alimentos

La mediática Vicky Xipolitakis quiso hacer un canje por alimentos

La rubia le ofreció a un comerciante publicitar el negocio en redes sociales a cambio de mercaderías, pero el dueño, que pensaba que ella necesitaba ayuda, se molestó cuando le pidió champagne.

Jueves 13 de Agosto de 2020

Unos audios de la mediática Vicky Xipolitakis pidiéndole a un comerciante que le envíe alimentos a cambio de una promoción en sus redes desató una lluvia de críticas por considerar que su situación económica no justifica la actitud.

Los audios fueron difundidos en el programa Los Angeles de la Mañana, que conduce Angel de Brito, y emite El Trece.

"Hola, ¿qué tal? Te soy sincera, estoy necesitando un par de cosas. El canje es publicidad y promoción a tu marca. Acá te escribí porque vi que tenés cosas interesantes. Si querés te paso una listita de lo que necesito. Yo vivo en Recoleta. Vos me lo mandás y apenas llega todo, yo te agradezco, te arrobo y muestro las cosas. Avisame si te interesa. Muchas Gracias", se escucha decir a Vicky en el primer mensaje, quien procuraba un trueque para obtener alimentos para ella y su hijo Salvador Uriel.

Es cierto que debido a la pandemia muchos famosos no pueden trabajar y debido a esto buscan alternativas para obtener ganancias, mientras algunos producen unipersonales o recitales a través de plataformas de streaming, otros utilizan sus cuentas de redes sociales para formular canjes con diversas marcas y así alcanzar ingresos.

Pero la situación de Xipolitakis no es crítica, es por ello que los cuestionamientos le llovieron por tratar de hacer canje por alimentos.

En el segundo audio la mediática detalla las cosas que necesita: "Queso untable, yogurt, leche, caldito para sopa, pan negro, galletitas saladas y dulces, fideitos para sopa, agua mineral baja en sodio, aceite, azúcar. Algunas cositas así, yo te tiré algo, tratemos de hacer lo mejor que podamos".

Embed

Y enseguida realiza el tercer audio: "Fijate si me podés agregar arroz, lata de atún, queso rallado, juguitos, porque me estoy olvidando de unas cositas. Vi que tenés champagnes riquísimos, me encantaría tener para un brindis. Fijate lo que podés agregar. Armate un buen combo, algo copado, yo te estoy pasando muy poquitas cosas. Algo abundante, que no quede poquito", expresa en un tercer audio.

Pero hubo un detalle no menor que terminó por frustrar el intento. Una de las panelistas del programa contó que el dueño del local que dialogaba con la Griega se sintió molesto cuando mencionó un producto. "El comerciante pensó que le iban a dar una mano porque quizás no tenía plata para darle de comer a su hijo, pero cuando ya pidió champagne se pusieron mal, lo sintieron como una tomada de pelo", narró Karina Iavícoli.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario