Escenario

La industria enfrenta nuevos desafíos

Menos espectadores a nivel global, sin créditos para 2018 y el avance del streaming, la pantalla grande está en alerta.

Domingo 31 de Diciembre de 2017

El 2017 fue un año de contrastes y sobresaltos para la industria, tanto en Argentina como en Estados Unidos y Europa, y por distintas razones. En Argentina, aunque hubo películas convocantes de casi dos millones de espectadores, la taquilla total se redujo en casi un millón con respecto al año pasado. Estados Unidos tuvo un terremoto con nombre y apellido: Harvey Wainstein, uno de los más poderosos productores de Hollywood acusado de abuso sexual. Su onda expansiva llegará hasta la entrega de los Oscar en febrero próximo. Al otro lado del océano, hubo un hecho que estremeció a la crítica, alegró al público y sorprendió a todos. Ocurrió cuando el festival de Cannes incluyó en competencia a "The Meyerowitz Stories" y "Okja", ambas producidas por Netflix, algo que recibió el apoyo del director del Festival de Venecia. El episodio sumó elementos al debate sobre la incidencia de la tecnología y la transformación de las formas de consumo de las nuevas generaciones.

El dato local sobre este fenómeno lo aporta el Instituto de Cine y Artes Audiovisuales (Incaa). Su plataforma de contenidos on line, Cine.Ar Play, alcanzó en 2017 los 800 mil usuarios, quienes realizaron más de 4,5 millones de visitas al sitio web y superaron las cuatro millones de visualizaciones. También, el Incaa este año provocó un cimbronazo en la comunidad cinéfila, de directores y actores cuando anunció que no habría créditos para la producción de 2018.

Este año se estrenaron 187 películas argentinas. Para el cine nacional, la mejor marca de la taquilla fue para "Mamá se fue de viaje", de Ariel Winograd, con más de 1,7 millones de entradas, en un año en el que hubo casi 48 millones de espectadores, aproximadamente un millón menos que el año pasado.

El bajón, sin embargo, parece afectar a grandes mercados y no sólo a Argentina. La recaudación en los cines de Estados Unidos y Canadá presentó una caída de 800 millones de dólares en el que fue el peor verano de los últimos 11 años. Y el cine español, en tanto, registró su peor taquilla desde 2013 y la más baja en cinco años.

"Mamá se fue de viaje" fue la quinta más vista. Primera quedó "Mi villano favorito 3", con 3,8 millones de espectadores, seguida por "Rápidos y furiosos" (2,7); "La Bella y la Bestia" (2), e "It" (1,9). "La Bella y la Bestia", sin embargo, fue la que más recaudó en todo el mundo con más de mil millones de dólares lo que la convirtió en la película más taquillera de 2017 y la décima de todos los tiempos.

La película de Winograd, protagonizada por Diego Peretti y Carla Peterson, logró lo impensable: dejar en segundo lugar a nombres convocantes como Adrián Suar, Guillermo Francella o Ricardo Darín. "El fútbol o yo", con Suar y dirigida por Marcos Carnevale, obtuvo 1,1 millones de espectadores y "Los que aman odian", con Francella y dirección de Alejandro Maci, alcanzó los 354 mil espectadores.

Ricardo Darín, un imán indiscutible en las salas, estuvo presente con dos películas: "Nieve negra", de Martín Hodara y con Leonardo Sbaraglia, obtuvo 695 mil espectadores, en tanto que la ambiciosa y muy bien resuelta "La cordillera", de Santiago Mitre, llegó a los 640 mil tickets.

PREMIOS. A pesar de las cifras, Darín tuvo dos reconocimientos este año: uno fue haber recibido el premio Donostia de Oro a la trayectoria en el Festival de San Sebastián, y el otro fue su elección para protagonizar "Todos lo saben", junto a Penélope Cruz, bajo las ordenes de Ashgar Farhadi. Farhadi fue el director iraní de "Una separación" con la que ganó el Oso de Oro en Berlín en 2011, y de "El viajante", que este años recibió el Oscar a mejor película en lengua no inglesa.

"Nieve negra" y "La cordillera" serán recordadas por dos razones: en la primera realizó su último trabajo Federico Luppi (ver aparte). El actor, fallecido el 20 de octubre pasado, participó además en dos filmes aún no estrenadas, "El secreto del retrato", de Janet Alvarez González, y "Necronomicón", de Marcelo Schapces.

En cuanto a "La cordillera" perdió frente a "Zama" la posibilidad de representar a Argentina en la categoría mejor película en lengua no Inglesa. Finalmente "Zama", con casi 96 mil espectadores y uno de los mejores trabajos de Lucrecia Martel, a pesar del prestigio de su directora, la nominación al Goya, la producción de Almodóvar y las expectativas que se había generado en el país antes de su estreno por tratarse de la adaptación de un clásico de la literatura argentina escrito por Antonio Di Benedetto, tampoco quedó en la terna final de Hollywood. Se exhibirá el jueves próximo, a las 20.30, en el cine Arteón (Sarmiento 778, planta alta).

"El amo es el consumidor", dijo hace poco uno de los directivos de Netflix a LaCapital. Con un presupuesto para la producción congelado hasta el año que viene; actores, en Argentina y el mundo, grabando para plataformas de internet, la reducción global de la taquilla y los cambios en los hábitos de consumo, el cine está enfrentando un nuevo escenario del que seguramente saldrá enriquecido.


Un año de despedidas

Además de Federico Luppi, este año fallecieron Pablo Cedrón ("Aballay, el hombre sin miedo"); Lito Cruz ("La revolución es un sueño eterno") y el director Fernando Birri ("Tiré dié", "Los inundados") que murió el miércoles pasado en Roma. Hollywood y Europa despidieron a Roger Moore (interpretó a James Bond en la saga de los 70 del agente 007); Jonathan Demme (director de "El silencio de los inocentes"); Jeanne Moreau ("La reina Margot", "Ascensor para el cadalso", "Jules et Jim"); John Hurt ("El hombre elefante") y George Romero ("La noche de los muertos vivos").


Rosario también hizo sus apuestas

Rosario y la ciudad de Santa Fe tuvieron dos apuestas con muy buen desempeño. El director y guionista Claudio Perrin estrenó "Umbral", una ficción que recrea la muerte de David Moreira en 2014 a manos de un grupo de personas luego de un arrebato.

Protagonizada por Claudia Schujman, Bárbara Peters, Miguel Bosco, Gustavo Guirado y Tito Gómez, la película fue premiada en los principales rubros en festivales de Argentina, Portugal, Nueva York, Inglaterra y Rumania, y fue seleccionada para participar en encuentros en Nicaragua, Hong Kong, Panamá, España, México y Rusia. Se exhibirá el martes y miércoles próximo, a las 18.30, en el cine Arteón (Sarmiento 778, planta alta).

El director y guionista santafesino Agustín Falco estrenó "Cauce", protagonizada por el actor rosarino Juan Nemirovsky, actores de la ciudad de Santa Fe y la participación de Luis Machín, Alberto Ajaka, Martín Slipak, Agustina Ferrari y Manuela Viale. El filme sigue la historia de un joven que pierde su trabajo en medio de una crisis económica y decide ocultarlo a su familia. Se verá el martes y miércoles próximo, a las 20.30, en Arteón.

"Fontanarrosa lo que se dice un ídolo" reunió a seis directores rosarinos en el filme que rinde homenaje al escritor rosarino a 10 años de su muerte. Juan Pablo Buscarini, Hugo Grosso, Héctor Molina, Gustavo Postiglione, Pablo Rodríguez Jáuregui y Néstor Zapata dirigieron la adaptación de 6 cuentos interpretados por Darío Grandinetti, Dady Brieva, Gastón Pauls y Luis Machín, entre otros.

Julia Solomonoff estrenó en 2017 "Nadie nos mira", rodada en Nueva York, donde reside la directora rosarina.

Otras apuestas locales fueron "Acha, acha, cucaracha", sobre la experiencia del grupo de arte experimental Cucaño, dirigida por Mario Piazza, y "Triple crimen", de Rubén Plataneo, que indaga sobre el asesinato de Claudio Suárez, Jeremías Trasante y Adrián Rodríguez, tres jóvenes del barrio Villa Moreno. Ambas fueron seleccionadas para participar de la edición 2017 del Bafici, el festival internacional de cine independiente que se realiza en Buenos Aires.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario