Escenario

La incontenible pasión de la movilera estrella del noticiero de Canal 5

La notera estrella y ocasional conductora del informativo de Canal 5, Gabriela Peralta, no sale a la calle sin su Blackberry. El smartphone le sirve para estar comunicada y también para satisfacer su pasión por las redes sociales. Sus amigos en Facebook y sus seguidores en Twitter lo saben y lo disfrutan, porque, en sus manos, el celular es una cámara lúcida que ilumina el detrás de las noticias.

Viernes 06 de Abril de 2012

Hay que esperar al verano, a que los conductores "titulares" de los noticieros de Canal 5 se tomen sus merecidas vacaciones, para poder verla en el piso, acompañada por su fiel escudero, Leo Farhat. Ilumina la pantalla con su sonrisa franca, su gesto distendido y, lo más impactante, su sensualidad despreocupada. Es Gabriela Peralta, la notera estrella y ocasional presentadora de noticias de Telefé.

Su habilidades para cubrir las noticias son más que conocidas, tanto como su aplomo para conducir el noticiero. Es capaz de dar cuenta, con la misma eficiencia, de un accidente fatal en la autopista Rosario-Buenos Aires como el ensayo de una comparsa en barrio Las Flores. Su ductilidad es innegable, también su buen humor a la hora de salir a la calle, donde el trabajo del reporte no suele ser fácil.

Gaby, como la llaman las que la conocen y los que no la conocen también, sabe cómo hacer fácil lo difícil. Y tiene un arma que, a fuerza de enfrentarse a las cámaras a diario, dejó de ser secreta: su alegría. Pase lo que pase no pierde la sonrisa, ni siquiera cuando la realidad es grave, dolorosa y hasta amarga. Se mantiene en sus trece hasta cuando Jorge Turina, el número uno del "noti" del 5, le taladra la cabeza por la "cucaracha".

Más allá de todo esto, que los rosarinos conocen muy bien porque siguen su carrera desde lo tiempos que en el cable compartía el piso con Armando Cabrera, presentaba noticias fierreras en "Autopasión" y con las botas bien puestas recorría el interior en "El país del litoral", tiene un pasión incontenible: el Blackberry, las imágenes tomadas por el celular y su inmediata publicación en las redes sociales.

Gracias a sus publicaciones incesantes, sus amigos en Facebook y sus seguidores en Twitter pueden asomar la nariz al detrás de las noticias y también, si se atreven a ir más allá, de la vida cotidiana de la periodista. Un vistazo rápido permite comprobar que lo que se imagina, cuando se la ve en la pantalla chica, es verdad. Siempre sonriente, rodeada de amigos y compañeros de trabajo, Gaby luce transparente.

Y es así cuando agradece que le hayan obsequiado un huevo de Pascua, cuando visita una pescadería en Semana Santa, cuando posa para los paparazzi en la fiesta de los Magazine y cuando se enfrente a las cámaras en la televisión. También, claro está, cuando chequea, con mirada atenta, las imágenes que tomó su camarógrafo para el informe que minutos después presentará "en vivo y en directo" en la tele.

Es una auténtica periodista 2.0, que sabe la importancia que tiene dejar su huella digital en la escena del crimen.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario