Escenario

"La serie web abre puertas a los que quieren contar historias de género"

El director Jonathan Muia habla de "#Photograph", una ficción interactiva que debuta hoy en la plataforma Cine.ar. Tiene episodios de 2 a 10 minutos.

Martes 13 de Agosto de 2019

En la frontera con el videojuego, se estrena la serie web "#Photograph" En medio de la revolución 2.0, el joven director y guionista Jonathan Muia lanza "#Photograph", una serie web de suspenso interactiva sobre un padre que debe resolver el secuestro de su hijo que llevará al espectador a buscar pistas que le permitan desbloquear cada capítulo para sentirse "parte de la historia". La serie tiene ocho episodios de entre 2 y 10 minutos de duración con dos modalidades disponibles: a partir de hoy se podrá ver de forma tradicional en la plataforma Cine.ar Play y de forma interactiva en la cuenta de Instagram de la serie.

"En el perfil de Instagram del primer capítulo junto al video el espectador va a encontrar cuatro fotos que van a brindar por un lado más contexto de la historia y por otro alguna pista, que puede ser un nombre propio o una calle", explicó Muia en charla con Télam, y añadió que luego se coloca "ese nombre en el buscador y va a aparecer otro perfil para ver el siguiente capítulo".

Con el desarrollo de los dispositivos móviles, el streaming y las plataformas, son varios los realizadores que se vuelcan a explorar la narrativa interactiva; "Black Mirror: Bandersnatch" (Netflix), la serie "Mosaic" de Steven Soderbergh para HBO o la reciente serie web argentina "Elige", de Nicolás Goldar Parodi y disponible en YouTube, son algunos de los ejemplos preexistentes.

Producida por Strike Contenidos, "#Photograph" relata la historia de Esteban (Oscar Luque), un prestigioso abogado que despierta de un aparente desmayo en la alfombra de su living, justo para atender un llamado telefónico.

Del otro lado de la línea, una misteriosa voz le dice que tiene a su hijo secuestrado y que, para poder recuperarlo, deberá seguir una serie de pistas ocultas en diferentes cajas.

El espectador tendrá la posibilidad de acompañar a Esteban en su búsqueda y ayudarlo a resolver las pistas que lo acercarán no sólo a su hijo, sino también a una oscura verdad que guarda hace años.

EM_DASH¿Cómo surgió la idea interactiva de la serie?

Surgió de la necesidad de sumarle un plus a la ficción que vemos todo el tiempo, que se mantiene más o menos constante en cuanto a formato y duración y en cuanto a las pantallas en donde la podés ver. La idea era llamarle la atención al usuario de la plataforma a partir de que él se sienta parte de la historia.

—¿Qué fue primero, el argumento o el formato?

—Armamos la historia en base a esa necesidad de la interacción con el espectador. No al revés.

—¿Les preocupaba que el aspecto lúdico de la propuesta, que por supuesto es protagónico, le hiciera sombra a la historia?

—En primera instancia nos planteamos si podía funcionar. Una de las grandes incógnitas es si el espectador podrá encontrar el siguiente capítulo o no. Por eso fue que planteamos pistas que fueran relativamente fáciles como para poder explorar. Y de ese modo, si vemos que el formato sirve podríamos pensar en complejizarlo en el futuro y que se adapte al espectador, así como en un video juego podés elegir jugar en modo fácil o en modo difícil.

—¿Se está borrando el límite entre formatos tan diversos como el audiovisual y el videojuego?

—Se va generando un híbrido entre el videojuego y la ficción. El videojuego va tomando elementos de lo audiovisual: más allá de los gráficos, que van mejorando cada vez más, los videojuegos se fijan mucho en las historias, en los guiones que cuentan, en la fotografía, en el montaje de las escenas de transición entre los niveles que son casi una película. Y viceversa también, porque el audiovisual se acerca también a ciertos aspectos del videojuego como lo hacemos con "#Photograph".

—¿En qué momento está el formato serie web en Argentina?

—Para mí es un formato que tiene muchísimo potencial, pero que todavía las grandes marcas o las grandes productoras no lo supieron ver. Creo que el espectador todavía tiene que aprender qué es, tiene que asimilarlo, y las grandes marcas deberían apostar en él para que tenga un salto de calidad en términos de recursos y poder desarrollar la historia que cada director se imagina. Creo que de acá a diez años va a crecer mucho.

—¿Puede ser que "#Photograph" sea un espacio para historias de género que en el audiovisual tradicional parece tener menos lugar?

—Sí, porque desde el punto de vista productivo al ser más cortos los capítulos lo económico se vuelve más fácil. No es lo mismo financiar un largometraje que una serie de media hora en total; te permite tener mayor flexibilidad a la hora de plantear un presupuesto. Creo que la serie web le abre la puerta a un montón de directores y productoras que quieren contar historias de género que serían muy caras para un formato tradicional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario