Escenario

"La industria del disco cada vez tiene más gente que no aprecia la música"

Litto Nebbia, que toca esta noche en el City Center junto a La Luz, habló de sus últimos proyectos. El músico rosarino dijo que en varias ciudades los casinos pasaron a ser el teatro del lugar.

Viernes 04 de Marzo de 2011

Litto Nebbia vuelve a tocar en su ciudad natal. Esta noche, en el casino City Center, el creador de Los Gatos actuará junto a su banda La Luz, con Gonzalo Aloras en guitarra (en reemplazo de Ariel Minimal), Federico Boaglio en bajo y Daniel Colombres en batería.

Nebbia, en charla con La Capital señaló que el grupo “viene tocando una mezcla de canciones de diversas épocas, con bastante improvisación de guitarras. Algo mucho más eléctrico que cuando toco solo por ahí con el espectáculo «A su aire»”.

—Más de un rosarino debe recordar un show de los 80 en el club Provincial, donde un pibe te volvió loco toda la noche con “¡Litto, tocate La balsa!”. Te la pidió unas 10 veces y obviamente no la tocaste...

—Si, tuve una época en que no respetaba ningún pedido, especialmente si se trataba de temas hits. Es que no quería depender de los temas que habían sido más exitosos. Quería demostrar que uno puede llegar con la música instantánea que surge ese mismo día. Me di grandes gustos y experimenté en las más disímiles direcciones. Un poco con el jazz, el tango, el folclore, música de películas y algo de bossa nova, hasta que quedé conforme en que mi estilo es sólido. Por eso puedo en un show abordar un tema con aire jazzístico, y a continuación cantar un bolerito o meterme con un tango bien climático de música ciudadana.

—¿Es un fenomeno nuevo lo que está pasando con los shows en casinos?

—Y sí, porque en muchos lugares del interior pasaron a ser como el teatro que le ofrece el espectáculo cultural a la gente. El día que tocás está la gente que asistió para jugar, pero hay siempre una inmensa cola de público que solo asiste para ver el concierto. Hay lugares como por ejemplo La Pampa o Trelew que ya me llevaron a tocar tres veces. Por otro lado, la atención para el músico es muy buena, y los elementos técnicos de sonido están optimos.

—¿Cuáles son las canciones que mantienen vigencia? O mejor, ¿qué tiene que tener una canción para seguir vigente a través de décadas?

—Hay canciones que han tenido el destino de ser grandes éxitos en su nacimiento, pero luego han quedado en la memoria afectiva de la gente, y esta misma gente se la traspasa a otra generación. Tambien ocurre que pasa el tiempo y las sigue grabando otra gente, como “La balsa”, “El rey lloró”, “Viento dile a la lluvia”, “Rosemary”, “Vals de mi hogar”, “El bohemio”, “Quién quiera oír que oiga”, “Sólo se trata de vivir” y “No importa la razón”, entre otras tantas.

—¿Cuál fue tu época más madura como cantautor?

—Cada tiempo tiene lo suyo. Soy una persona con mentalidad de multiplicidad, es decir, avanzar, ocuparme de muchas cosas simultáneamente , dentro del arte. De esa manera, siempre estoy esperando lo que está por llegar.

—El país repuntó, ¿pero qué pasa con la crisis de la industria discográfica?

—La crisis de la industria discográfica tiene su verdadero origen, dentro de la misma industria. A esto luego hay que sumarle los avances tecnológicos que han posibilitado la piratería y las copias de material. Pero para mí la verdadera crisis es que durante los últimos tiempos, la industria tiene cada vez más gente que no aprecia la música, de ahí que no haya prácticamente ideas.

—¿Qué atributos tiene que tener un músico para ser producido y editado por vos?

—Entre otras cosas, originalidad, buen gusto, entusiasmo, lealtad, y en lo posible, ser una noble persona con respecto a este último ítem, porque confieso que me han engañado muchas veces.

—¿De qué se trata “La canción del mundo”?

—Lo estoy mezclando y compaginando, es un álbum doble más un DVD que empecé el año anterior. Tiene pila de cosas musicales, muchas viñetas instrumentales que son como separadores. Todas esas viñetas instrumentales están relacionadas con rítmicas y melodías de músicas étnicas que a mí me gustan, que tienen que ver con el Mar Caspio, Rumania, Azerbaiyán y México. Lógicamente que lo que yo hago es humilde, es una aproximación a esa sonoridad. Entonces a lo mejor viene de un tema bien ciudadano, bien estilo mío y está pegado a un pasaje instrumental que dura a lo mejor 50 segundos. Y bueno, toco allí con La Luz, y muchos músicos invitados. Guadalupe Raventos, Andrés Ruiz, Ricardo Soulé, Patricio Villarejo, Pablo Agri y otros. Lo vamos a publicar en mayo.

—¿Salió el disco del Gato Barbieri?

—Sí, se grabó en febrero de 2010 en Nueva York. Es un álbum de clásico cuarteto de jazz, con Gato Barbieri en saxo tenor, Carlos Franzetti en piano, David Finck en contrabajo y Néstor Astarita en batería. Creo que es un gran disco. Produjimos este álbum con Astarita y apareció en la tanda de fin de año.

Frases

Con Silvina. “Más que loca”, el último CD de Silvina Garré, fue producido por Nebbia. “Me dio mucho amor hacerlo. Ella me llamó después de bastante tiempo de no vernos, para proponerme grabar un disco exclusivamente de canciones mías”, dijo Litto.

Patria. “Cuando un tipo me pregunta «¿qué escuchabas cuando eras chico?», le digo: «Yo escuchaba jazz, bossa, tango, música árabe». ¡Escuchaba una cantidad de cosas! Como dice Hermeto Pascoal: «la música no tiene patria, la patria tiene música»”.

Pasión. “Gracias a Dios, nada nos desalienta. El que está metido de verdad en esto, no se detiene, todo lo mueve la pasión interna, y entonces una descarga gratuita no significa nada”, aseguró el rosarino en relación a su sello discográfico Melopea y a las descargas de música a través de la web.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario