Escenario

La esperanza en el poder de la lectura

El título del filme se origina en un episodio fortuito y en el ingenio forzado por las privaciones de la guerra.

Domingo 10 de Febrero de 2019

Netflix no es sólo una sucesión de series. "Quien la rebusca la tiene", dijo Juan Carlos Baglietto, y tipear alguna palabra clave ligada a las preferencias personales en el buscador de la plataforma suele traer más de una sorpresa. Es el caso de la última película de Mike Newell que no pasó por los cines, con un título largo, extravagante y poco atractivo que se hubiese perdido en el mar de las posibilidades: "La sociedad literaria de Guernsey y el pastel de cáscara de papa".

La película comienza con una escena durante la Segunda Guerra Mundial en la isla de Guernsey bajo control de los nazis en la que se explica el motivo para llamar con ese mismo nombre al club de lectura local. Terminada la guerra, la acción pasa a Londres, donde una joven escritora recibe la carta de un lector. Allí le explica que decidió escribirle porque lo conmovió uno de sus primeros libros. A partir de ese punto, Newell, que firmó algunas películas memorables como "Bailar con un extraño" y "Cuatro bodas y un funeral", va y viene en el tiempo, con una fotografía y un diseño de arte atento a los detalles y con las buenas actuaciones de un elenco integrado por Lily James ("Kenneth Branagh: Romeo y Julieta"), Penelope Wilton y Jessica Brown Findlay (Downton Abbey") y Matthew Goode ("Sólo un hombre"). En el tiempo de la satisfacción inmediata, este filme, casi un cuento de hadas, destila nostalgia por un mundo que desaparecería pocos años después, de tiempos marcados por la espera, y pone en primer plano el poder transformador de la lectura.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario