Escenario

La primera luna de Cosquín brilló pese a la lluvia inicial

El violinista rosarino Leandro Lovato, el conjunto Los Nocheros y el cantautor Carlos Di Fulvio fueron las actuaciones más destacadas de la primera velada del Festival del Folclore y el Canto Popular de Cosquín.

Lunes 21 de Enero de 2008

El violinista rosarino Leandro Lovato, el conjunto Los Nocheros y el cantautor Carlos Di Fulvio fueron las actuaciones más destacadas de la primera velada del Festival del Folclore y el Canto Popular de Cosquín. Alrededor de nueve mil personas poblaron la plaza Próspero Molina para presenciar la primera luna de la 48ª edición del encuentro, que tuvo como novedad la interpretación del Himno Nacional Argentino a cargo de la agrupación Los Duendes del Viento, un coro integrado por personas con capacidades diferentes.

A la bendición del cura párraco de Cosquín, Walter Daniel Consalvi, le siguieron el “Himno a Cosquín” , los ballet Camín Cosquín y de la Costa de Carlos Paz. Estos, con una coreografía moderna, dieron un tono diferente al festival aunque sin perder el espíritu folclórico.

Hubo también imágenes para recordar a los Tucu Tucu —Ricardo Romero y el “gringo” Bulacio murieron en un accidente el año pasado—, que demostraron que el grupo perdura en el cielo de Cosquín.

Seguidamente el violinista y cantante rosarino Leandro Lovato cumplió una excelente actuación, demostrando por qué el año pasado fue elegido la consagración del festival.

Se destacó también en esta primera luna el cantor cordobés y guitarrero Carlos Di Fulvio, quien con su oficio, trayectoria y buen decir, cautivó a la gente con piezas como “Tierra ranqueliana”, “Cerro Salamanca” y “Paso de la luna”.

Pero el plato fuerte llegó con el grupo salteño Los Nocheros que interpretó los temas de su más reciente álbum, “Gen”, combinados con los clásicos de sus 18 años de carrera.

Mario, Kike, Alvaro Teruel y Rubén Ehizaguirre cantaron temas nuevos como “Anillo de humo”, sus personales versiones de “Zamba para no morir”, “Chacay Manta”, “Del 55”, “El humahuaqueño” y algunos éxitos que le valieron la consagración de Cosquín como “Tómame”, “Las moras”, “Roja boca” y “No saber de ti”.

También cantaron piezas algo olvidadas como “A Don Ata” (su primer gran éxito) y “Penas y alegrías del amor”.  Tras el show de los salteños, La Chacarerata Santiagueña, Elpidio Herrera y las Sacha Guitarras y Alfredo Abalos hicieron el espectáculo “Corazón de chacarera”, que comenzó pasadas las 3.30, aunque valió la pena la espera.

La noche, que empezó con una lluvia ligera, siguió con música de la patagónica Marité Berbel y con el pianista santafesino Joel Tortul que le puso el toque del dos por cuatro a la velada.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario