Escenario

La ópera que denuncia al capitalismo hegemónico

El director Marcelo Lombardero cuenta de qué se trata la obra con música de Kurt Weill y poesía de Bertolt Brecht que se presenta hoy en El Círculo.

Jueves 13 de Septiembre de 2018

La cantata escénica con música de Kurt Weill "Mahagonny Songspiel" se presenta hoy a las 20.30 en el teatro El Círculo (Laprida y Mendoza), en una producción original de la Opera de Cámara del Teatro Colón de Buenos Aires y la dirección de Marcelo Lombardero. El espectáculo, incluido en la temporada de abono del teatro, contará con las voces de Victoria Gaeta y Cecilia Pastawski, sopranos; Pablo Pollitzer y Santiago Burgi, tenores; y Mariano Fernández Bustinza y Juan Pablo Labourdette, barítonos. La dirección musical, a cargo de Ulises Maino.

"Mahagonny-Songspiel" nos lleva a los años 20 del siglo pasado, cuando la República de Weimar se caía a pedazos, la inflación destruía a la clase media y pauperizaba a la clase obrera, los capitales huían y en las calles de Alemania se enfrentaban los nazis con los partidos obreros. Tal fue el telón de fondo cuando se estrenó esta ópera en el Festival alemán de Música de cámara en Baden-Baden el 17 de julio de 1927. La ácida poesía de Bertolt Brecht, junto con la música inquietante de Kurt Weill, denunciaban el dolor y decadencia que causaba el capitalismo hegemónico de aquellos años.

Marcelo Lombardero comentó a La Capital que "Mahagonny": fue la primera puesta en escena que hizo en su carrera, en 1994. "Fue la razón por la cual yo me dediqué a esta profesión y dejé la de cantante. Esta obra es una cantata escénica con letras tomadas de un libro de poemas de Bertolt Brecht, fue la primera colaboración Weill-Brecht, y resultó un ensayo para su ópera posterior «Ascenso y caída de la ciudad de Mahagonny», de 1930. Me acerqué a esta obra en los años 90 porque tenía la necesidad de decir algo en un momento en que el neoliberalismo arrasaba estas tierras y me pareció interesante revisar esta puesta ahora cuando el capitalismo, como un sistema inhumano, depreda al hombre y lo sumerge en un profundo individualismo".

Lombardero también señaló que "«Mahagonny-Songspiel» no se puede clasificar como una ópera, es más bien un espectáculo; Weill y Brecht la pensaron como una cantata que se desarrolla sobre un ring de boxeo. Hay que recordar que el estreno fue un escándalo, como corresponde a una obra de carácter revolucionario. La factura musical de Weill es magnífica, engloba corales luteranos unidos con la contundencia de Stravinsky o danzas populares consideradas bajas, como el tango o los ritmos negros afroamericanos".

El músico además expresó que "también la buena noticia es el regreso de la Opera de Cámara del Teatro Colón a Rosario, que durante algunos años fue un clásico en las funciones del Mozarteum. Hacia tiempo que veníamos hablando con la gente de El Círculo para hacer algo en conjunto y con «Mahagonny-Songspiel», lo pudimos concretar".

Según señaló Marcelo Lombardero, "la Opera de Cámara ofrece producciones chicas, en las que no se muestra la grandiosidad del Teatro Colón, porque se muestra otra cosa, es decir, la calidad del Teatro Colón con interpretes muy comprometidos, excelentes cantantes y grandes actores. Venir a trabajar junto a la Asociación Cultural El Círculo es un orgullo, un grupo de gente que lucha por la cultura como un acto de resistencia a los tiempos duros que nos tocan enfrentar".


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario