Escenario

La ira, motor del éxito y el fracaso, en un filme sobre la redención

Jake Gyllenhaal protagoniza "Revancha", el filme que se estrena hoy en Rosario, sobre la vida y las contradicciones de un boxeador.

Jueves 20 de Agosto de 2015

Jake Gyllenhaal tuvo una predilección por el lado oscuro en los últimos años, interpretando personajes atormentados, sociópatas y, a veces al margen, pero el actor se encontró tocando la cuerda "más adulta y más evolucionada" de su profesión en "Revancha", el filme que se estrena hoy y en el que encarna a un boxeador al límite de sus fuerzas.

En "Revancha" (Southpaw, el zurdo, en su título original) Gyllenhaal interpreta a Billy Hope, un huérfano de Nueva York que se convierte en un éxito y que va de la pobreza a la riqueza con el boxeo, en un ascenso que termina abruptamente y lo lleva de nuevo a la pobreza, al tiempo que no es capaz de cuidar a su pequeña hija después de la muerte súbita de su esposa Maureen (Rachel McAdams).

"No sé si él cree en sí mismo tanto como él finge creer en sí mismo", dijo a Reuters Gyllenhaal. "Gasta el dinero que ganó en cosas que cree que necesita y merece, y con la misma rapidez con que llegan esas cosas tienen a irse".

Dirigida por Antoine Fuqua, "Revancha" sigue a Billy mientras se desmorona mentalmente y se esfuerza por sacarse a sí mismo de una depresión severa cuando su hija adolescente (interpretado por Laurence Oona) toma distancia de él.

The Weinstein Co película también se adentra en el mundo glamoroso pero voluble del boxeo profesional. Es el círculo más grande en el que Billy se disipa rápidamente mientras su vida se derrumba, mientras su manager Jordan (50 Cent) lo impulsa a no abandonar el barco temprano cuando Billy se niega a participar en un pelea.

"Jordan es alguien que ama Billy Hope, porque es un buen tipo, ¿cómo se puede entender que no vamos a seguir adelante? El tiene que salir a luchar", definió la actitud de su personaje el rapero 50 Cent.

Para interpretar a Billy, Gyllenhaal adecuó su físico al de un boxeador, en lo que el actor llamó "el trabajo físico duro" de su carrera, y atribuyó un desafío similar a su formación mental. "Tenía que entrenar a mi cuerpo para estar en ese lugar donde tu mente te está diciendo que te vayas", dijo.

El año pasado, Gyllenhaal ganó los elogios de la crítica por su interpretación en de un despiadado y ambicioso reportero que se gana la vida corriendo detrás de las primicias policiales grabando en la escena del crimen en "Primicia mortal", en un papel para el cual -al contrario de "Revancha"- redujo su físico a su mínima expresión y para el cual adelgazó casi 10 kilos.

Durante varios meses entrenó en el gimnasio de Mayweather junto a Terry Claybon, un boxeador ya retirado que ha entrenado anteriormente a Denzel Washington y otras celebridades y quien también ha coreografiado las peleas en este filme.

"Para interpretar a un boxeador necesitás creer que existís en ese mundo y tener confianza en tus interacciones y con otros personajes, particularmente en una película como esta donde estás trabajando con boxeadores reales" dijo Gyllenhaal.

Con Billy Hope, un trabajo por el que ya se están generando rumores de premios, dijo que aprovechó tanto la compasión y el conflicto del personaje. "Billy es todo corazón", dijo Gyllenhaal. "El está comprometido profundamente y ama profundamente a su familia, pero él tiene esa rabia y esa ira que le trajo tanto éxito, pero que también termina por destruir todo el éxito que ha reunido a causa de ella".

Si bien ya tenía una carrera en ascenso, la carrera de Gyllenhaal dio un salto cuando interpretó a Jack Twist en "Secreto en la montaña", que coprotagonizó junto al desaparecido Heath Ledger y por la cual fue nominado a un premio Oscar, galardón que finalmente obtuvo su director, Ang Lee.

Una carrera en constante ascenso

Antoine Fuqua es uno de los cineastas más solicitados de su generación, quien con gran facilidad combina acción con historias profundas.
Fuqua dirigió la exitosa “El justiciero”, película que lo reunió con Denzel Washington. En la actualidad, se encuentra en pleno proceso de post producción de “The Magnificent Seven” protagonizada por Chris Pratt, Denzel Washington y Ethan Hawke, y que tuvo como punto de partida un guión de Akira Kurosawa. El drama de Fuqua, “Día de entrenamiento” le acercó a el Oscar a mejor actor a Denzel Washington y una nominación a mejor actor de Reparto a Ethan Hawke. Además, dirigió las películas “Ataque a la Casa Blanca”, protagonizada por Gerard Butler y Morgan Freeman. Entre sus trabajos anteriores se cuentan “El rey Arturo”, protagonizado por Clive Owen y el aclamado documental de blues “Lightning in a Bottle”, en la que Martin Scorsese se desempeñó como productor ejecutivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario