Escenario

La serie inglesa más famosa debutó con cara de mujer

El estreno de la nueva temporada de "Doctor Who" resultó un éxito. Por primera vez, este clásico de la BBC está protagonizado por una actriz.

Martes 09 de Octubre de 2018

El regreso de "Doctor Who", la legendaria serie británica de la BBC, resultó un éxito rotundo. Había mucha expectativa con el comienzo de la undécima temporada de la serie, ya que por primera vez el famoso Doctor está interpretado por una mujer, la actriz Jodie Whittaker. Ocho millones de personas vieron el domingo el estreno de la nueva temporada, batiendo un récord en la historia del popular programa.

"Doctor Who" nació en 1963 y se convirtió en un clásico de la ciencia ficción. La serie se puede reinventar sin parar porque el Doctor del título cambia de físico y personalidad cada cierto tiempo, entonces los productores aprovechan para cambiar de actor y recuperar frescura. La BBC, después de siete décadas, consideró oportuno que esta regeneración sirviera para dar la bienvenida al primera Doctora y la expectativa creció enormemente.

En 2017 ya se había anunciado que el veterano actor Peter Capaldi, que había sido el Doctor desde 2014, daría paso a Jodie Whittaker, al mismo tiempo que Steven Moffat pasaría las riendas de la sala de guionistas a Chris Chibnall, hasta ahora conocido como creador de la exitosa serie "Broadchurch". Pero, claro, esta transición no fue fácil: como suele ocurrir cada vez que un personaje popular deja de ser un hombre blanco y heterosexual, hubo fans que se posicionaron en contra de Whittaker como la Doctora.

Sin embargo, este rechazo del sector más conservador no se tradujo en audiencias menores. Con 8,2 millones de espectadores y un 40,1 por ciento de cuota de pantalla, el estreno de la temporada 11 de "Doctor Who" (se contabilizan las temporadas desde la resurrección del formato en 2005) monopolizó la televisión británica este domingo.

Para que se entienda la regeneración del público, la última temporada encabezada por Peter Capaldi tuvo que conformarse con 4,6 millones para su arranque. Es más: un episodio de "Doctor Who" no tenía tanto éxito desde la llegada de David Tennant en 2005, que tuvo 9,4 millones, y esos eran otros tiempos mejores para la televisión de aire y encima se trataba de un especial de Navidad. Habrá que esperar el rating acumulado para entender la envergadura de esta nueva etapa de "Doctor Who" pero, por el momento, ha superado el mejor estreno de ficción de 2018 en Gran Bretaña, "Bodyguard", que tuvo 6,7 millones de espectadores.

Los primeros episodios suelen ser complicados. No sólo deben presentar a un nuevo Doctor sino también a sus compañeros de viaje, y esto es difícil de lograr sin caer en una innecesaria sobrexposición. Sin embargo, el primer capítulo titulado "The Woman Who Fell To Earth" (en homenaje a David Bowie) consiguió equilibrar esto con un argumento que fue directo a la aventura.

El episodio de estreno nos lleva a Sheffield, donde Ryan (Tosin Cole) se topa con un artefacto alienígena. Poco después, un extraño ente ataca a su abuela y su marido Graham (Bradley Walsh). Ryan y la oficial Yasmin (Mandip Gill) intentan detener esta amenaza justo cuando la recién regenerada Doctora cae del cielo. Mientras investigan este hecho, un segundo alienígena está cazando a un obrero.

Al menos por ahora, la crítica parece muy optimista con esta nueva etapa de "Doctor Who". "La nueva Doctora y su equipo tienen corazón y alma", aseguró Lucy Mangan en el diario The Guardian. "Es inevitable sospechar que, tras sólo una semana de Whittaker en control de la serie, Doctor Who ya ha cambiado profundamente y hacia mejor", dijo por su parte Ed Power en The Independent. Son sólo dos ejemplos de la multitud de críticas encantadas con el trabajo de Whittaker y entusiasmadas con el futuro de la serie.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario