Escenario

La tradición proyectada al futuro

Grandes armonicistas locales, de otras regiones del país y de América mostrarán sus propuestas hoy en la Plataforma Lavardén.

Domingo 19 de Noviembre de 2017

Cuando uno escucha a Mick Jagger tocar la armónica en "Midnight Rambler", o a Bob Dylan en "It Takes A Lot To Laugh, It Takes A Train To Cry", no puede evitar sentir que la armónica tiene el sonido más hermoso del mundo. Más atrás en el tiempo, grandes del blues como Little Walter y Slim Harpo dejaron su huella imborrable con este instrumento pequeño pero de grandes posibilidades expresivas. Rescatando esta tradición y proyectándola al futuro, el armonicista rosarino Martín Chemes organizó el año pasado la primera edición del Festival Internacional de Armónica de Rosario, que hoy regresa con su segundo capítulo, a partir de las 20, en la terraza de la Plataforma Lavardén (Mendoza 1085).

El festival tendrá como figura invitada al chileno Cristian Inostroza, considerado uno de los mejores armonicistas del mundo. Inostroza se presentará junto a su guitarrista, Alejandro Letelier, y brindará un show acústico con su repertorio de jazz, blues y folclore chileno (ver aparte). El joven pero experimentado Martín Chemes mostrará su proyecto solista, que incluye a Leo Moyano en guitarra y Maite Ajubita en voz. En su set habrá diferentes estilos musicales, con versiones de clásicos del género melódico, un estilo poco visitado por la armónica. Previo a los dos shows principales, pasarán por el escenario otros cuatro excelentes armonicistas, cada uno con su proyecto musical: Omar "Pájaro" Perea (de Entre Ríos), Lucas Giovagnoli (de Pérez, Santa Fe) y otros dos representantes de Rosario: Jacobo López y Mariano Gorr.

La trayectoria de Chemes es muy prolífica. Formó parte de Lurrie Bell Band (un gran guitarrista y cantante estadounidense de blues) durante su gira por Latinoamérica en 2012 y compartió escenario con Jerry Portnoy (armonicista de Eric Clapton y Muddy Waters). También fue invitado a tocar con Ricardo Tapia (La Mississippi), Adrián Otero (Memphis La Blusera), Don Vilanova (Botafogo), Ciro Fogliatta (Los Gatos) y Yulie Ruth (Pappo's Blues), entre otros. Desde 2010 es endorsee y artista destacado de la marca internacional de armónicas "Lee Oskar", una de las marcas más vendidas en más de 300 países. Su proyecto de organizar un festival de armónica en Rosario fue "un viejo anhelo" que se convirtió en realidad.

"En los comienzos de mi formación como armonicista pude viajar a escuchar a los mejores representantes de este instrumento en distintos festivales internacionales de otras ciudades. Pude escuchar, ver, aprender de ellos", dijo Chemes a Escenario. "Años después me tocó ser parte de esos festivales trabajando en forma estable como músico y docente. Rosario, por la importancia que tiene como ciudad y por la pasión que tiene su gente por el arte y la cultura, tenía que tener su festival internacional de armónica. Mi decisión fue incursionar como productor para hacer de ese sueño una realidad", explicó.

Una vara muy alta. La primera edición del festival, que también se realizó en la Plataforma Lavardén con el apoyo del Ministerio de Cultura de la provincia, resultó un éxito. La estrella invitada fue nada menos que Lee Oskar, considerado por muchos el mejor armonicista del mundo en la actualidad y uno de los más importantes de la historia. "Más de 70 alumnos asistieron a la clínica gratuita dictada por Lee Oskar y tuvimos un show a sala llena con más de 300 personas un lluvioso domingo a la noche", recordó Chemes. "Realmente hemos puesto la vara muy alta para esta segunda edición, pero creo que va a estar a la altura de la primera", remarcó.

El virtuosismo en la interpretación suele estar asociado a instrumentos como la guitarra, el piano o el violín, entre otros. Pero es raro que el público en general lo asocie con la armónica. "Muchos piensan que el aprendizaje de la armónica es meramente intuitivo, que simplemente se puede tocar de oído, pero todo aquel que lo intenta descubre que, al igual que con los otros instrumentos, se necesita estudio, tiempo y dedicación", explicó el armonicista rosarino. "Creo que la armónica, sin llegar a tener la masividad que tienen otros instrumentos más tradicionales, se encuentra hace años en un constante crecimiento. Su tamaño pequeño, lo que posibilita un fácil traslado, y su costo accesible, hizo que se vuelva cada vez más popular", se explayó.

Chemes descubrió la armónica en su adolescencia y, según recuerda, lo marcó su banda preferida de entonces, Aerosmith, cuyo líder interpreta ese instrumento en canciones que ya son clásicos. Sin embargo, el armonicista que más lo influyó fue el danés Lee Oskar, seguido por John Popper, de la banda Blues Traveler, y Mickey Raphael, que acompaña a Willie Nelson. Según el músico, más allá del blues, el jazz y el folk, también existen otros estilos para la armónica. "A lo largo de mi carrera he tocado durante años bolero, folclore y hasta tango. Hoy estoy abordando el género melódico, fusionando distintos estilos como el pop, las baladas, el reggae y el funk. Aprovecho la versatilidad de este instrumento y todas sus posibilidades sonoras", afirmó.

En junio pasado Martín Chemes estuvo de gira por Estados Unidos, recorriendo las ciudades Chicago y Seattle. En Chicago dio clases durante cuatro días y tocó en los clubes de blues más reconocidos de la ciudad, donde compartió escenario con músicos como Tom Holland, Eddie Shaw y Jimmy Burns, entre muchos otros. También participó en el 34º Festival de Blues de Chicago, el festival más importante del género a nivel mundial. Ahora el armonicista se encuentra grabando en Rosario su primer álbum como solista.

Una particular versión de la música chilena

El invitado internacional al II Festival de Armónica de Rosario es el chileno Cristian Inostroza, uno de los armonicistas más importantes de América latina. Inostroza se ha perfeccionado es estilos como el jazz y el blues, pero se caracteriza especialmente por abordar la música folclórica chilena. El músico de 33 años ha hecho una gran carrera en poco tiempo: es artista de la marca alemana Seydel, la fábrica de armónicas más antigua del mundo, y en junio pasado fue tapa de la prestigiosa revista británica "Harmonica Word". Ha hecho tres giras europeas por Italia, Polonia, Inglaterra, España, Holanda, República Checa y Alemania. Y también tocó en Estados Unidos, Brasil, Uruguay y Argentina. "La armónica diatónica ha evolucionado muchísimo en los últimos años", explicó Cristian Inostroza. "Hoy en día puedes tocar prácticamente cualquier estilo en este tipo de armónica, al mismo nivel de una trompeta, un clarinete, un saxo o cualquier instrumento, debido a que se han descubierto nuevas técnicas y formas de ver el instrumento", precisó. "Mi formación en los últimos años ha sido más orientada al jazz. Estudié en una escuela de jazz y mi profesor fue un saxofonista que me hizo explorar mi instrumento desde una perspectiva poco común para los que tocamos la armónica. Esto fue clave para lo que estoy haciendo hoy en día con la música chilena y el folclore", relató. Los dos discos de Inostroza _"Voy y vuelvo" (2016) y "Salucita" (2017)_ incluyen canciones emblemáticas de Violeta Parra, Víctor Jara, Los Jaivas e Intillimani, entre otros.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario