide a través del rating pero no me paranoiqueo. Si no funciona será una tristeza, pero no estoy encima del rating".

Luego de arrasar con "Floricienta" en TV y en teatro, Bertotti se casó con Kaczka, juntos tuvieron a su hijo Romeo, y eso la mantuvo ocupada y alejada de la pantalla.

En "Niní", Bertotti interpretará a dos personajes: la chica que da nombre a la tira, y a Nicolás, un anticuado y acartonado chofer que cuidará del embajador, el galán Federico Amador.

"Niní" cuenta la vida de Nina Gómez, una joven inocente, algo distraída, espontánea y con un gran corazón que es desalojada de una embajada en la que vive con su abuelo jardinero (Roberto Catarineu). Y para probar el injusto despido, arma una estrategia para volver, pero convertida en Nicolás, el nuevo chofer de la familia del diplomático.

El nombre de la tira está inspirado en Niní Marshall a modo de homenaje. Bertotti ha sido comparada con la gran actriz por su versatilidad y espontaneidad.

La aventura, escrita por Gabriela Fiore y Jorge Chernov, arranca con la llegada del nuevo embajador, Tomás Parker, su sensual secretaria y amante Celina (Paula Morales), los cuatro hijos adoptivos de Tomás y su ex esposa, y el hermano de su novia (Esteban Meloni) a la sede diplomática.
—¿Extrañaste la TV en estos años?
—No y tampoco sufrí abstinencia. En el tiempo que estuve sin trabajar en la tele, los primeros dos años estuve de gira con “Floricienta” y después me casé, tuve un hijo, y eso fue maravilloso. No tuve la sensación de no hacer nada porque soy inquieta, siempre estoy haciendo algo, me anoto en todo.
—¿Cómo nace la idea de hacer “Niní”?
—Se nos ocurrió a Guido y a mí. Empezamos a escribir cuando estaba embarazada de Romeo y después la llamamos a Gabriela Fiore, que es la guionista y siempre me gustó como escribe. Trabajamos con el libro y ahí empezamos a delinear el cuento que queríamos contar.
—¿Habías hecho de varón alguna vez?
—Nunca había hecho de chica vestida de varoncito y voy descubriendo que tiene sus cosas buenas, porque hay veces que, como Nicolás es chofer y está de uniforme, no me tengo que peinar ni cambiar dos veces, como pasa siempre con los personajes femeninos. Nicolás es mi parte exacerbada, porque no hago de un hombre maleducado y grotesco, sino que se trata de un tipo muy conservador, acartonado, que camina encorvado, escondiéndose. Nicolás es casi un “nerd”, de esos chicos que se visten con chomba, pantalón pinzado y pullovercitos de hace un siglo atrás. En el trato es muy correcto, tiene modos educados y es súper tímido porque no quiere que se descubra que en realidad es mujer. No habla de su vida privada, no habla de mujeres, entonces todos los personajes que lo rodean le arman una vida a partir de lo que él no quiere contar.
—¿Niní se parece a Floricienta?
—Sí, tiene cosas mías, pero a la vez es muy tímida y tiene problemas de autoestima por eso siempre se siente menos y cree que tiene todas las de perder. De todos modos, y a través de Nicolás, empieza a descubrir que todo le puede salir bien, que puede llegar a lo suyo.
—¿Cambiarías la trama del porgrama si el rating no los acompaña?
—No, no la voy a cambiar drásticamente aunque tengamos bajo rating, no es lo que buscamos ni lo que queremos. Además ya tenemos 30 capítulos grabados, y ya la vieron en Telefé y en Endemol, que son los productores, y les gustó mucho.
—¿En todo este tiempo te ofrecieron hacer otras producciones?
—En realidad quería hacer “Niní” y aunque me propusieron tiras, series, unitarios y miniseries, nada de eso logró entusiasmarme. Pero ahora me ofrecieron hacer cine, que es algo que me gusta, y lo que está en carpeta es una comedia romántica con Adrián Suar.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario