Escenario

La saga de los X-Men se despide luego de 20 años

"X-Men: Fénix Oscura", la décima entrega de la productora Marvel, se estrena hoy luego de una serie de polémicas sobre su desenlace.

Jueves 06 de Junio de 2019

"X-Men: Fénix Oscura" llega hoy a los cines para darle fin a la saga de 20 años de los Hombres X, con una película en la que el arco dramático demuestra que un filme de superhéroes puede ser algo más que explosiones, efectos especiales y piruetas, algo en lo que durante estos 20 años los productores hicieron hincapié en una serie de exitosos filmes .

Sin embargo, la entrega número diez de los mutantes de Marvel no se estrena sin polémicas: luego de posponer dos veces su salida al público, medios estadounidenses publicaron declaraciones de un ejecutivo de 20th Century Fox, casa productora, en la que deslizaba que el retraso se debió a sugerencia de Disney, empresa que compró finalmente el estudio de la familia Murdoch.

Esta teoría fue abonada por los actores James McAvoy (Charles Xavier) y Micheal Fassbender (Magneto), quienes en una entrevista promocional dijeron que el final debió ser filmado nuevamente porque se pareció a una secuencia de "otra película de súper héroes estrenada hace poco".

Embed

El ejecutivo de Fox había dicho que en las reuniones con sus pares de Disney, los empleados del estudio del Ratón Mickey les habían pedido ver las producciones que estaban filmando y sus primeros cortes, algo que suma a las suspicacias.

Más allá de los entretelones corporativos, que amenazan con dañar el estreno de "Los Nuevos Mutantes", próximo lanzamiento del universo X-Men inmerso en el cine de terror, la película que se estrena hoy continúa con el armado de personajes complejos como ya se hizo en "Logan", de 2017 con dirección de James Mangold y producción de Simon Kinberg, realizador, justamente, de "Fénix Oscura".

"Lo que me pareció más intrigante y la razón del por qué esta historia inspira a tanta gente es que está en un nivel muy humano, se trata sobre alguien que querés y que ves cómo comienza a desmoronarse psicológicamente", comentó Kinberg.

Esa destrucción psicológica que vive el personaje interpretado por Sophie Turner revive clásicos de la literatura como Dr. Jeckyll/Mr. Hyde, en la que dentro de una misma persona viven y luchan entre sí el bien el mal para hacerse con el control completo de la personalidad.

"La cuestión sobre Jean Grey/Fénix Oscura es que ella no es una villana, pero tampoco es un superhéroe que va a salvar al mundo y todo va a estar bien", dijo la actriz que interpretó Jane en dos oportunidades y que viene de cosechar críticas positivas por su rol de Sansa Stark en la aclamada "Game of Thrones".

La película está situada en 1992, año en que Jane viaja al espacio junto a otros X-Men en ayuda a un transbordador espacial en peligro, misión en la que recibe una descarga de energía espacial que despierta recuerdos ocultos por Charles Xavier sobre la muerte de sus padres.

A partir de allí, la doble personalidad de Jane comienza un camino interior de incógnitas y otro exterior de violencia, que luego se encarrila con la aparición de los extraterrestres que buscan esa misma energía para recuperar la vida de su extinta raza.

"Fui a casa y encontré una tonelada de clips de YouTube, y otros documentos, que le mandé acerca de la esquizofrenia y del trastorno de personalidades múltiples para que comenzara a pensar de manera intelectual al respecto, antes de pensar a un nivel emocional", dijo Kinberg sobre la búsqueda del personaje de Turner.

Además, el director contó que pidió trabajar en escenarios naturales y limitar la animación y los fondos verdes para los escenarios que eran imposibles de recrear, como puede ser las escenas del espacio.

Así, "Fénix Oscura" cierra una saga en la que los superhéroes demostraron que pueden convivir con el cine de ciencia ficción, el western, el drama y no sólo gracias a los departamentos de efectos visuales.

Ellas al mando

“Todas las mujeres que aparecen en esta película son personajes muy fuertes”, afirmó Sophie Turner, que interpreta a Fénix Oscura. “Ninguno de los personajes femeninos está subordinado a un hombre, lo cual es increíble. Es una locura pensar que hemos hecho la primera entrega de «X-Men» liderada por mujeres”, consideró.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario