Escenario

La esencia del cómic y la tecnología de punta conviven en "El Espíritu"

Llega a Rosario hoy otro eslabón de la saga de héroes de historieta que saltan a la pantalla grande. Se trata de un filme naif y violento donde se necesitó doblar esfuerzos estéticos y técnicos.

Jueves 29 de Enero de 2009

En él anidan las dualidades. El héroe y su noción del deber se confunden con el hombre y sus pasiones carnales. La ingenuidad de un cómic de los años 40 da lugar a la violencia y la sensualidad explícita. Los romances desatan tormentas de ira y venganza. Y el otrora relato naif, casi infantil, se asocia a un mundo sombrío y peligroso construido con computadoras. Y a tal punto el protagonista de este filme está atado a esa doble perspectiva que nace dos veces, una como el policía Denny Colt y otra como "El Espíritu". Con ese nombre se conocerá hoy en Rosario la saga hollywoodiana de personajes de historietas que saltaron al cine, en una obra polémica si se enhebran su historia y su resultado. Gabriel Macht, Samuel L. Jackson y Scarlett Johansson, entre otros, se pondrán en la piel de los personajes de "El espíritu".

Para darle forma a este proyecto muchas veces postergado debieron, como parece ser su estilo, se necesitó de una dupla de genios del cómic: el guionista, dibujante y cineasta Frank Miller, y el historietista Will Eisner, una referencia del mundo de las viñetas.

Frank Miller es conocido por ser el autor de cómics como "Daredevil", "Elektra", "El Regreso del Caballero Nocturno", "300" y "Sin City", versiones cinematográficas de algunas de ellas que impactaron por su dinámica y expresión estética. De la última mencionada además fue codirector junto a Robert Rodríguez y "El Espíritu" es su ópera prima como director solista. Una silla que ocupó no sin detractores una vez que el filme iluminó la pantalla. Miller se defendió diciendo que quiso hacer un producto tanto para adultos como para adolescentes y que se contuvo en algunas escenas. Pero sus enemigos lo tacharon de la lista para dirigir "Sin City 2".

En tanto, Will Eisner es un mito de la historieta sólo comparable con Stan Lee (creador de "Hombre Araña"), a tal punto que el Oscar de la industria del cómic lleva su nombre.

"El Espíritu" es una obra original de cuando tenía 20 años que llegó a los quioscos en 1940 y que se convirtió en la piedra angular de un mayor espacio para las historietas en los diarios norteamericanos. Hasta se contrapuso con su estilo sombrío (traje negro, antifaz y sombrero) a personajes entonces en su apoteosis como Superman y Batman.

Eisner había revolucionado con "El Espíritu" las estructuras narrativas del cómic echando mano a un estilo cinematográfico del policial negro y utilizando en sus dibujos perspectivas de sombras negras que, se cree, fueron extraidas de filmes como "El ciudadano Kane" de Orson Welles.

Miller y Eisner se conocieron y trabaron una amistad, no exenta de críticas y elogios de sus trabajos, que se cortó con la muerte del segundo en 2005. Miller cuenta que sus apasionadas discusiones eran sobre "el uso y el lugar de las leyendas en los cuadros". Ahora, esos intercambios podrán disfrutarse en "El Espíritu". l

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario