Pandemia

"La vida tal como la conocíamos quizá no vuelva a suceder"

La actriz habló de la sensación extraña de protagonizar "tóxico", que se estrenó esta semana, y de la creatividad en medio del aislamiento.

Domingo 26 de Abril de 2020

Jazmín Stuart nunca pensó que en su historial como actriz iba actuar en dos películas sobre la pandemia. Y mucho menos que, como en “Tóxico”, la realidad se iba a codear peligrosamente con la ficción. Y eso que cuando se filmó la película de Ariel Martínez Herrera, que está gratuita hasta el jueves próximo en Cine.ar, la palabra coronavirus no estaba en la agenda de nadie. La actriz, en diálogo con Escenario, habló de las diferencias con “Fase 7”, que también protagonizó; de la catarsis que se genera en la gente al ver películas sobre un virus que azota el mundo; y de las posibilidades creativas que puede generar el aislamiento. “La vida tal como la conocíamos quizá por un buen tiempo no vuelva a suceder”, dijo Stuart.

—¿Qué te disparó estrenar esta película en este contexto?

—La verdad es que me impresiona. Ya me había impresionado al comienzo de la cuarentena el hecho de haber actuado en “Fase 7”, de Nicolás Goldbart, que también transcurre en una pandemia. Esa película es de 2010 y hoy es la segunda película más vista en Cine.ar, porque yo creo que la gente necesita esa catarsis de ver cosas que se relacionan con el estado que tenemos en la actualidad. “Tóxico” es mi segunda película de pandemia, lo cual es muy curioso y viene a traer otra mirada, porque es un universo mucho más delirante que el de “Fase 7”.

—¿En qué aspectos ves la diferencia?

—Es que “Tóxico” está mucho más despegada de la realidad, con un humor muy particular, en un universo estético y narrativo extraño. Pero yo creo que también hay algo catárquico en “Tóxico” y me parece que va a generar bastante resonancia. Y más allá de la similitud con el contexto me parece que es una película súper creativa.

—¿El director le dio un tono tragicómico porque imaginó un universo distópico y nunca supuso que esa pandemia podría estar vinculada con esta realidad?

—Claro, quizá hubiese filmado otra película, hay que ver de qué manera se va a tratar esta temática después de que el mundo entero tuvo que pasar por esta situación que estamos viviendo. Hay que ver desde qué puntos de vista se van a encuadrar las próximas historias que se cuenten.

—Lo que sí impacta de “Tóxico” es ver situaciones planteadas como tenebrosas, con personajes con barbijos y alcohol en gel, y ver que se emparenta tanto con la cotidianidad nuestra.

—Sí, la película tiene una solidez increíble. Es un mundo muy particular, una entra en el tono y rápidamente estás dentro de la historia. Además está lleno de elementos que hoy reconocemos fácilmente y no nos resultan ya tan de ciencia ficción.

—¿En este contexto todas las cosas se corren de eje y hasta es lícito el “todo vale” desde la violencia policial o las relaciones afectivas?

—Sí, porque hasta las cosas más simples empiezan a complicarse. El mundo de “Tóxico” lo plantea de una manera mucho más fuerte, pero todo empieza a trastocarse, el tema del desabastecimiento, de la pérdida de los límites del Estado y de las fuerzas de seguridad. Y el fantasma de que cualquier persona que está al lado tuyo puede estar enferma y contagiarte. Esa sospecha que se da dentro de la pareja remueve muchos temas y hoy nos resultan muy actuales.

—¿Como vivís este tránsito de la cuarentena?¿Sos de extremar cuidados o lo tomás más livianamente?

—Ni una cosa ni la otra, no entro en pánico pero sí trato de mantenerme informada sin tampoco saturarme de un montón de información que circula por ahí, porque creo que eso no es saludable. Pero sí consumo información confiable para cuidarse sin paranoia y entender que tal vez la vida tal como la conocíamos quizá por un buen tiempo no vuelva a suceder, por lo que habrá que adaptarse a otras formas, a otra manera de trabajar y de relacionarnos. Y tratando de ponerle creatividad a esto. La vida nos pone a veces en estas situaciones en donde hay un límite que no podemos manejar, que viene del afuera, y sobre todo está ocurriendo a nivel mundial, no es algo local ni momentáneo, es algo masivo que estamos viviendo globalmente a partir de la limitación por construir nuevos códigos hasta que podamos ir lentamente recuperando las dinámicas originales.

—¿En lo laboral te afectó mucho?

—En el ámbito en el que yo trabajo hubo muchas cosas que quedaron en suspenso, encima veníamos en un momento en el que la industria del cine venía bastante parada por el gobierno anterior y cuando parecía que ahora todo comenzaba a reactivarse, esta situación vuelve a frenar todo. Quedaron en suspenso muchos rodajes, aunque ahora estos estrenos online permiten que las películas estén disponibles por unos días como para tener una primera respuesta del público y dejar una expectativa pendiente para cuando se puedan retomar las actividades en las salas. Es duro, pero sobre todo es muy duro para los actores de teatro, los actores de teatro off sobre todo, la gente que trabajaba en centros culturales, los artistas callejeros, esa es la población que más está sufriendo esta situación, porque además dependían de la ganancia diaria, de la taquilla o de lo que podían recaudar en las tareas cotidianas. Yo creo que esto nos pone en jaque a todos.

—¿Tenés alguna otra película ya terminada próxima a estrenarse?

—Sí, mirá, a raíz de esto yo tenía listas para estrenar, además de “Tóxico”, a “La fiesta silenciosa”, el segundo largo de Diego Fried, que estaba esperando su estreno y no va a poder ser. De por sí, por más optimismo que una le ponga es una situación dramática. Por otra parte se están empezando a gestar muchos proyectos dentro de esta dinámica de cuarentena, proyectos para dirigir desde casa, proyectos para actuar desde casa, entonces hay que ver si todo eso avanza, porque puede ser interesante como salida creativa a esta situación.

Tóxico (Estreno 2020) - TRAILER

De Luis Buñuel a una distopía surrealista

El aislamiento, la paranoia y la incertidumbre son sentimientos que se ponen de manifiesto en “Tóxico”, filme de Ariel Martínez Herrera que sitúa a una pareja en medio de una pandemia y que sirve como un espejo ante esta realidad por el avance del coronavirus en el país.

“No puedo saber cómo se actualizarán las intenciones de la película al volverse tan actual. Estudiando el tema, uno saca la cuenta rápidamente de que las pandemias ocurren en la historia de la humanidad y que es un tema que de un modo u otro debería estar considerado. Pero nunca se me ocurrió que de verdad estaríamos atravesando una pandemia justo para el estreno”, dijo el director a Télam, quien comenzó a escribir el guión en 2008 inspirado en “El ángel exterminador”, de Luis Buñuel.

La película transita un momento de crisis de la pareja entre Laura (Jazmín Stuart) y Augusto (Agustín Rittano), un farmacéutico al que le saquearon el negocio en medio de una pandemia de insomnio.

Ambos, con sus dudas y certezas a cuestas, abandonan la ciudad en su motorhome, rodeados de discusiones sobre lo correcto, o no, de la decisión impulsada por Augusto y las reticencias de Laura, quien guarda un pequeño secreto.

“La epidemia era un contrapunto, desplazaba lo real y ponía a los personajes frente a lo incierto y el eje siempre fue ese, una pareja que atraviesa una transformación interna fuerte, mientras a la vez atraviesa un afuera que como un espejo también se vuelve cada vez más surrealista”, señaló Martínez Herrera.

Con suspenso, los chistes de este filme hoy pueden tener una lectura casi de tragedia, algo que el realizador tiene en cuenta, mientras espera el estreno en aislamiento obligatorio.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario