Escenario

La tucumana Cecilia Paliza grabó un disco tras participar en "La Voz Argentina"

"Volver al folclore es algo así como regresar a tu casa natal". "Con la misma sangre" es el álbum presentación de la hija de uno de los fundadores de los Tucu Tucu.  

Martes 12 de Agosto de 2014

Cecilia Paliza grabó "Con la misma sangre", un disco de folclore que alude a su relación filial con el Chango Paliza, uno de los fundadores del conjunto Los Tucu Tucu. La cantora tucumana recorre la Argentina difundiendo el álbum con el que comienza su carrera dedicada a la música de la tierra, tras haber participado en el programa televisivo "La Voz Argentina" como cantante pop. Cecilia Paliza encara la nueva etapa artística con un expreso reconocimiento de sus raíces culturales. La artista dialogó con La Capital y contó cómo se produjo la metamorfosis en su carrera.

—Como hija de un folclorista fogueado en la década de los 60, cuando su papá integraba los Tucu Tucu en la que juzgo como la mejor etapa de ese conjunto, debe sentir el peso de la historia al volcarse al género folclórico.

—Se siente. Y pienso lo mismo que vos: cuando mi papá armonizaba las voces del grupo fue la mejor época de Los Tucu Tucu. Me crié con esos recuerdos. Los únicos discos que había en casa eran de Los Tucu, de los Chalchaleros, de María Elena y también había casetes de Joan Baez y de Roberto Carlos. Hasta pasada mi adolescencia no había escuchado nunca a Los Beatles.

—Su papá dejó el conjunto para estar con la familia. ¿Usted empezó su carrera en otro género por temor a esta fuerte historia familiar con el folclore?

—¿Sos psicólogo? (risas). Yo empecé cantando con él de chiquita y perdí fiestas y viajes de mi etapa del colegio secundario por cantar con él, pero me daba vergüenza decir que cantaba folclore. En esa época entra en mi vida el rock nacional y la música extranjera de los años 80 y me suelto de las manos de mi padre. A los 15 años, cuando canté en el escenario de Cosquín, me asusté. No me sentía capaz de llevar la responsabilidad del apellido. En esa época la conozco a Mercedes Sosa y ella me dijo como consejo: "Tienes que estudiar técnica vocal con una profesora". Así lo hice. Por es en el disco hay un homenaje con "Zamba para no morir", que tanto le gustaba a ella. Como no tuve un hermano mayor que me guiara con la música he vivido una larga adolescencia musical: no tenía mi identidad.

—Tras incursionar en la televisión con otros géneros ahora retorna al folclore, ¿eso se debe a la fuerza de las raíces o a la madurez?

—Volver a cantar folclore es algo así como regresar a tu casa. En 1987, cuando había cantado en Cosquín, de dos sellos hablaron con mi papá para que grabara, pero él respetó mi decisión de no hacerlo. En "La Voz Argentina" dije que admiraba a Soledad porque había tenido la fortaleza, las ganas y los ovarios de levantar la bandera argentina y cantar folclore. La criticaron por un montón de cosas y mirá a donde llegó.

—Su provincia es cuna de compositores muy importantes para el folclore argentino ¿Esa circunstancia la condiciona en el momento de elegir repertorio?

-Justamente con mi productora, que no era del folclore, me ayudó a elegir para que yo pueda construir mi identidad. Grabé "Garganta i'fierro", tema de mi papá y Carlos Carabajal la hice porque es un tema muy fuerte y he tratado de no ir a autores com El Chivo Valladares o Pato Gentillini, porque ésa es otra rama. Yo quiero hacer lo de Paliza. Hay un montón de temas re-lindos de mi papá, compuestos hace 40 años, que nadie grabó y yo digo que me están esperando. Son algo nuevo y tengo que mostrar quién soy yo, y justamente lo más difícil es armar un estilo.

—En el norte hay ritmos como el huayno que se han convertido en presencias fuertes y tienen mucho parentesco con la cumbia.

—Mi segundo disco tendrá como directora vocal a Tati Viqueira (que también dirige a Chayanne y Abel Pintos). Después de escuchar el disco, ella me dijo que podría hacer cumbia. Algo similar a lo que hace Lila Downs. Ese ritmo está buenísimo. Los Nocheros y Marcela Morelo triunfaron con eso, ¿no? Marcela Morelo es una señora música que compone lo que quiere. Me gusta ese ritmo porque lo siento femenino y pueden bailar todos juntos.

—¿Tuvo que dejar Tucumán para iniciar la nueva etapa artística?

—No, estoy radicada en Tucumán y viajo dos o tres veces por mes a Buenos Aires. No es necesario vivir allá. Aún no empezó el tiempo de cosecha; todavía estoy sembrado. Cuando ande de festival en festival, veré.

—¿Qué razón habría para comprar su disco?

—Puedo tener un disco como este gracias a mi productora, Tamara G, que se sumó a mi sueño. Tienen que comprarlo porque me encantaría que me conozcan y juzguen si les gusto o no. El apellido que llevo es un compromiso, pero estoy preparada para defenderlo. Nunca pensé cambiar mi nombre. En Tucumán me dicen "La Paliza", y me encanta.

De clásicos y modernos

El álbum “Con la misma sangre” reúne tres clásicos del folclore como “Garganta i’fierro”, de Carlos Angel Paliza y Carlos Carabajal; “El 180” de Alberto Acuña y Segundo Ruiz junto a Andrés Chazarreta, y “Zamba para no morir”, de Hamlet Lima Quintana, Norberto Ambrosy y Alfredo Rosales junto a “Tierra de paisajes”, del Chango Paliza, y novedades entre las que se destaca “No vale la pena”, tema compuesto para el disco por el Paz Martínez.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS