Escenario

La niñera más famosa del mundo vuelve renovada a la pantalla grande

"El regreso de Mary Poppins". Medio siglo después de la inolvidable película protagonizada por Julie Andrews, Disney apuesta por esta secuela con la talentosa Emily Blunt.

Jueves 24 de Enero de 2019

Cincuenta y cinco años después de "Mary Poppins", el inolvidable clásico de Disney protagonizado por Julie Andrews, el personaje de la niñera mágica que vuela con su paraguas vuelve a la pantalla grande con "El regreso de Mary Poppins", la secuela de la película de los años sesenta que se estrena hoy en Rosario. La bella y talentosa Emily Blunt ("Sicario", "Un lugar en silencio", "La chica del tren") asume el desafío de ponerse en la piel de la famosa niñera, mientras que la dirección está a cargo de Rob Marshall, el realizador de premiados musicales como "Chicago" y "Nine". La película ha cosechado muy buenas críticas en EEUU y fue nominada a cuatro Oscar en las categorías de dirección de arte, banda sonora, canción original y diseño de vestuario.

La nueva historia se sitúa en Londres, en los años 30. Los hermanos Michael (Ben Whishaw) y Jane Banks (Emily Mortimer), los personajes a quienes conocimos como niños en "Mary Poppins", han crecido. Ahora viven juntos con los tres hijos de Michael y su ama de llaves Ellen (Julie Walters) en Cherry Tree Lane. Michael es un artista en problemas que se encuentra temporariamente trabajando en el Fidelity Fiduciary Bank, el mismo banco donde trabajaron su padre y su abuelo. Pero los tiempos son difíciles. Londres está en plena Gran Depresión: el dinero es un bien escaso, la gente está preocupada y el futuro es incierto.

Por si fuera poco, la familia está luchando por superar la reciente muerte de la esposa de Michael, y la casa comienza a deteriorarse y es un caos constante, a pesar de los esfuerzos de la bondadosa Ellen. Con los duros tiempos que corren y el peso de la pérdida de la señora Banks, los chicos se ven forzados a asumir responsabilidades adicionales en el hogar, lo cual los empuja a crecer demasiado rápido. Afortunadamente, pronto los vientos comienzan a cambiar, y la enigmática niñera, cuyas habilidades mágicas y singulares le permiten convertir una tarea rutinaria en una aventura fantástica, vuelve a entrar en la vida de la familia Banks sin haber envejecido un solo día.

Rob Marshall siempre soñó con crear un musical original para la pantalla grande. El realizador nominado a los Oscar por "Chicago" comenzó su carrera en la escena teatral de Broadway como coreógrafo y director, y es el responsable de las exitosas adaptaciones de "Chicago", "Nine" y "En el bosque" para el cine. Ahora, con "El regreso de Mary Poppins", tiene la oportunidad de rendirles tributo a los clásicos musicales de su juventud.

Mary Poppins


"«Mary Poppins» fue la primera película que vi de chico. Me abrió la mente al mundo de las películas y despertó mi amor por los musicales, la aventura y la fantasía del cine", señaló Marshall. "Pero cuando me lo propusieron, para mí fue un poquito intimidante, porque, ¿cómo continuás una película icónica como esta? Sin embargo, al mismo tiempo estaba muy emocionado con la sola idea de abordar algo así. Nunca antes había tenido la posibilidad de crear un musical original para el cine", agregó.

El realizador aseguró que "esta es, quizás, la película más personal que hice en mi vida, y tiene que ver con el profundo mensaje que implica tratar de encontrar al niño que todos llevamos dentro y mantener viva la esperanza en los momentos más sombríos. Además, me parece especialmente oportuna teniendo en cuenta el clima mundial que estamos viviendo", subrayó.

Para escribir la nueva historia, Marshall se inspiró en la esencia de los libros de P.L. Travers, la autora que en los años 30 creó a la enigmática niñera. "Una vez que leímos todos los libros, pudimos combinar los elementos de varios de ellos y subrayar el tema recurrente de Travers: que a medida que nos hacemos adultos, nos volvemos más cínicos, perdemos la ilusión y olvidamos cómo mirar la vida con ojos de niño", comentó.

"No espera nada a cambio"

La película, que mezcla acción real con animación y cuadros musicales, también cuenta con un elenco de lujo encabezado por Emily Blunt, que conectó enseguida con el espíritu de Mary Poppins. "Es el personaje más empático que he interpretado en mi vida", dijo la actriz. "No hay nada manipulador en su generosidad. No espera nada a cambio. Hace que todo sea un absoluto viaje de autodescubrimiento para cada uno y para la familia Banks. Y luego se va. Creo que es probablemente la máxima forma de empatía que existe: reconocer lo que la gente necesita y dárselo sin esperar nada a cambio", puntualizó.

Ante las inevitables comparaciones que la situarán frente al espejo de Julie Andrews, Blunt optó por "no tratar de emularla". "Decidí no ver la película original antes de empezar. Solo leí los libros (de P.L. Travers), así que fue una manera de transportarme para dar forma a un nuevo espacio y crear mi propia versión de ella", indicó. "En los libros encontré a una Mary Poppins bizarra, border, vanidosa y sobre todo muy divertida", concluyó.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});