Escenario

La vedette Beatriz Salomón rompe el silencio tras el intento de suicidio

La noticia sobre el intento de suicidio de Beatriz Salamón preocupó, la semana pasada, al mundo de la farándula argentina. La vedette habla de la falta de trabajo y su divorcio con Ferriols. "No doy más", señaló.

Miércoles 06 de Mayo de 2009

La noticia sobre el intento de suicidio de Beatriz Salamón preocupó, la semana pasada, al mundo de la farándula argentina. La vedette habla de la falta de trabajo y su divorcio con Ferriols. "No doy más", señaló.

"Yo no tomo nunca pastillas, salvo aspirina cuando me duele la cabeza. Pero había estado llorando mucho, estaba muy angustiada y me tomé unas pastillas que encontré en el baño, que habían quedado de mi ex (unos ansiolíticos vencidos en 2007). Como no me hacían efecto, me tomé otra y otra. No quería pensar más, no puedo más. Se me está acabando la energía", contó Salamón a la revista Semanario.

El viernes pasado, tapada por deudas y preocupaciones varias, la vedette -un ícono entre las chicas de los ochenta y noventa- tomó la determinación de ingerir los medicamentos sin imaginar el efecto: "Cuando las nenas llegaron de almorzar en Mc´Donalds con la empleada doméstica me encontraron dormida y fría. Y me internaron", confiesa la actriz.

La separación con su marido, luego del escándalo por la cámara oculta de Punto Doc, no es el único motivo de su depresión: la falta de trabajo y las deudas acumuladas desde hace tiempo, desencadenaron su cuadro actual.

El programa de televisión Punto.doc, que producía Cuatro Cabezas, publicó una cámara oculta en la que se podría ver al esposo de Salomón, el médico Alberto Ferriols, manteniendo relaciones sexuales con una paciente travesti.

En una charla desgarradora con el periodista Marcelo Polino, en Quién es quién, su programa radial, Beatriz, quebrada y envuelta en llantos, disparó: “Quería dormir y dejar de pensar….”, se justificó de entrada, en alusión al consumo de pastillas.

Al toque siguió: “Como no me hacían efecto quería dormir y tomé más. Ahora estoy bien. Estoy cansada desde hace tiempo. Lo único que hice fue lidiar con la Justicia, con los colegas y mi paciencia se fue por la ventana…estoy llena de deudas…estoy cansada… tengo que criar sola a mis dos hijas y tienen que ayudarme…”, tiró llorando.

De aquel informe que salió en América hace cuatro años, Beatriz, quebrada, largó: “La Justicia se pasó cuatros años y medio sin hacer nada. Se cag… en todo la Justicia. No hay ninguna mujer que pueda subsistir a lo que viví yo. Vendí abrigos de piel, tengo muchas cosas hipotecadas…. ¿Cómo puede ser que yo, que di rating y me la pasé trabajando, me hagan esto?”.

Con respecto a Alberto Ferriols, la Salomón disparó: “Hace como tres meses que viaja por todos lados y el importa todo un soret….me casé con satanás realmente. El no asume lo que me hizo”.

Casi en forma de monólogo, continuó: “Mario Pergolini y Diego Guebel no son puros. Lo único que hicieron fue humillarme públicamente. ¿Cuántas cosas más piensan hacerme a mi?”.

Sin contener las lágrimas, Beatriz confesó: “No me llamaron de ninguna empresa teatral porque tengo mala prensa, según dicen. Ahora, para que me ponga bien necesito trabajo y que me arreglen este problema. ¿Qué mujer se puede bancar cinco años con esto que me hicieron?. Estas cosas no se hacen…”.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario