Escenario

"La escuela rusa es la más fuerte del mundo"

Lo afirmó Kirill Safin, una de las figuras de "Los zares del ballet", el espectáculo que se presenta hoy en el Auditorio Fundación

Viernes 16 de Marzo de 2018

Bajo el título "Los zares del ballet", algunas primeras figuras de la escuela rusa, en su mayoría solistas del tradicional teatro Mariinsky de San Petersburgo, protagonizarán una gala hoy, a las 21, en Auditorio Fundación Astengo (Mitre 754), con los segmentos más populares de las obras clásicas.

Iván Sitnikov, Kirill Safin, Sergei Kononenko y Ada Raspor serán algunos de los bailarines que presentarán clásicos del arte ruso: "El Lago de los Cisnes", "El Cascanueces", "La Bayadera", "La Muerte del Cisne", '"Don Quijote", "La Bella Durmiente" y "El Corsario", entre otros.

Se trata de un espectáculo que ensaya un equilibrio entre la misión de divulgación del ballet con la posibilidad de observar a algunos de los bailarines consagrados bajo los rigores más exigentes de la escuela rusa que, aseguran, "es la más fuerte del mundo" y la "madre" de otras expresiones del ballet.

"El espectáculo está creado de tal manera que es amado y aplaudido por todo el público. Los que conocen y los que no conocen de ballet resultan igualmente encantados. Porque hemos escogido un programa muy especializado que no tiene momentos de calma ni de aburrimiento. Está probado que los pas de deux de los principales ballets hacen que sea un espectáculo que emociona a todos, incluso los niños", dijo -en diálogo con Télam- Kirill Safin, quien fuera bailarín del Ballet Mariinsky de San Petersburgo, el Stanislavsky de Moscú, el Imperial de Rusia y el Nacional de Bulgaria.

El ballet clásico nació en Italia y se desarrolló en Francia, pero fue en el Imperio Ruso donde obtuvo su esplendor. Los zares rusos, inclinados a la opulencia, impulsaron la evolución de este arte bajo las mayores exigencias a partir de la importación -desde Francia- de los mejores coreógrafos de la época (Marius Petipa entre ellos), además de pedagogos, arquitectos, escultores y pintores para que construyeran teatros, incluidos el Bolshoi de Moscú y el Mariinsky de San Petersburgo.

En ese contexto fue que se eligió a Piotr Tchaikovsky aquellas obras que perduraron y de las que fueron tomadas los segmentos del espectáculo que se presentará en la Argentina, como "El Lago de los Cisnes", "La Bella Durmiente" y "Cascanueces".

"El ballet clásico ha perdurado en el tiempo casi sin cambios. Nuestras puestas y las coreografías son las mismas que Petipa realizó en su momento; la música tal como la soñó Tchaikovsky; por eso mismo nuestras puestas en escena tienen que ser muy exigentes", destacó Safin,

"Podemos asegurar que en todo ballet Importante a nivel mundial existen rusos que hacen parte de la compañía. Nuestra formación, nuestro lirismo y nuestro amor por el arte han posicionado a Rusia como la escuela más prominente en el área del ballet clásico", abundó.

Y concluyó con una consideración respecto a la actualidad del ballet argentino: "Es uno de los públicos más conocedores y más seguidores del ballet clásico mundial. Hay grandes estrellas vigentes y eso los coloca dentro del mapa del ballet. Esas razones hacen que para nosotros sea muy valioso volver a presentarnos en la Argentina".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario